Mundo deportivo

Penal punishment in Russia for promoters of the doping
Castigo penal en Rusia a promotores del dopaje
12 de Octubre de 2016


El escándalo del dopaje sigue más latente que nunca. Muchos son los casos que han salido después de los Olímpicos, pero en varios de ellos los deportistas han demostrado estar autorizados para consumir la sustancia prohibida.


Foto: Cortesía 

Los deportistas rusos han sido los más afectados con el tema del dopaje. Muchos de ellos fueron excluidos de los Olímpicos sin dar positivo en pruebas de doping.

Redacción/EFE


Rusia castigará penalmente a los que promuevan el dopaje después de los escándalos que le costaron la exclusión de su equipo de atletismo y de los deportistas paralímpicos en los pasados Juegos de Río de Janeiro, anunció ayer Arkadi Dvorkovich, viceprimer ministro ruso.


“Adoptaremos en breve una serie de leyes que contemplan la responsabilidad penal por la promoción del dopaje”, dijo Dvorkovich, quien también aseguró que las autoridades rusas están trabajando en los ámbitos científico, educativo y propagandístico para acabar con esa lacra en el deporte, y expresó su confianza en que el resto de países emulen su ejemplo.


Además, adelantó que se concederá una “gran independencia” a las organizaciones que combatan el dopaje con el fin de que no puedan verse influenciadas por el Gobierno.


Se refería a la agencia antidopaje rusa, Rusada, que en su momento se vio privada de licencia por encubrir el consumo de sustancias prohibidas entre los atletas rusos.


La Duma o Cámara de Diputados rusa adelantó ayer que aprobará antes de finales de año dicha ley, que estipulará penas contra entrenadores y médicos, entre otros, implicados en prácticas de dopaje.


“Hay que introducir en la consciencia popular la tolerancia cero hacia el dopaje, incluso en perjuicio de los resultados. Y castigar al que no se dé por enterado. Ellos mancillan la imagen de todo el país”, dijo Mijaíl Degtiarev, jefe del comité de Deporte y Juventud de la Duma.


El ministro de Deportes ruso, Vitali Mutkó, admitió que Rusia aún no ha sido capaz de acabar con el problema del dopaje, aunque llamó a las organizaciones internacionales a reconocer que ya se han dado pasos importantes en esa lucha.


“No somos capaces de acabar con el problema del dopaje. Muchos técnicos, lamentablemente, y los mismos deportistas están convencidos de que sin dopaje no se puede ganar”, declaró Mutkó a la agencia Tass.



Fuerte denuncia de Putin

El presidente ruso Vladímir Putin denunció ayer que “pronto” todos los récords y victorias corresponderán a deportistas con, “digamos”, afecciones crónicas y que tienen autorización para consumir sustancias prohibidas.


“Hemos sabido que decenas, cientos de deportistas con grandes resultados usan medicinas por prescripción médica que están prohibidas para otros deportistas”, dijo Putin durante un foro dedicado al deporte.


Putin propuso incluir a esa clase de deportistas en una “categoría especial”, donde se valoren sus puntos, logros y segundos marcados de forma diferente a los atletas completamente sanos.


“Hay que hacer algo, pensar en algo. Sin duda, hay que garantizar los intereses de los deportistas que necesitan tomar medicinas por motivos de salud. Pero entonces, como mínimo, hay que hacer que todo el mundo lo sepa”, dijo.


Llamó a los funcionarios de las distintas federaciones rusas a abordar este asunto con el COI y la Agencia Mundial Antidopaje, AMA, el organismo que autorizó el consumo de dichas medicinas.