Nacional

UN mission sees permanence in Colombia as viable
Misión de la ONU ve viable permanecer en Colombia
Autor: Redacción EL MUNDO
11 de Octubre de 2016


La delegación de la ONU, que continúa desplegada en el país después del plebiscito, solicitará formalmente al Consejo de Seguridad que autorice realizar la verificación del cese el fuego con las Farc.


Foto: EFE 

Jean Arnault, jefe de la Misión de la ONU en el país, pedirá más verificadores.

Más observadores internacionales y la autorización para ejercer sus labores de verificación del cese el fuego entre el Gobierno Nacional y las Farc, serán las peticiones que la Misión de las Naciones Unidas, que permanece desplegada en el país luego del resultado del plebiscito, elevará formalmente al Consejo de Seguridad de ese organismo.


Así lo anunció el general Javier Pérez Aquino, jefe de observadores de la Misión: “Vamos a pedir que se desplieguen otros observadores militares. Esta nueva etapa mantiene no solamente una separación de fuerzas sino también la seguridad a la población y asegurarse de que no haya actividades ilícitas en zonas de preagrupamiento”. 


La Misión, que hace parte del mecanismo tripartito de verificación definido en el Acuerdo firmado entre el Gobierno y las Farc, continúa a la espera de la renegociación planteada por la oposición luego de que dicho documento no obtuviera en las urnas el apoyo mayoritario de los colombianos por un estrecho margen.


Para el desarrollo de sus funciones en este panorama, el líder de la Misión en el país, Jean Arnault, prevé que será necesario replantear el esquema de las zonas y los puntos veredales donde las Farc se concentrarían para el proceso de dejación de armas si el plebiscito hubiera resultado favorable al Acuerdo.


“La Fuerza Pública se iba a redesplegar para permitir la llegada a las zonas veredales donde el mecanismo tendría presencia. Ahora estamos hablando de una separación de fuerzas en un número mayor de puntos y vamos a estar hablando de un proceso de visitas periódicas a las zonas, militares y guerrilleras, es una modalidad distinta de monitoreo, necesitamos que nos autoricen a ejercer esta verificación”, señaló Arnault.


Ambos líderes de la Misión destacaron la manera constructiva en que el pueblo colombiano ha asumido el resultado del plebiscito del pasado 2 de octubre e hizo un llamado a la comunidad internacional: “La recomendación es a los estados miembros de la ONU para que respondan con madurez a la madurez de los colombianos, que sigan con su apoyo al proceso de paz en su conjunto y que autoricen que la misión de ONU colabore con el cese el fuego que las dos partes acaban de reafirmar”, manifestó Arnault.


También se pronunció Martín Santiago Rueda, coordinador residente de la ONU en Colombia, quien señaló que “la paz significa cambios tangibles y rápidos en la vida de las comunidades más afectadas por años de conflicto, por esto apoyamos la presencia del Estado en los territorios” y concluyó que “no es el momento de abandonar a las comunidades más golpeadas por la guerra; no es el momento de abandonar a las víctimas”.



Las misiones de la ONU

En casos específicos, la ONU hace presencia en sus países miembros mediante misiones especiales para el mantenimiento de la paz, que son definidas por ese organismo supranacional como actividades que “se ejecutan en un entorno en constante evolución en los ámbitos físico, social, económico y político”.


Alrededor del mundo las misiones son ejecutadas por 87.546 soldados y observadores militares, 13.200 policías, 11.215 funcionarios civiles y 1.575 voluntarios. Los cuerpos militares no son propios de la ONU sino de los estados miembros.