Fútbol en el Mundo

Europe on double day, with great rivalries
Europa a doble jornada, con grandes rivalidades
5 de Octubre de 2016


La Eliminatoria europea tendrá dos fechas sin respiro entre mañana y el próximo martes. Destacan algunos grandes clásicos del fútbol del Viejo Continente.


Foto: EFE 

Ander Herrera (derecha) y Saúl Ñiguez representan la renovación de la Roja.

Resumen EFE


Italia ante España asoma como el gran partido de la segunda fecha de la Eliminatoria europea que comenzará mañana. Un partido que desde la primera vez que se jugó estuvo destinado a ser una rivalidad eterna. Desde hace 96 años cuando se disputó el primer duelo entre italianos y españoles, siempre han sido partidos trascendentales. 


Italia viene de vencer a España 2-0 en la Euro de Francia. El clásico será el examen para dos técnicos que se estrenan en el banquillo, Giampiero Ventura sólo lleva tres meses al frente de Italia, mientras el proyecto de Julen Lopetegui al frente de España, que intenta reinventarse luego de la era Del Bosque, cosecha hasta ahora una victoria en amistoso ante Bélgica y una goleada 8-0 ante Liechtenstein en la primera jornada eliminatoria.


Después de esta prueba de fuego, Italia visitará a la débil Macedonia, mientras España viaja a Albania para enfrentar a una de las selecciones europeas con mayor crecimiento en los últimos tiempos.


Francia, otro de los grandes, se juega gran parte de sus aspiraciones mundialistas luego del decepcionante empate ante Bielorrusia. Los Blues reciben a Bulgaria y luego tendrán que vérselas en Amsterdam ante Holanda, que tampoco es que ande muy bien, pero sigue siendo un grande. Este partido será clave para el desenlace final del grupo A.


Alemania, campeona del mundo, enfrentará a República Checa, una vieja rivalidad. Luego recibirá a Irlanda del Norte, dos encuentros difíciles en los que una victoria le supondrá a los germanos un paso importante hacia Rusia 2018.


Portugal, la nueva grande del fútbol europeo, también necesita con apremio una victoria tras la derrota en la primera fecha. Ahora cuenta nuevamente con Ronaldo, quien no pasa por su mejor momento, pero sigue siendo el capitán y figura de la selección lusa, y su técnico Fernando Santos confía plenamente en él. 


Por ahora el compromiso doble parece fácil para los lusos, pues reciben a Andorra y luego visitan a Islas Feroe.


Inglaterra, por su parte, un grande en eterna decadencia,  recibe en Wembley a Malta, antes de jugar, tres días después, a domicilio con Eslovenia. Los ingleses llegan a la jornada eliminatoria en medio del grotesco escándalo de su exseleccionador Sam Allardyce, quien no alcanzó a debutar en el banquillo tras ser despedido por un escándalo de corrupción.


También están las selecciones emergentes, las que tienen, incluso, un mejor presente que las tradicionales: Gales, con su momento soñado y un Gareth Bale como guía, visita en Viena a Austria y luego recibe en Cardiff a Georgia.


Los altivos islandeses, que a punta de voluntad, orden táctico y amor propio se hicieron un espacio en el mapa del fútbol actual, reciben a Finlandia en Reikiavik, capital islandesa y tierra de auroras boreales. Un derby nórdico que tendrá definitivamente un sabor especial.


Por último Kosovo vs Croacia, un duelo inédito con un fuerte trasfondo histórico, social y político. Kosovo se está estrenando como selección autónoma en unas Eliminatorias mundialistas.