Economía

US $ 600.000 to strengthen small and medium-sized companies in the electric sector
US$600.000 para fortalecer Mipymes del sector eléctrico
Autor: Monica Andrea Saavedra Crespo
30 de Septiembre de 2016


La inversión en el sector de Energía Eléctrica de Antioquia generará metodologías y formación técnica para los posibles proveedores de las grandes empresas de este tipo en Medellín y Antioquia.


Foto: Bladimir Venencia 

Ignacio Lacasta (Unops), Jaime Echeverri (Cámara de Comercio), María Fernanda Galeano (Alcaldía) y Claudia Sepúlveda (MinCIT).

US$600.000 fue la inversión para el proyecto “Fortalecimiento de Mipymes del Sector Energía Eléctrica de Antioquia” que fue implementado por la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (Unops). Alrededor de 120 de las 800 empresas que hacen parte del clúster de energía de Medellín y Antioquia se beneficiarán con esta iniciativa.


El proyecto se lleva a cabo en el marco del convenio de cooperación suscrito entre la Agencia de Cooperación Internacional de Corea (Koica) y el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo de Colombia (MinCIT) denominado “Desarrollo de Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Mipymes) bajo el esquema de clúster, fortalecimiento de las políticas de productividad y competitividad en Colombia” y que fue lanzado ayer en Plaza Mayor de Medellín.


En ese sentido, el objetivo es optimizar la competitividad y rendimiento de las empresas que hacen parte del encadenamiento productivo del sector eléctrico. Unops, junto con la asesoría técnica de la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (Onudi), pondrá en marcha las bases de la estrategia de desarrollo de proveedores, la cual pretende establecer relaciones a largo plazo donde las grandes empresas como Isagén, ISA, Intercolombia, EPM, HMV y las Mipymes encuentren incentivos en el desarrollo industrial para crear escenarios en los que todos sean ganadores  y se pueda promover el crecimiento del sector.


Según Bongsoon Jang, director de Koica, que es una entidad estatal de la República de Corea, “estamos financiando este proyecto y aparte de esto vamos a traer a expertos desde Corea”.


La implementación del proyecto se desarrollará en dos fases de intervención: En la primera se identificarán y evaluarán las necesidades del sector por medio de la elaboración de una línea base para identificar las demandas que tienen las grandes empresas para que las micro, pequeñas y medianas empresas sean sus proveedoras. Además, habrá una Feria de Subcontratación para seleccionar a las Mipymes que podrían servir como proveedores de las grandes empresas. En la segunda fase, Unops trabajará directamente con las Mipymes para fortalecer su capacidad, promover los enlaces entre suministro y demanda, desarrollo de bienes y servicios y procesos de producción para mejorar sus niveles de competitividad, entre otros aspectos.


Ignacio Lacasta Casal, gerente de programas de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (Unops) manifestó que “actualmente estamos construyendo la línea base para hacer la Feria de Subcontratación que se llevará a cabo en noviembre de este año y estamos dialogando con las grandes empresas para detectar sus necesidades y analizar en qué aspectos las Mipymes pueden convertirse en proveedores de estas”.


Jaime Echeverri Chavarriaga, vicepresidente de Planeación y Desarrollo de la Cámara de Comercio de Medellín y Antioquia, indicó que “realizamos la gestión alrededor en la consecución de los recursos, pero también en el acompañamiento y monitoreo de la ejecución del proyecto que se hace en cabeza del director del clúster”. La Cámara de Comercio y la Alcaldía de Medellín verificarán que se esté ejecutando el programa y buscarán mecanismos de continuidad y cobertura para la industria. Echeverri Chavarriaga, recomendó que la mejor forma de continuidad o réplica es tener una política pública industrial.


Jang concluyó que para el desarrollo de Colombia se necesitan planes de largo plazo, “debido a que el pueblo puede medir cómo se está avanzando y desarrollando los procesos para finalmente saber los resultados”. 



Crecimientos

Echeverri Chavarriaga explicó que normalmente las empresas que trabajan con proveedores tienen un primer efecto y es que aumentan su productividad, “depende de cada empresa, pero por la experiencia mejoran su productividad entre el 15% y 50% que tiene un efecto en las finanzas”.


Además, también hay otro efecto inmediato que está relacionado con la calificación del recurso humano y otro que es la apertura de nuevos clientes, “porque cuando usted le vende a EPM o a ISA es una carta de presentación a otras industrias”, señaló.