Fútbol en el Mundo

A day without ups and downs
Jornada sin sobresaltos
29 de Septiembre de 2016


La tercera jornada de la Champions se disputará el martes 18 y miércoles 19 de octubre, tras las jornadas de las eliminatorias al Mundial.


Foto: EFE 

Éder Álvarez Balanta (der.) jugó para el Basilea, que cayó 2-0 en su visita al Arsenal.

EFE


En una jornada de la Liga de Campeones que comenzó plena de sorpresas, Barcelona y  París Saint Germain se vieron obligados a remontar resultados adversos, el City empató en Glasgow (3-3) y Atlético y Nápoli lograron sendas victorias ante Bayern (1-0) y Benfica (4-2) que les acercan a octavos de final.


Sin Messi, y con Paco Alcácer en el equipo inicial, Barcelona sufrió en Monchengladbach, donde el meta Ter Stegen, de vuelta al club que le formó, recibió el cariño de la grada. Ahí acabó la cortesía, porque Borussia fue mejor que el equipo de Luis Enrique en la primera mitad y se adelantó con un tanto de Thorgan Hazard. Reaccionó el conjunto azulgrana tras el descanso y un tanto de Arda Turan, y otro de Gerard Piqué, le devuelven el favoritismo del grupo.


Más sorprendente aún fue el desarrollo del encuentro en Glasgow, donde Manchester City se vio obligado a equilibrar en tres ocasiones un marcador adverso. Celtic, goleado por el Barça en la primera jornada (7-0), ofreció una inesperada resistencia al arrollador City, de Guardiola.


En Madrid, en lo que se suponía la revancha de la semifinal de la pasada edición, Bayern Múnich volvió a caer en el Calderón. Dio igual que, en esta ocasión, estuviese Carlo Ancelotti en el banquillo rival, y que incluso volviese a fallar un penalti. Simeone halló otra vez la fórmula para superar al gigante bávaro, al que entregó el balón en muchas fases del partido y que cayó en el Manzanares, por un tanto del belga Yannick Carrasco.


El Atlético ve aclarado su camino a octavos, ayudado por el empate que firmaron Rostov y  PSV (2-2), en el otro partido del grupo. En la visita jugó todo el partido el antioqueño Santiago Arias.


Arsenal, con David Ospina los 90 minutos, venció en su reducto del Emirates 2-0 al suizo Basilea, que tuvo en cancha a Éder Álvarez Balanta.


“Jugar en el Emirates es un sueño cumplido. Tengo que confesar que mi padre ha sido, desde chico, seguidor del Arsenal. Los fines de semana veíamos siempre los partidos. Hoy (ayer) traté de disfrutar al máximo y tengo que agradecerle a Dios por darme este privilegio”, declaró el defensor bogotano, quien arribó en la presente temporada al conjunto suizo.