Economía

Keep track of your pension account
Hágale seguimiento a su cuenta pensional
Autor: Monica Andrea Saavedra Crespo
26 de Septiembre de 2016


El aporte a pensiones no debe ser visto como un impuesto sino un dinero recolectado que traerá bienestar en unos años cuando se llegue a ser adulto mayor. Este es un ahorro que se hace independiente de cuál sistema de pensión se tenga.


Foto: Cortesía 

Es importante asesorarse sobre los sistemas pensionales para que determine cuál le beneficia más.

En todos los países para que haya seguridad social, desde sus lugares de trabajo los empleados se afilian a un sistema de pensión; la compañía hace la cofinanciación o el pago del aporte (una parte le corresponde al empleador y otra al empleado) que en el caso colombiano es una contribución del 16%. El trabajador aporta el 4% y el empleador el otro 12% restante.


Actualmente en Colombia la edad para la pensión de las mujeres está estipulada sobre los 57 años y en los hombres en los 62, sin embargo, se están planteando unas propuestas para aumentar la edad para pensionarse, generando mayor número de semanas de cotización y posiblemente mayores aportes. Si llegara a resultar la reforma los ciudadanos se pensionarían a los 65 años sin importar si se es hombre o mujer.


En ese sentido, Carlos Arturo Cañas Builes, presidente de la Federación Mixta de Pensionados de Antioquia y vicepresidente de la Confederación de Pensionados de Colombia (CPC) expuso que “todos se tienen que sentar a consensuar una reforma pensional que permita que los colombianos de las generaciones nuevas dentro de 50 años se puedan pensionar”. 


Por lo tanto, Raúl Cardona Montoya, economista y jefe de pregrado de Finanzas de la Escuela de Economía y Finanzas de Eafit dijo que es muy importante hacer un llamado a que todas las personas se concienticen en el tema del retiro y de lograr obtener una tranquilidad financiera en el futuro lejano, “por eso no debemos caer en el error de pensar que cada vez va a ser más difícil obtener la pensión y no hacer nada, al contrario debemos ser muy activos”.


Asimismo, agregó Cardona Montoya que los empleados deben estar muy pendientes de que siempre les estén haciendo la correspondiente contribución de su pensión y de igual forma chequear su historia laboral.


Sistema pensional en Colombia


En Colombia el sistema pensional está dividido en dos: el público que anteriormente era el Seguro Social y el cual lo administra el Estado a través de Colpensiones que en este caso se denomina Régimen de Prima Media (RPM) , “es un gran saco donde van llegando los aportes y cada uno al momento de su retiro va a empezar a usar dinero de allí”, sostuvo Cardona Montoya.


Al recibir la pensión será un equivalente a un promedio de los últimos diez años de sueldo, incluso tiene un tope que puede ser hasta del 80%.


El segundo tipo es el Régimen de Ahorro Individual (RAI) que lo manejan los fondos privados de pensiones, “donde cada persona es un cliente, ya que a cada uno le dicen este es su dinero y lo que aporta al mes y además se puede estar permanentemente revisando dicho saldo”, sostuvo el experto financiero.


Por ejemplo, en el privado si usted acumuló $300’000.000, piense entonces cuánto le alcanzará para extraer de allí durante los próximos 25 años. De esa cantidad cada mes le van a dar una parte que se denomina un retiro programado.


Y finalmente, el otro tipo adicional es el del trabajador independiente al cual le corresponde aportar el 16%. “Un error que comenten muchos independientes es que hacen aportes como si ganaran siempre el salario mínimo, entonces eso será lo que recibirán más adelante”, aseguró Cardona Montoya.


En Colombia cada cinco años una persona puede cambiarse de régimen pensional, aunque si le faltan diez años para pensionarse sería su último cambio. 



Ahorro, importante a cualquier edad

Cardona Montoya comentó que normalmente aconsejan que una persona debe ahorrar el 10% de sus ingresos, sin embargo, “se está cuestionando que el 10% no es suficiente, según un estudio que hizo el Fondo Nacional de Ahorro, con personas que ahorran adicional a su pensión, es decir, lo que llamamos la pensión voluntaria están haciéndolo en un 24%”. 


Por lo tanto, se recomienda tener ingresos sobre determinadas épocas en las que ya no se quiera trabajar o no se logre concretar un empleo hasta que se empiece a recibir la pensión obligatoria.  También es importante pensar que algunas personas no podrán trabajar después de los 50 o 55 años porque el mercado laboralmente no lo recibe, entonces es esencial lograr “un ahorro de largo plazo que nos va a ayudar el día de mañana”, concretó Cardona Montoya. En conclusión todas las personas deberían hacer ahorros voluntarios que pueden empezar con un 5% de la nómina para que en unos años probablemente aumenten a un 10% o 15%.