Política

There are Liberals who are hostile with their own party
Hay liberales hostiles a su propio partido
Autor: José Ignacio Mejía / Nacho
24 de Septiembre de 2016


El secretario general de esa colectividad respondió las críticas que ha formulado desde Antioquia el joven político liberal Andrés Mesa.



El secretario general del Partido Liberal,  Héctor Olimpo Espinosa, fue claro en que será el Tribunal de Garantías el que debe aclarar las dudas en torno a varios asuntos internos de esta colectividad.

Aprovechando su presencia esta semana en Medellín, trabajando por el sí en el plebiscito, el secretario general del Partido Liberal, Héctor Olimpo Espinosa, visitó las instalaciones de EL MUNDO para exponer sus argumentos sobre las tormentas judiciales que enfrenta esta colectividad.


Y fue categórico en afirmar que “no puede aceptar que haya liberales haciéndole daño a su propio partido” o que sean hostiles a la misma colectividad.


En ese sentido los calificó como unos liberales que tienen confundidos sus sentimientos y los urgió para que los aclaren.


Aseguró que el Partido Liberal no está en peligro de desaparecer o de perder su personería jurídica, al tiempo que informó que el Congreso Liberal, hoy suspendido y no cancelado, se reiniciará en marzo del próximo año, pues están cumpliendo con el fallo judicial del Consejo de Estado.


Y en adelante será el reintegrado Tribunal de Garantías el que resolverá varios líos internos en este partido.


En Antioquia hay personas, como el joven político  Andrés Mesa, que sostienen y lo prueban que el Partido Liberal no ha cumplido el fallo judicial en su contra, que no han reintegrado a los dirigentes que fueron destituidos, que está en serios líos con la justicia hasta el punto que estaría en peligro la personería jurídica. Defiéndase.


Es un proceso judicial contra el Partido Liberal en el que nadie al final tenía la razón y todos teníamos un poco de razón.


El Tribunal de Cundinamarca, que es el encargado de hacer el seguimiento al cumplimiento de la sentencia del Consejo de Estado contra el Partido, no le dio la razón ni a los unos ni a los otros, y acogió algunos de los argumentos de ambos lados.


El Consejo de Estado lo que dice es que vuelvan las instituciones mas no las personas y la posición de los demandantes es que tenían que volver a sus cargos todas las instituciones y todas las personas, los directorios, la DNL de aquella época.


¿Qué ha dicho el Tribunal de Cundinamarca?, que ni lo uno ni lo otro. Las acciones populares buscan restablecer derechos, pero no se les puede restablecer derechos a las personas a las que no se les ha violado.


Tienen que volver todas las instituciones y tienen que volver las personas a las que se les suprimieron los cargos, que fueron el Tribunal de Garantías de aquel momento y los secretarios de participación.


Entonces, no tenemos nosotros la razón en un cien por ciento pero tampoco los demandantes. Y podríamos decir que ese tribunal se fue por el camino del medio y dijo que sí tenían que volver todas las instituciones pero no todas las personas, sino a las que se les vulneraron sus derechos. 


¿A quiénes reintegraron ustedes?


Al Tribunal de Garantías y a los secretarios de participación de las etnias y al de las organizaciones campesinas.


En el caso de los pensionados y sindicatos la persona que está actualmente en el partido es la misma que estaba en el 2011, que es Víctor Pardo.


En el caso de las mujeres, tenía derecho a regresar a su cargo Ivonne González, hoy en día trabajando en el Gobierno Nacional y manifestó que no estaba interesada en retornar.


Y en el caso de los jóvenes hemos tenido una dificultad. Hay uno que se llama Andrés Mesa…


Yo lo conozco y es la persona que aquí en Antioquia es la que ha expresado que ustedes no le han cumplido con su reingreso a la Secretaría Nacional de Juventudes.


Sí, es muy inquieto, muy luchador, es mi amigo y yo lo conozco desde que estábamos en las juventudes del partido, es una persona por la que tengo afecto y él sabe que yo tengo unos deberes institucionales.


¿Cuál es el embeleco con el tema de los jóvenes liberales?


El Tribunal de Cundinamarca en el auto que expidió dijo que quienes deben entran a ocupar la Secretaría de Juventudes son los señores Jorge Navarro y Andrés Mesa, eso no lo digo yo, pues así está inscrito en el auto.


Por qué, porque en aquel momento fue elegido Jorge Navarro en el Congreso Nacional de Jóvenes, pero  Andrés Mesa interpuso una demanda al considerar que Navarro tenía problemas con los requisitos de la edad y fallaron a favor de las pretensiones de Mesa. Eso armó un conflicto entre los jóvenes. Para solucionarlo Rafael Pardo logró un acuerdo entre ambos para que los dos asumieran el cargo.


El Tribunal de Cundinamarca acogió esa tesis y la dejó impresa.


Pero en segundo lugar hay una tesis de otros jóvenes del partido que sostienen que no se debe restablecer a ningún joven de aquel momento porque la Secretaría de Juventudes no se suprimió y de hecho Andrés Mesa y Jorge Navarro la ocuparon hasta diciembre del 2011, pues cuando se llevó a cabo la supresión de los cargos, en octubre de ese año, ellos continuaron en esa posición. Los hombres y las mujeres fueron los únicos que siguieron en sus puestos, por lo tanto, sostiene ese grupo de jóvenes, no tiene por qué restablecer un derecho que no fue vulnerado.


¿Usted ha hablado con Andrés Mesa sobre este caso?


Yo hablé con él vía telefónica y le dije que no quería quedar en la mitad de todos. Y le dije que como hay una duda en el caso de los jóvenes, pues que se restablezca el Tribunal de Garantías del partido y que sea la instancia que interprete esto y nos ayude a resolver la situación.


Yo hago lo que diga el Tribunal de Garantías.


¿Ya reintegraron al Tribunal de Garantías y ya está trabajando?


Quedó de reunirse por primera vez ayer o antier y espero reunirme con ellos para llevarles todas estas inquietudes. Yo llegué a un acuerdo con todas las personas que se reintegraron a los cuadros del partido y les dije que no me quiero desgastar más en esto, yo recibí este problema en el que no participé en su creación y que en adelante todas las cosas en que estemos en desacuerdo o haya dudas en su interpretación se lo traslademos al Tribunal de Garantías y lo que digan ellos eso lo haremos.


No me la voy a pasar en unas discusiones eternas sobre las que no nos vamos a poner de acuerdo.


Entonces, en el caso de Andrés Mesa y de otras situaciones que generan dudas se hará lo que diga el Tribunal de Garantías.


Lo de Andrés Mesa no es que no se haya querido hacer, está aplazado a expensas de una decisión del tribunal.


Andrés ha dicho cosas importantes, ha luchado mucho, pero también ha sido impreciso en otras.


¿En qué no ha sido preciso?


Lo que yo no creo en ningún momento es que uno pueda confundir los sentimientos. Hay gente que no tiene sus sentimientos claros en estos temas y se confunde.


Yo puedo querer que no siga la DNL, yo puedo querer que me reintegren al partido, yo puedo querer que haya una retaliación en contra de las autoridades que estaban en el 2011 al frente de la colectividad y que produjeron los actos que fueron demandados, pero lo que yo no puedo querer y desear es que el partido se quede sin concejales, sin diputados, sin alcaldes, sin gobernadores porque lo que estoy haciendo es un acto de hostilidad en contra del propio partido.


Cuando yo confundo un problema personal mío y busco hacerle daño al partido, eso es otra cosa.


Por los lados de Antioquia hasta se habla de una demanda contra toda la lista a la Asamblea Departamental que se inscribió para las elecciones del año pasado.


Cuando yo oigo a unos demandantes o a los señores que pretenden su reintegración al partido haciendo  fuerza para que las credenciales liberales se caigan y apoyan los intereses de otros partidos, como Opción Ciudadana en Sucre, yo digo que esto no puede ser y en este caso esas personas no tienen claro sus sentimientos frente al Partido Liberal.


Si yo termino aliado y haciéndole fuerza a los argumentos de los que quieren hacerle daño a mi colectividad, entonces yo no soy del partido, yo lo que quiero es hacerle daño al partido.


Pero ¿sí es posible a estas alturas demandar las listas del Partido de los comicios del 2015?


El mismo demandante de las nulidades electorales contra el Partido, fue claro en decir que ya la oportunidad procesal pasó, son 30 días después de la declaratoria de elección.


Uno puede hacer una demanda, pero son llamadas a no prosperar porque la oportunidad procesal se venció.


Hay algunas dificultades en muy pocos casos, como el de Sucre con concejales de Sincelejo y diputados de este departamento, y algunos otros casos aislados en el país. Pero el resto de curules están a salvo.


Y ojo que se ha pretendido decir cosas que no son ciertas, están faltando a la verdad y están abusando de la buena fe, inclusive del periodismo cuando hace recepción de las versiones.


¿Qué quiere decir?


La demanda que se interpuso en el caso de la acción de nulidad de la concejal del municipio de Sincelejo, alega que la DNL y la Secretaría General del Partido no eran aptas para entregar avales. Alegan que entregamos los avales con unos estatutos que no eran, alegan todo lo que han alegado siempre los demandantes.


Pero el Consejo de Estado dijo no señor. Está claro que las que estaban en capacidad de entregar los avales eran la DNL y la Secretaría General, está claro que los estatutos del 2011 estaban vigentes al momento de la entrega de los avales, todo ese tema no lo vamos a discutir y terminan fallando en contra no por esos argumentos, sino porque dicen que la Secretaría General no podía hacer delegación de la delegación, que era que la DNL me había delegado a mí como secretario general y yo a su vez había delegado en el comité de acción liberal.


La decisión del Consejo de Estado en el caso de Sucre es por esa razón, por ese argumento y no es por lo otro y han intentado confundir metiendo una cosa por la otra que no tiene nada que ver.


La demanda de nulidad electoral en el Consejo de Estado en contra de los concejales de Sincelejo no tiene nada que ver con los argumentos que plantean los demandantes, en el sentido de que el partido no podía entregar avales, que la DNL era ilegítima, que los estatutos no eran.


El Consejo de Estado fue muy claro en eso y dijo que a esos señores no les asiste la razón. La DNL sí era competente, los estatutos sí eran los que eran y el secretario también era competente.


El problema es que el secretario delegó lo que ya le habían delegado y esa es una tesis controvertirle y estamos desarrollando una estrategia jurídica para controvertirla y ojalá logremos sacar bien el tema de la concejal de Sincelejo y otros temas que están pendientes.



No está en peligro

Para sintetizar, ¿cuál es hoy el panorama judicial del Partido Liberal?


El Congreso del partido está suspendido más no cancelado y tenemos que volver a hacerlo a más tardar el 6 de marzo del 2017.


Cuando hablo de hacerlo quiero decir reiniciar lo que se suspendió por orden judicial en las mismas condiciones en que veníamos para continuar la discusión. Eso lo determinó el Tribunal de Cundinamarca.


¿Están cumpliendo el fallo judicial contra el Partido Liberal?


Estamos cumpliendo, vamos a reiniciar el Congreso Liberal para ajustar los estatutos y elegir autoridades del partido.


¿Está en peligro el Partido Liberal de desaparecer o de perder su personería jurídica?


No está en peligro porque nosotros hemos cumplido  con todo lo que dice la ley respecto a la convocatoria del órgano máximo del partido que es su Congreso Nacional.