Economía

No deje que las deudas lo atrapen
Autor: Monica Andrea Saavedra Crespo
19 de Septiembre de 2016


Expertos financieros recomiendan elaborar una lista de prioridades, hacer un presupuesto y contar con ahorros para las épocas de crisis económicas, y así poder saldar las deudas y evitar el sobreendeudamiento.


Foto: Cortesía 

Actualmente la tasa de interés del Banco de la República está en 7,75%.

Para el manejo de las deudas es necesario organizar una lista de prioridades como alimentación, transporte, vestuario y salud, entre otros aspectos; tener presente  también los ingresos, determinar los gastos, calcular las diferencias y llevar un registro diariamente.


Según Raúl Cardona Montoya, economista y jefe de pregrado de Finanzas de la Escuela de Economía y Finanzas de Eafit, manifestó que el crédito no soluciona un problema de gastos, el tema es ver cómo se ajustan estos. Por lo tanto, es necesario definir cuáles son los gastos imprescindibles, necesarios y diferenciar cuáles se está en capacidad de pagar.


Cardona Montoya explicó que en Colombia un poco menos de la mitad de los trabajadores colombianos tienen un salario mínimo, entonces el endeudarse no debe sobrepasar el 30% de los ingresos (70% se destina para las prioridades). 


Recomendaciones


Se recomienda que las personas elaboren una tabla de las cuentas y señalen: ¿Cuántas deudas tienen?, ¿cuáles son sus precios?, ¿cuál es el valor de la cuota? y en ¿cuántas cuotas debe pagar?


Esto con el objetivo de que al hacer la tabla, le va a permitir conocer su capacidad real de endeudamiento, a su vez poder comparar los compromisos de deudas mes a mes. Además, saber cuánto es la cuota de la tarjeta crédito, del crédito de vivienda, entre otros. Entonces, al sumar todos esos valores se podrá comparar contra el 30% que se ingresa. Al aplicar esos consejos podrá conocer cuál es su verdadera situación financiera y qué porcentaje de sus ingresos están comprometidos en este momento.


En dado caso de que esas cuentas presenten un desequilibrio y se pasen del 30% al acumular deudas pequeñas, tiene las opciones de ir al banco o al fondo de préstamos de la empresa y saldarlas. Esto con el fin de “disminuir tantos créditos que a la vez son de distintas fechas y cuotas de pago que se vuelven muy difíciles de manejar y toca en ese caso contratar un contador”, sostuvo Cardona Montoya.


En ese sentido, el experto financiero aconseja que si se va a tener deudas, que sea solamente una y a más largo plazo para que tenga una menor tasa de interés y así una reestructuración financiera.


Cuando se está sobreendeudado, Alejandro Vera Sandoval, vicepresidente de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif) aconsejó que lo primero que tiene que hacer es una renegociación, es decir, que le cambien los plazos de pago aunque “todo eso parte de una buena planeación financiera que le permite presupuestar adecuadamente sus ingresos y sus gastos”.


Cardona Montoya expuso que cuando la situación financiera llega a un punto en donde ya no hay nada que hacer, la población puede recurrir a mecanismos legales, específicamente a la Ley 1.564 del 2012. “Esta normativa es de insolvencia para las personas naturales y le permite a los individuos renegociar sus deudas, hacer  acuerdos con los acreedores que puedan liquidar su patrimonio y organizar los activos (vender un lote, una casa, un carro, un CDT, un apartamento, entre otros)”, concluyó. 



¿Cómo calcular la capacidad de endeudamiento?

Según el portal Finanzas Personales, para calcular la capacidad de endeudamiento se debe conocer el total del salario e ingresos. En este caso Gustavo recibe $1’500.000 mensuales y la capacidad de endeudamiento es hasta un máximo del 30% de sus ingresos lo cual corresponde a $450.000 (la operación matemática es $1’500.000 x 30%).


De los ingresos se restan los gastos fijos: $1’500.000-$900.000=$600.000. Le quedan $600.000 disponibles para otros gastos de los cuales puede disponer del 30% como valor máximo para endeudamiento, que corresponden a $450.000, de la misma forma a Gustavo le quedan disponibles otros $150.000 para ahorro u otros gastos diferentes no contemplados.