Mundo deportivo

Nairo reconquered Spain
Nairo reconquista España
Autor: Merllyn Álvarez Hincapie
12 de Septiembre de 2016


Este 2016 es el primer año en que Colombia está presente en el podio de las tres grandes carreras en una misma temporada, lo que ratifica que el ciclismo cafetero pasa por un muy buen momento y no deja de ser potencia mundial.



De izquierda a derecha los tres mejores corredores de la Vuelta 2016: Chris Froome, segundo; Nairo Quintana, campeón; y Esteban Chaves, tercero.

Una gran fiesta colombiana fue lo que se vivió ayer en Madrid y en diferentes partes del mundo. En cada rincón del planeta donde habita un cafetero se vibró y se gozó de la misma forma que se hizo en todo Colombia y en la capital española con la histórica gesta lograda por el ciclista boyacense Nairo Quintana, quien acompañado en el podio por el bogotano Esteban Chaves, logró hacer sonar las notas del himno nacional de la República de Colombia al coronarse campeón de la Vuelta a España 2016.


Nairo Quintana se convirtió en el ciclista más laureado del país en la ruta internacional.


Nairo, caracterizado por su temperamento frío, simple y de pocas sonrisas, típico de los boyacenses, vio realizado ayer el sueño que inició hace 24 días en el Termal Balneario de Laias en la primera fracción de esta carrera, a la que llegó creando muchas expectativas después de haber terminado en la tercera posición del Tour de Francia, en el que tuvo que luchar contra una alergia que no le permitió estar en óptimas condiciones para ganarle el mano a mano al británico Christopher Froome, quien se ha convertido en su más grande rival, con quien ha librado las últimas grandes batallas y a quien sí logró derrotar en esta nueva confrontación que tuvieron en la ronda ibérica.


Toda una fiesta


La última fracción de esta carrera, a la que tradicionalmente se le llama “paseo de la victoria”, que se disputó entre Las Rozas y Madrid sobre 104,8 kilómetros, fue ganada por el danés Magnus Cort Nielsen (Orica) y en la que el caldense Jonathan Restrepo fue octavo, resultó ser todo un festín para los corredores cafeteros.


En un marco de alegría y celebración, el pelotón rodó a un ritmo tranquilo, mientras el campeón Quintana, vestido de rojo de pies a cabeza, sonrió y charló con los demás corredores del lote. 


Al ritmo del pelotón, Nairo se tomó una copa de champaña con sus compañeros de equipo y con Froome y Chaves, los otros dos integrantes del podio. Además, el líder del Movistar compartió con Darwin Atapuma y Jonathan Restrepo, los otros colombianos que aún quedaban en competencia, con quienes posó para la foto del recuerdo de un día lleno de alegría y gloria para el ciclismo colombiano.


Una imagen que quedó grabada en la historia, así como la de los miles de aficionados colombianos que desde cualquier parte del recorrido se acercaron en cada jornada a dar sus gritos de aliento a los ídolos del ciclismo del país y que ayer colmaron con banderas y camisetas de Colombia las calles madrileñas y la Plaza de Cibeles, en donde presenciaron de cerca la entrega del trofeo de campeón al nacido en Cómbita, Boyacá, con quien escucharon el himno nacional de Colombia mientras las dos banderas que ondeaban  en el podio iban subiendo hasta lo más alto de sus astas.


Al mismo tiempo, en la localidad de San Rafael en el municipio de Cómbita más de mil personas acompañaron a Luis Quintana y Elisa Rojas, los padres de Nairo, a festejar con la gesta de su hijo, quien se ha convertido en un gran ejemplo para los ciclistas y para los niños y jóvenes que día a día buscan cumplir sus sueños.


Esteban Chaves sumó su segundo podio en 2016 y sigue demostrando que quiere marcar su nombre en las grandes carreras del calendario internacional.


Un año lleno de glorias


Con el de ayer, Nairo Quintana ajustó su segundo título en una de las tres grandes carreras del ciclismo internacional tras el logrado en el Giro de Italia en 2014, el cuarto de esta temporada y el segundo para la historia de Colombia en la carrera más importante del ciclismo español, después de 29 años de haberlo hecho el gran Lucho Herrera, quien consiguió este mismo galardón en el año 1987.


El boyacense inició su cosecha de éxitos en esta temporada 2016 con el tercer lugar que obtuvo en su debut en este año en el Tour de San Luis. Después, consiguió su primer título del año en el mes de marzo en la Vuelta a Cataluña, donde derrotó al español Alberto Contador.


En el mes de abril fue tercero en la Vuelta al País Vasco, detrás del también colombiano Sergio Luis Henao y en mayo fue campeón del Tour de Romandía, además de haberse quedado con el triunfo de una etapa.


El título de la carrera francesa Ruta del Sur también fue para el colombiano, en la que igualmente se llevó una fracción. Luego ocupó el tercer lugar del Tour de Francia y sumó este triunfo en España, con el que ratifica la gran temporada que ha tenido hasta el día de hoy y lo bien que le ha ido en las competencias en las que ha participado en este país.


A su vez, Nairo se convirtió en el ciclista colombiano que más días ha portado la camiseta de líder en esta ronda ibérica. En el año 2014 la lució sólo un día, pues lastimosamente tuvo que retirarse por una aparatosa caída. Pero en este 2016, en donde tuvo su revancha, estuvo vestido de rojo durante trece días, doce de ellos consecutivos. 


Además ganó la décima fracción en Lagos de Covadonga y fue segundo en la undécima jornada que tuvo llegada en Peña Cabarga, se quedó también con la camiseta de la combinada y se ubicó quinto en la clasificación general de la montaña con 27 puntos.


Un sueño hecho realidad


Estar en lo más alto del podio de una de las grandes carreras es un sueño para cualquier ciclista y Nairo ya lo había soñado, por eso después de la ceremonia de premiación aseguró que este momento que vive es “espectacular, especial. Es un sueño hecho realidad. Había luchado mucho por conseguirlo y lo he logrado”.


Para él, esta victoria es la “más importante, por el escenario en el que la conseguí, por los actores, por los rivales a los que enfrenté. Fue una Vuelta muy bonita y la luchamos mucho”.


Además, aseguró que el Tour “es un sueño que sigue en la cabeza” que espera lograr alguna vez y que seguirá “buscando hasta que lo consiga”.



Destacada actuación cafetera

A la gran gesta lograda por Nairo Quintana en la Vuelta a España 2016 hay que sumarle la destacada actuación que tuvieron los demás ciclistas colombianos que estuvieron presentes en la carrera.


Sin lugar a dudas, Esteban Chaves fue uno de los grandes protagonistas en la disputa por el título. El bogotano estuvo en la pelea por el podio durante varios días, demostrando que es una carta fuerte para su equipo Orica y que está para afrontar un mano a mano con cualquiera de los grandes “gallos” del pelotón internacional, como lo hizo esta vez con Alberto Contador. Además, ratificó que puede apuntar en algún momento a quedarse con el título de una de las grandes carreras del calendario internacional.


El nariñense Darwin Atapuma fue una de las revelaciones de los Escarabajos gracias a su estupenda actuación en los primeros días de la carrera. El Puma ocupó el segundo puesto en dos etapas y fue portador de la camiseta roja de líder durante cuatro días consecutivos, además terminó subiendo al podio con su equipo BMC, que al final reclamó el título como la mejor escuadra de la Vuelta.


El nacido en Pácora, Caldas, Jonathan Restrepo fue el debutante de Colombia en esta carrera y se destacó al integrar las fugas de dos fracciones y en otras etapas, como en la de ayer, terminó dentro del Top-Ten.


Miguel Ángel López fue el otro colombiano que inició la carrera, pero tuvo que retirarse tras haber sufrido una aparatosa caída en la cuarta etapa.