Mundo deportivo

Egypt beat Cuba in the start of the Futsal World cup
La fuerza egipcia doblegó la voluntad cubana
Autor: Juan Felipe Zuleta Valencia
11 de Septiembre de 2016


En el inicio del Mundial de Fútsal, Egipto goleó 7-1 a Cuba en el coliseo Iván de Bedout.Mañana, en el mismo escenario, debuta la favorita España.


Foto: Bladimir Venencia 

Séptimo y último gol de los egipcios que causó la sustitución del portero cubano.

La ovación y las muestras de apoyo fueron para ambos desde el principio, aunque por cercanías geográficas, el público en el Iván de Bedout le ofreció una empatía extra a los cubanos. Además, Medellín siempre ha tenido debilidad por todo lo que proviene de las Antillas. 


Pero Egipto fue implacable y su lenguaje expresado en la cancha no dio espacio a malentendidos; cuando el balón llevaba dos minutos rodando los africanos abrieron el marcador por intermedio de Elashwal. La gente no le ahorró un solo aplauso. Con ese tanto se inauguró la fiesta del gol en el torneo. 


Luego del tanto, el quinteto egipcio se reunió a un costado de la cancha para inclinar sus cuerpos en un tradicional gesto de gratitud propia de los musulmanes. En la tribuna, un niño que presenciaba el juego con su abuelo lo indagó acerca de ese gesto, su abuelo le explicó en detalle la naturaleza del ritual de los egipcios y el niño, satisfecho con la explicación, decidió aplaudir alegre cada vez que los jugadores africanos inclinaban sus cuerpos luego de anotar un gol.


Es lo bueno que tiene el intercambio cuando se recibe sin prevenciones: siempre se aprende. 


Tal como aprendieron los cubanos, que pese a estar jugando su quinto Mundial, seguro se llevaron hoy nuevas lecciones que les servirá en su continuo crecimiento en el fútsal. 


Los egipcios fueron infinitamente superiores en técnica, estrategia y fuerza. Sobre todo en esta última, que los Faraones impusieron con autoridad y lealtad, desprovista de cualquier acción violenta.


Cuando comenzó el segundo tiempo lo único que querían los asistentes en el Coliseo era celebrar un gol de los cubanos que estaban completamente desterrados de la cancha. 


La figura de Mostafa Eid comenzó a agrandarse y en dos minutos completó su triplete exponiendo al arquero cubano que no soportó la presión y tuvo que terminar el partido desde el banco al ser sustituido.


Los gritos de la gente llegaron con el descuento de Alejandro Marrero  que matizó la goleada.


Al final, el público ofrendó una ovación como reconocimiento a los dos equipos. 


Medellín tuvo el honor de abrir la fiesta de la inspiración.



Cruce de fuego

Rusia y Tailandia se enfrascaron en una verdadera batalla de habilidad y goles y pusieron a vibrar el Iván de Bedout en el juego de cierre de la jornada inaugural en Medellín.


El partido fue frenético y desde el primer minuto los dos equipos decidieron volcarse al ataque; antes , a los diez minutos hubo casi 30 disparos entre ambos arcos, un minuto después cayó el primer gol de Rusia que se tomó confianza y anotó el segundo cinco minutos después, por medio del brasileño nacionalizado Ever Lima.


Las cosas se pusieron peores para los tailandeses con el 3-0 en contra luego de un autogol. Pero cuando todo se venía abajo Tailandia sacó sus mejores armas y en tres minutos empataron el juego.


Los rusos tomaron aire y volvieron a lanzarse a la conquista de sus rivales, y uno tras otro fueron llegando los goles, en apenas dos minutos los rusos se pusieron arriba del marcador 6-3.


Tailandia no se entregó y a ocho minutos del final descontó y dejaron todas sus fuerzas para acercarse a los rusos, pero estos atravesaron una cortina de hierro y defendieron el resultado hasta el final.