Economía

Oil producers hope for agreement between Russia and Saudi Arabia
Petroleros esperan acuerdo entre Rusia y Arabia Saudita
9 de Septiembre de 2016


Aún reina la incertidumbre en el mercado petrolero mundial después del posible acuerdo entre los dos mayores productores mundiales. Irán sería la ficha clave en este panorama.


Foto: Cortesía 

La Opep controla aproximadamente el 43% de la producción mundial de petróleo y el 81% de las reservas .

Mónica Andrea Saavedra Crespo - EFE


Lo que hace una semana era una expectativa de acuerdo para normalizar el mercado petrolero mundial, corre el riesgo de volverse a quedar en nada ante las condiciones que ponen Arabia Saudita e Irán.


Arabia Saudita y Rusia tenían previsto crear un grupo de trabajo que se ocupara de controlar los principales indicadores del mercado


petrolífero. Este hecho se dio en el marco de la cumbre del Grupo G20 con el objetivo de cooperar en la estabilización de los precios del crudo. 


Estos dos países reconocieron, la necesidad de frenar la excesiva volatilidad del mercado de petróleo que ejerce un impacto negativo en el crecimiento económico global y en la estabilidad a largo plazo. Además de cooperar con dichas medidas, las dos potencias energéticas iban a trabajar en la producción de tecnología y equipos. Luego apareció otra ficha clave que es Irán para sumarse al acuerdo que retomarían en Argelia a final de este mes durante el Foro Internacional de Energía y posteriormente en Viena, en la reunión de la Opep. 


A pesar de que el ministro de Energía ruso, Alexander Novak, afirmó que ambos productores estaban avanzando hacia una alianza estratégica y que el elevado nivel de confianza les permitiría afrontar desafíos globales, su contraparte saudí, Khalid al-Falih, dijo que el pacto alentaría a otras naciones exportadoras a cooperar. Pero la negociación finalmente cayó el martes porque el ministro de Energía saudí manifestó que por ahora no hay necesidad de congelar la producción. 


Peor aún, tiempo después se conoció que Arabia Saudita, el mayor productor de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) se negó a aplicar cualquier congelación en la producción si Irán no hace lo mismo, por lo que el grupo de productores de crudo aún no ha llegado a ningún acuerdo. Por su parte el ministro de Petróleo de Irán, Bijan Zangeneh, ratificó el apoyo de su país a “cualquier medida potencial” para darle estabilidad al mercado de crudo siempre que el precio del barril se encuentre en el nivel de los US$55. Cabe resaltar que Arabia Saudita es miembro de la Opep y Rusia está fuera de la organización. Al ser los mayores productores de crudo tienen una especial responsabilidad, ya que aportan más de 21% del petróleo que se consume en el mundo.


¿Qué pasó con el acuerdo?


En respuesta al posible acuerdo, el lunes pasado el petróleo europeo Brent se cotizó en el International Exchange Futures a US$47,63 el barril, es decir 1,70% más que la jornada previa.


Asimismo, el crudo de tipo WTI de Estados Unidos para entrega en octubre ganó 39 centavos y se cotizó en US$44,83 con un alza de un 0,9% respecto del cierre del viernes. El lunes no operó por el día festivo del Día del Trabajo


 Para el analista de petróleo, Camilo Forero Sandoval, gerente de Equity Research de Credicorp Capital, después de lo ocurrido, por el momento habrá una estabilidad en el precio con una media sobre los US$45, “teniendo en cuenta que hay múltiples variables que afectan el precio del crudo”.


Forero Sandoval explicó que al congelar la producción de petróleo, “se busca disminuir la oferta en el mercado y por esta vía, se debería estabilizar el precio ante una demanda creciente”. Es por ello que el martes pasado el Brent tuvo una caída de casi un 1%, al esfumarse las perspectivas del acuerdo.