Política

In defense of Antioquia
En defensa de Antioquia
Autor: José Ignacio Mejía / Nacho
26 de Agosto de 2016


Dos políticos antioqueños están dando la batalla por la soberanía antioqueña sobre Belén de Bajirá.



La exuberancia de las tierras de Belén de Bajirá.

Un diputado liberal a la Asamblea de Antioquia y un representante a la Cámara conservador por esta misma región también asumieron decididamente la defensa de este departamento respecto a la posible pérdida de territorio, incluida una parte de la jurisdicción del municipio de Mutatá, específicamente el corregimiento de Belén de Bajirá.


El diputado es Braulio Espinosa Márquez, integrante de la Comisión de Códigos de la Duma seccional en la cual se ha venido estudiando detalladamente el diferendo limítrofe, y quien desde hace algunos meses ha venido llamando la atención y promoviendo la discusión acerca de la pretensión del departamento del Chocó, en el sentido de anexar a su territorio una vasta zona que históricamente ha pertenecido al departamento de Antioquia.


Al respecto, dijo que esa pretensión y la decisión del Gobierno Nacional de apoyarla como parte de las negociaciones para poner fin al paro que se adelantó en el departamento vecino, no sólo desconoce y vulnera raíces culturales e históricas de la población antioqueña residente en este territorio sino que desconoce antecedentes jurídicos que demuestran la soberanía de Antioquia sobre esta zona del país.


El diputado liberal Braulio Espinosa.

El congresista conservador Horacio Gallón.

 

Es así como destacó algunos antecedentes jurídicos que deben tenerse en cuenta en el debate para evitar apreciaciones erróneas con argumentos y hechos incompletos. Son los siguientes:


 En los primeros años de la constitución territorial del país y de la definición de su estructura político-administrativa, se dieron una serie de condiciones y decisiones en las que no sólo Colombia modificó (e incluso cedió territorio), sino que también varió en contadas ocasiones los límites de sus territorios departamentales.


 La Constitución de 1886 definió en buena parte la división político-administrativa del país y dio lugar a normas complementarias como el Decreto 1018 de 1887, mediante el cual se fijaron límites internos que trazaron los límites territoriales departamentales como es el caso de Antioquia, que ya para 1856 se había erigido como Departamento, lo mismo que aconteció con el actual departamento del Chocó en 1906, para esa fecha constituido como intendencia. Lo anterior significa que al momento de la determinación del territorio del Chocó, ya habían transcurrido cincuenta años de consolidación política, administrativa y territorial del Departamento de Antioquia.


 El Decreto 1181 de 1908 separó a Riosucio del territorio de Turbo (jurisdicción antioqueña) y se agregó a Mutatá, municipio de Antioquia.


 En las leyes 130 de 1913 y posteriormente la 101 de 1919 se fijan de forma definitiva los límites del departamento de Antioquia.


 En el Decreto 1655 de 1944 se segregó de Antioquia definitivamente a Riosucio, anexándolo a territorio chocoano. No así a Belén de Bajirá.


 Con la Ley 13 de 1947 Chocó dejó de ser intendencia y pasó a ser Departamento.


La Asamblea de Antioquia, a través de la Ordenanza 47 de 1975 agregó a Belén de Bajirá a la jurisdicción de Mutatá.


Sólo hasta el año 2000, la Ordenanza 11 de la Asamblea del Chocó “creó” el municipio de Belén de Bajirá, con lo que se dió el primer diferendo respecto a los límites de Antioquia y Chocó, cuando durante más de un siglo el territorio de Belén de Bajirá hizo parte del departamento antioqueño, sin pretensión, objeción o perturbación alguna del departamento del Chocó.


 La Ordenanza 11/2000 fue demandada. El Tribunal Administrativo del Chocó no declaró la nulidad de la misma, por lo que el Departamento de Antioquia presentó apelación y el Consejo de Estado declaró la nulidad de ese acto administrativo por incompetencia (Sentencia 2001458 de 2007).


 El alcalde que venía ejerciendo funciones en Belén de Bajirá interpuso una tutela, que llega a la Corte Constitucional, contra el Departamento Nacional de Planeación y el Ministerio de Hacienda. Las pretensiones de esta tutela fueron negadas.


 Solamente hasta el 2014 comenzó, de oficio, el procedimiento administrativo especial de deslinde por parte del Igac. Este proceso culminó con una propuesta en la que se perderían alrededor de 99.690 hectáreas del territorio antioqueño, desconociendo los antecedentes históricos y jurídicos que han mantenido unido a Belén de Bajirá a Antioquia.




Carta al presidente

Por su parte, el congresista Luis Horacio Gallón Arango dirigió la siguiente comunicación al presidente Juan Manuel Santos, sobre el caso de Belén de Bajirá:


“Como representante a la Cámara por Antioquia, observo con conmoción, cómo los doctores Luis Guillermo Vélez Cabrera y Guillermo Rivera Flórez, delegados del Gobierno para la negociación del paro que realizan los compatriotas del Chocó, incluyen dentro de los puntos de negociación apoyar en el Legislativo a ese departamento en el diferendo limítrofe que tiene con Antioquia.


Es evidente su desconocimiento en lo que respecta a los antecedentes y a los trámites que se adelantan.


Por esta razón me permitiré hacer las siguientes precisiones y consideraciones, para que sean tomadas en cuenta, por sus delegados.


l No interferir en las competencias constitucionales y legales atribuidas al Congreso de la República, puntualmente en el diferendo limítrofe.


l Retirar de los puntos de negociación con el Chocó, el diferendo limítrofe.


l Validar que actualmente Antioquia ejerce soberanía, dirección administrativa y política sobre este territorio hace más de 100 años, inclusive ratificado por el Consejo de Estado en el año 2007.


l En la cartografía nacional desde inicios del siglo pasado existen los mapas donde se ve que el corregimiento Belén de Bajirá pertenece al departamento de Antioquia.


l Respaldar al gobernador de Antioquia, Luis Pérez Gutiérrez y a la institucionalidad en su labor, omitiendo generar dudas con acciones que cuestionen la soberanía del departamento en todo el territorio, porque ese Gobierno ha demostrado con hechos y contundencia la defensa irrestricta de los derechos económicos, sociales, políticos y en general el mejoramiento de la calidad de vida de todos los antioqueños.


l Convocar una consulta popular en el territorio del diferendo con el fin de que los compatriotas decidan a qué departamento desean pertenecer, dado que, en su mayoría pertenecen a comunidades afro e indígenas con lo cual se da estricto cumplimiento a los preceptos establecidos en la Constitución Nacional”.