Mundo deportivo

“Happy but not satisfied”
“Contento pero no conforme”
Autor: Javier Ramirez
23 de Agosto de 2016


Después de su buena actuación en los Juegos de Río, Fabián Puerta preparará su otro gran reto: el Campeonato Mundial.


Foto: Bladimir Venencia 

Fabián Puerta, un velocista innato que sueña en grande.

El 9,879 que estableció ayer para los 200 mt lanzados, mejor tiempo para la pista del velódromo de Medellín en esa distancia, es la prueba irrefutable de que Fabián Puerta asistió a los Juegos Olímpicos de Río en un exuberante momento deportivo que hace una semana lo hizo merecedor a un diploma olímpico con el quinto lugar en el Keirin.


Chispas regresó de Brasil y junto al más selecto grupo de especialistas, entre ellos los otros ciclistas olímpicos, Santiago Ramírez, Martha Bayona, Ana Cristina Sanabria y su esposa Juliana Gaviria, además del rutero Jarlinson Pantano, llegó a Medellín para continuar la competencia en el plano local con el Campeonato Nacional de Pista que se disputa en el velódromo Martín Emilio Cochise Rodríguez.


“Aprendí mucho, sin duda es una experiencia inigualable. Correr al lado de los mejores del mundo y estar a la altura de la competencia lo deja a uno tranquilo. En verdad el quinto lugar me deja contento pero no conforme, porque sé que puedo dar más y que pudo ser mejor si los jueces sancionan las faltas que se cometieron en la final”, dijo el velocista del municipio de Caldas.


Se refería a las faltas del británico Jason Kenny, al final oro, el malayo Awang Azizulhasni, bronce, y después el alemán Joachim Eilers, cuarto, quienes hicieron repetir la prueba dos veces sin recibir ninguna sanción.


En cuanto al aprendizaje, recalcó que “lo mejor fue poder superar prevenciones, correr con mayor tranquilidad y confianza, sentirse más seguro en medio de corredores de tanto nivel”.


En su análisis, Puerta también insistió en que “lo más importante que es que quedaron buenas sensaciones, porque se mostró que hay talento y capacidad y que todo puede ser mejor en un futuro”, aunque no quiso comprometerse desde ahora con el reto de Tokio 2020.


“Lo más prudente es ir día a día. En el deporte y en la vida pasan muchas cosas y uno no sabe qué va a pasar en cuatro años, por eso creo que ahora hay que pensar en el presente, seguir trabajando con toda la motivación y enfocar el otro gran reto que es ser campeón del mundo”, apuntó el velocista antioqueño.


Y en ese día a día de Puerta está el Campeonato Nacional: “Es un compromiso igualmente importante, al que vienen los mejores del país, y como en cualquier evento, todos vienen con la ilusión de ganar”. Una cita a la que acuden ciclistas de nueve delegaciones: Antioquia, Atlántico, Bogotá, Bolívar, Boyacá, Caldas, Risaralda, Santander y Valle, todos con el firme propósito de mostrar sus progresos, y en esa misma tónica llega Fabián, con el diploma olímpico en sus manos y los deseos de enseñar el talento que luce en los más grandes escenarios internacionales.