Mundo deportivo

Meersman took advantage of the opportunity in Baiona
Meersman aprovechó la oportunidad en Baiona
22 de Agosto de 2016


Los sprinters ya tuvieron su oportunidad de mostrarse y Gianni Meersman lo hizo muy bien al ganar la etapa, ahora la cita es para los escaladores con la primera llegada en alto de esta carrera. Los grandes Escarabajos, como Nairo Quintana, podrían lu


Foto: EFE 

Gianni Meersman estrenó su palmarés del 2016 tras no haber podido hacerlo en etapas de la Vuelta a Cataluña o el Tour de Valonia, en las que firmó segundos puestos. 

Redacción/Agencias


El ciclista belga Gianni Meersman (Etixx) aprovechó la etapa para los más rápidos, siendo el más poderoso al sprint y anotándose por velocidad la segunda etapa de la Vuelta a España, disputada ayer entre Orense y Baiona sobre 160,8 kilómetros, en la que el polaco Michal Kwiatkowski (Sky) se enfundó la camiseta roja de líder y el colombiano Jonathan Restrepo terminó octavo.


Meersman, de 30 años, “tenía la corazonada de que iba a ganar” y ganó por todo lo alto. Alzo los brazos por primera vez en una carrera grande por delante del alemán Michael Schwarzmann (Bora) y del danés Magnus Nielsen (Orica).


En la cuarta posición entró el polaco Michal Kwiatkoski (Sky), quien por puestos tuvo el honor de enfundarse la camiseta roja como nuevo líder, prenda que hereda de su compañero Peter Kennaugh, rey por un día.


Un premio para el polaco, campeón mundial en Ponferrada en 2014, que asoma la cabeza por delante en la general de los españoles José Joaquín Rojas y Alejandro Valverde (Movistar), quienes preceden a Froome, todos con el mismo tiempo.


A pocos kilómetros de meta hubo caídas. Primero el ruso Lagutin y después el canadiense Ryan Anderson (Direct Energie), pero el Etixx ya había lanzado a Meersman, quien pudo culminar con éxito su corazonada.


 Sky asomó en cabeza para quedarse con la roja, ya fuese con Kennaugh o cualquier otro compañero, y dejar a buen recaudo a Froome. Los hombres del triple ganador del Tour tomaron el mando hasta dos kilómetros de la línea, que fue cuando el pelotón se volvió loco por la colocación, pero Kwiatkowski fue el que pudo vestirse de rojo.


“Es una sensación increíble. Aproveché la oportunidad para luchar por el maillot rojo y pude firmar uno de los mejores comienzos en una carrera grande”, expresó el nuevo líder al final de la jornada.


Favoritos a escena


Después de una etapa que, según Nairo Quintana, fue “un poco dura, con mucho calor y nervios, pero la pasamos sin problemas” llega a la carrera española la tercera fracción, que se correrá hoy entre Marín y Dumbría-Mirador de Ézaro, sobre 176,4 kilómetros. Llega el primer final en alto con un ascenso de 1,8 kilómetros, donde los principales aspirantes a conquistar el maillot rojo saldrán a escena.


En sus menos de dos kilómetros de ascensión, pero con rampas de hasta el 20% de desnivel, el Mirador de Ézaro más que descartar definitivamente a alguno de los favoritos puede servir para dejar al descubierto sus debilidades.


Además, a 21 kilómetros del final, superarán el Alto Das Paxareiras de segunda categoría en el que alguno puede intentar hacer la primera selección.


“Vamos a ver cómo lo hacemos en la primera llegada en alto, después de la etapa podremos hacer una evaluación. Será una jornada interesante para los aficionados”, afirmó Alberto Contador.