Columnistas

El pacto c韛ico social: una herramienta para incidir en la agenda educativa departamental
12 de Agosto de 2016


La educaci髇 como eje fundamental es un aspecto significativo en el accionar de los mandatarios en el que la articulaci髇 de esfuerzos p鷅licos y privados revalida la naturaleza y el papel de una organizaci髇 puente como la Fundaci髇 Empresarios por la Educaci髇

Germán Augusto Cruz Arismendi


La educación como eje fundamental es un aspecto significativo en el accionar de los mandatarios en el que la articulación de esfuerzos públicos y privados revalida la naturaleza y el papel de una organización puente como la Fundación Empresarios por la Educación, desde donde pensamos en un mosaico de realidades asociado al trabajo desde la formación del talento humano y la incidencia en política pública integradas en los planes de desarrollo y la movilización de diversos sectores como el empresarial. 


Bajo esta premisa, resulta válido el diálogo constante entre empresas, universidades, secretarías de educación, ministerios, sociedad civil y demás actores claves para trabajar en equipo, cual selección Colombia, no sólo de fútbol, sino también de educación, cooperando entre sí para que la agenda educativa sea de todos y se ejecute también para todos, sin distinciones, sin restricciones y basados en una realidad inalienable: la educación como un derecho humano.


En este escenario, aparecen ejercicios como los que venimos realizando en diferentes ciudades y departamentos, esta vez desde el capítulo de la Fundación en Risaralda, frente al diseño y firma del pacto cívico y social, una iniciativa de movilización social para la incidencia en política pública que inició en 2011, cuando liderados por Sociedad en Movimiento se firmó el primer pacto con el objeto vinculante de hacer una construcción colectiva de los proyectos de ciudad. El pacto cívico es un ejercicio que supera el sentido de la veeduría o la revisión de acciones para ubicarse como un proyecto programático de participación ciudadana, que demuestra que las alianzas y la articulación interinstitucional son herramientas fundamentales para el desarrollo de cualquier territorio.


En 2015, entidades como Pereira Cómo Vamos, Sociedad en Movimiento, la Comisión Regional de Competitividad, el Colectivo Espacio y Ciudad, Invest in Pereira y Empresarios por la Educación, quienes en conjunto representamos a más de 200 organizaciones (empresariales, civiles, gremios, universidades, sociedad civil, colectivos), nos aliamos para crear una propuesta en torno a las dimensiones estructurales que promueven la competitividad, la transformación y el crecimiento sostenido de nuestras ciudades y departamentos. Temas como la educación, el desarrollo económico y laboral, la salud, la movilidad, el medio ambiente, el espacio público, la participación ciudadana y la transparencia y la cultura, fueron orientados como una suerte de planeación estratégica en virtud de las necesidades  y el reconocimiento de esas oportunidades que convocarán siempre todos los esfuerzos; así como las políticas públicas sugeridas para solventar requerimientos específicos en pro del proyecto de ciudad.


Para 2016, todos los firmantes del pacto seguimos con la convicción de que juntos podemos hacer más por Pereira, el área metropolitana y Risaralda; y que inspirados por los valores de la lealtad, el trabajo decidido y la responsabilidad, contribuiremos a hacer de este territorio un espacio vital de oportunidades e instrumentos concretos, que bajo un principio de corresponsabilidad con la administración pública, sirven para realizar y ejecutar verdaderas movilizaciones sociales. Vale la pena reconocer que dentro de los planes de desarrollo de Pereira y de Risaralda, más del 80% de las propuestas del pacto fueron ubicadas como líneas, programas o acciones taxativas del quehacer socio-político en estos 4 años de gobierno. 


Para terminar resta decir que es clave contar con la administración pública dentro de este contexto de civismo, de capital humano, de incidencia en política pública y de movilización social.  La Fundación y las demás entidades aliadas alrededor del pacto estamos listas para seguir trabajando en pro del bienestar social en todos sus frentes, entendiendo que es la ciudadanía quien tiene el poder de definir, diseñar y orientar su propio futuro. 


* Gerente del Capítulo Risaralda de la Fundación Empresarios por la Educación, una organización de la sociedad civil que conecta sueños, proyectos, actores y recursos para contribuir al mejoramiento de la calidad educativa.