Gente

Going from party to party
De fiesta en fiesta
Autor: Carmen Vásquez
5 de Agosto de 2016


Esto de empatar lo uno con lo otro como que es muy bueno para que la registradora suene en todas las esquinas en donde se pueda poner un “toldo de ventorrillo” o un chilinguito como le llaman los españoles.


Esto de empatar lo uno con lo otro como que es muy bueno para que la registradora suene en todas las esquinas en donde se pueda poner un “toldo de ventorrillo” o un chilinguito como le llaman los españoles. Pero lo que es el agite para los que trabajan… lo hacen a medias. Todo el mundo en estos momentos sólo piensa en tener la “maceta florecida” de alegría y punto. A los amigos y compañeros colegas periodistas de todos los medios los hemos visto con una cara de “aguante” que ya están que estallan. El corre, corre ni siquiera le da tiempo al señor alcalde para llegar a tiempo a las invitaciones. En cambio el gobernador Pérez, fresco y tranquilo.


Por cierto… admiramos la elegancia con la que manejó y los detalles como recibió ya hace unos días el señor gobernador a todo el Cuerpo Consular de Medellín. Cada uno tenía la bandera de su país a su lado. Fue una reunión de países con Antioquia. Excelente el protocolo.


Y si de fiestas hablamos la del cierre de la feria Colombiamoda que acaba de pasar dejó a unos muy contentos. Claro, los que pudieron entrar. Y a otros de cara larga que ameritaban estar y tomarse un Ciroc, pero el no llevar tarjeta de invitación a la mano… no entra y punto. Más de una bonita bien vestida se quedó sin el Ciroc. Fiesta exclusiva.


Pero esto nos da para una pregunta: ¿Hay en Medellín invitaciones o eventos exclusivos?  Diríamos que no. Que los colados se cuelan, que las roscas se imponen y que los lagartos están en toda parte.


En el Parque Lleras, que por estos días está de fiesta sobre fiesta, se dio una noche maravillosa en el restaurante Village. Fue la noche de la Milpa, una noche auténticamente  mexicana. Sonaron los mariachi y los ritmos de otras regiones mexicanas y los platillos a la mesa exquisitos. Este restaurante Village es uno de los de visitar en el Parque Lleras.


Alcalde, como usted dice que cuenta con nosotros le pregunto: ¿No le parece que el Pueblito Paisa, esa belleza de réplica de una aldea antioqueña, con iglesia, casa cural, farmacia, tienda, etc, etc edificado en 1977 en la conmemoración de los 300 años de la fundación de Medellín, que hoy está descuidado, feo y nada que ver con aquello de años cuando lo manejaba con esmero la Oficina de Fomento y Turismo de Medellín, no cree usted que amerita tener un doliente que verdaderamente sepa lo que significa eso ? 


Y a todas estas… ¿qué hace la honorable representante del “Turismo” de la oficialidad de Medellín?