Moda

Strategy and flexibility, the keys of Portuguese footwear
Estrategia y flexibilidad, claves del calzado portugués
Autor: Igor Eduardo Torrico Silva
26 de Julio de 2016


Los portugueses le han apostado a lograr una compra casi compulsiva de su producto, buscando que el potencial cliente no piense en los precios.


Los portugueses fabrican el segundo calzado más caro del mundo. Esto que de entrada puede ser visto como una debilidad, para ellos es una fortaleza, ya que tienen muy claro que no pueden competir en precio con Asia. Por lo que apuestan al segmento más alto, dentro de una visión estratégica de largo plazo que no deja de lado la flexibilidad.


Así lo explica Paulo Gonçalves, director de la Asociación Portuguesa del Calzado, Componentes, Artículos de Piel y Sucedáneos (Apiccaps), que también representa a los sectores de marroquinería de ese país, y que participa por tercera vez en Colombiamoda, ocasión en la que traen doce empresas lusas.


Según las cifras de Appicaps, la evolución del clúster del calzado portugués ha sido positiva. En cinco años, las exportaciones aumentaron casi 60%, al pasar en 2010 de 1.200 millones de euros para todo el mundo a 2015, con 1.900 millones de euros. En los primeros cinco meses de este año, precisó el agremiado luso, llevan un 3% de aumento. “Si continuamos así este sería el séptimo año consecutivo de aumento de exportaciones de calzado en todo el mundo”, complementó. 


Es de resaltar que este éxito se da en medio de un enlentecimiento económico mundial, que en el caso europeo ha afectado a la Península Ibérica de manera importante. De allí que vale la pena conocer las lecciones de este clúster para Colombia, inmersa en una estrategia similar para el sector moda y confección. 


“En términos estratégicos, el caso de Colombia es como el de nosotros. No vas a ser competitivo con base en el precio. ¿Por qué? Porque hoy puedes ganarle esa batalla a los chinos, pero luego puedes tener a los vietnamitas, los indonesios. Tienes que encontrar tu filosofía, definir tu estrategia de aproximación en mercados que entiendes que son los más importantes y apostar a los segmentos más altos, porque de otro modo no es posible”, resumió el dirigente luso.


Y sobre la estrategia precisó Gonçalves: “Nunca puedes tener una estrategia única para todo un clúster, tienes empresas con capacidades muy distintas. Tenemos unas que están en un segmento clásico, alto, pero también otras que están trabajando con marcas internacionales como Prada y Dolce Gabana. Eso es importante también, porque estás aprendiendo con ellas que son las más importantes del mundo”. Es aquí donde se hace importante la flexibilidad. En la nación europea hay 1.300 fábricas “y tenemos que tener trabajo para todo el año”.


Otro aspecto relevante para la industria portuguesa ha sido el tecnológico: “Tenemos fábricas desde el punto de vista tecnológico, muy avanzadas. Hoy en día se compran muchas cosas on line y tienes que tener fábricas que puedan responder de forma muy flexible y rápida. Para lograr eso invertimos mucho en los últimos 20 años”, concluyó Gonçalves.