Nacional

Economy free from strike
Economía libre de paro
Autor: León David Marín Alvarez
23 de Julio de 2016


El paro camionero perjudicó a todos los sectores del país, según el presidente Santos. Se esperan cifras definitivas sobre el impacto de la protesta.


Foto: Cortesía 

 Ministerio de Transporte

El presidente Juan Manuel Santos dijo que el paro subió la inflación en el país.

Los días de paro camionero afectaron la economía y diversos sectores en Colombia, como el productivo, los campesinos, los mismos transportadores y los hogares de los ciudadanos en general.


Así lo afirmó el presidente de la República, Juan Manuel Santos, luego de que las partes llegaran ayer a un acuerdo que permitió que el gremio transportador volviera a retomar sus actividades.


Respecto al paro, que dejó pérdidas en los diferentes sectores en el país, el mandatario expresó que el bloqueo de las carreteras, además de ilegal, dispara la inflación,  “lo cual afecta particularmente a los colombianos más pobres, a los más vulnerables tanto en el campo como en las ciudades. Así ha sucedido en efecto en el último mes, pues hemos visto un alza en los precios de la canasta familiar, afectando el bolsillo de todos los colombianos”.


En el territorio nacional, el desabastecimiento en supermercados y otros expendios de víveres; el sector portuario, que durante el paro reportó pérdidas por más de 800.000 millones; los sectores avícola, lácteo y cárnico, arrocero, y demás áreas agropecuarias; sector del combustible, y demás áreas de la economía, se vieron afectados por este paro, que ocasionó alzas en los precios de la canasta familiar.


Santos añadió que “el acuerdo es realista y equilibrado. Haber cedido a las pretensiones de las agremiaciones que promovieron el paro habría significado un alza desproporcionada y  permanente de los productos de la canasta familiar, y un duro golpe a la competitividad del país, con el consiguiente efecto negativo sobre el empleo”.


Añadió el primer mandatario que diferentes estamentos gubernamentales y gremios se dieron a la tarea de realizar los balances necesarios para determinar las pérdidas por el paro.


Por su parte, el ministro de Transporte, Jorge Eduardo Rojas Giraldo, expresó que “nuestro país necesita un sistema de transporte de carga que sea justo, transparente y eficiente para que los colombianos paguen precios justos y además se garanticen los derechos de los conductores y los trabajadores del sector”.  


Orlando Ramírez, líder negociador de los transportadores, celebró el acuerdo y resaltó las medidas de chatarrización.



El acuerdo

El acuerdo que hizo posible que se levantara el paro consta de 27 puntos. El Ministerio de Transporte de Colombia definió las tres grandes líneas de los puntos acordados:


1. A partir de ayer mismo se levantó la inmovilización del transporte de carga, que fue promovida por las cuatro organizaciones que conforman la Cruzada Nacional por la Dignidad Camionera.


2. Condiciones económicas: Colombia sostiene el régimen de libertad vigilada actualizando los valores de referencia que reflejen la realidad de los costos de operación en condiciones de eficiencia.


Al respecto, el ministro de Transporte, Jorge Eduardo Rojas Giraldo, aseveró: “No volveremos a la tabla de fletes. Seguimos en un sistema de costos eficientes que tiene como base la libertad vigilada y un valor de referencia”.


3. Desintegración vehicular: Se mantiene el esquema denominado uno a uno, que significa que por cada vehículo chatarrizado ingresa otro, como mecanismo para promover su modernización, proteger el patrimonio de los transportadores y reducir la sobreoferta. El ministro de Transporte aseguró que con este sistema se protege al pequeño transportador.