Columnistas

Sobre el sí (tildado)
Autor: Juan David Villa
23 de Julio de 2016


Los sabios de la Corte Constitucional decidieron que el plebiscito es el camino para refrendar (refrendar es autorizar) o rechazar lo que acuerden los jefes de las Farc, pasaditos de kilos (o quilos) por cierto, y los hombres del Gobierno.

El sí del plebiscito


Los sabios de la Corte Constitucional decidieron que el plebiscito es el camino para refrendar (refrendar es autorizar) o rechazar lo que acuerden los jefes de las Farc, pasaditos de kilos (o quilos) por cierto, y los hombres del Gobierno. Hay dos opciones para elegir: sí o no. Un sí, no un “si”. Recuerden que en español tenemos uno tildado y uno sin tilde. El sí, el que lleva tilde, sirve para afirmar. “¿Está de acuerdo con lo pactado en La Habana? Sí, yo sí estoy de acuerdo. No sé qué pactaron, pero sí estoy de acuerdo”. 


El sí tildado es también un pronombre. Miremos: “María lo logró por sí misma”, es decir, “por ella misma”. “Él está furioso, está fuera de sí”, es decir, “fuera de él” (metafóricamente hablando, ¿no?). “En sí mismo, eso no es un problema”. 


El otro, el que no lleva tilde: “Si no está de acuerdo con el sí, vote por el no”. “Si Uribe negoció con las Auc, ¿por qué Santos no puede negociar con los gorditos de las Farc?”. Sí, está en su derecho y la paz es un bien superior (más aún si el hombre quiere Nobel). “Si a usted no lo atendió la EPS, ¿cómo hace para ser uribista?”.  Se usa mucho para poner una condición, para advertir: “Si llega tarde, no le abro”. “¿Sí te gusta ese bolso? Sí, y si me gusta, lo compro”. “Si no tiene autoridad moral, no opine” (señores expresidentes, sí, ustedes le aportaron su granito de arena al desastre).


La nota musical también se escribe sin tilde: si, y con minúscula (salvo que esté después de un punto, que empiece un párrafo, etc.). 


En suma, ¿será peor si gana el “no”? Sí, será peor para todos. Sí, porque si esta oportunidad se nos pasa, sabe Dios si haya otras (haya, no “hayan”).


Récord y récords 


Récord es lo mismo que marca, en el sentido de “mejor resultado en un deporte”. Esto es importante: tanto en singular como en plural se tilda. Miren la razón: récord es una palabra grave porque tiene su acento en la penúltima sílaba (ré / cord). La norma dice: grave que no, ¡que no!, termine en S, N o vocal se tilda. Vamos bien, termina en D. Pero récords termina en S. Pues resulta que la misma norma sigue y dice: grave terminada en más de una consonante se tilda siempre. Récords tiene tres consonantes al final. Ahí está. 


Enlutecer (enlutar)


Como miente Gaviria. Dijo Uribe: “Ojalá mañana hagamos un plantón con la bandera de Colombia ‘enlutecida’, con la cintica negra del luto”.


Es un tuit de José Obdulio Gaviria, prócer de negra camisa, y se refiere al expresidente Gaviria, el estadista del apagón y la huida (sin tilde), y que ahora habla como si hubiera salvado a la patria. Bueno: alguien me preguntó por “enlutecida” en vez de enlutada.  En el Diccionario solo aparece enlutar, pero es correcto asimismo “enlutecer” (muy poco usado, pero, reitero, correcto). 


De esas que casi nunca usamos 


Sosia: es la persona que se parece tanto a otra que fácilmente uno se puede confundir. Es el doble, el “gemelo”.