Economía

Sugar, the tariff would decrease from 70% to 45%
Azúcar, bajaría el arancel del 70% al 45%
Autor: Monica Andrea Saavedra Crespo
18 de Julio de 2016


El Sistema Andino de Franjas de Precios (Safp) es un mecanismo indispensable para la estabilidad social y económica del sector panelero y agroindustrial de la caña de azúcar, siendo el segundo mayor generador de empleo en el campo.


Foto: Cortesía 

Según el índice de precios al productor (IPP) del Dane, el precio del azúcar ha incrementado desde diciembre del año pasado.

Del 70% al 45% podría bajar el arancel para la importación de azúcar crudo y blanco para Colombia, según plantea el Decreto 2293 de 2015 publicado en la página de internet del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo (MinCIT). En ese sentido, el arancel máximo lo determina el mecanismo del Sistema Andino de Franjas de Precios (Safp).


El Safp fue diseñado para estabilizar los precios de los productos, y cuando el costo internacional es bajo, se incrementa el arancel protegiendo al productor. Mientras que cuando el precio es alto, protege al consumidor, reduciéndolo, para llegar incluso hasta el 0%, medida que ayuda a disminuir la inflación en alimentos.


MinCIT ha manifestado que, actualmente, no tiene ningún efecto la reducción, porque el arancel de países como Brasil está en 19% como consecuencia de los altos precios internacionales, siendo un dígito muy por debajo del 45% en el ámbito latinoamericano. 


En el mercado internacional, el precio ha estado en constante ascenso desde septiembre del 2015, cuando registró un piso de US$11,61 centavos por libra. En febrero de este año, subió a US$13 centavos. 


Sin embargo, en el mercado nacional de acuerdo con el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), el precio del azúcar se incrementó 11% entre diciembre del año pasado y mayo de 2016, por eso justifican que una rebaja al 45% del arancel de importación ayudaría a estabilizar el precio al consumidor.


No obstante, la Bolsa Mercantil de Colombia reveló que la tendencia alcista del azúcar acumula un aumento de un 70% en 18 meses. Esto significa que el precio del azúcar blanco registra un precio de $2.560 por kg.


“Esta variación se correlaciona con el movimiento del precio del azúcar blanco internacional, el cual se cotiza a US$531,6 por tonelada y ha alcanzado un aumento del 20,4% en el mismo periodo; y por los efectos de la depreciación del peso colombiano, que presenta un incremento del 24,15% acumulado en el mismo periodo”, señaló Francisco Estupiñán Heredia, presidente de la Bolsa Mercantil de Colombia.


Respecto a la tendencia alcista del azúcar, Rafael Mejía López, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), expuso que “el país es un tomador de precios y en el mercado mundial hay dos situaciones: se perdieron cosechas de azúcar por inundaciones y Brasil es uno de los mayores productores de azúcar, él es el formador de precios del azúcar”.


Y concluyó Mejía López que el precio del azúcar se afectó por el fenómeno de El Niño, también porque en el Valle del Cauca durante mayo hubo una situación de lluvias muy fuertes y entonces no se podía cortar la caña, ni entrar la maquinaria tampoco, por lo tanto se retrasó la cosecha. 



Gremios rechazan firmar decreto

Según los gremios azucareros, en el largo plazo, cuando las cotizaciones de precios en el mercado mundial caigan a niveles muy bajos. 


Es por esto que el gremio de Procaña solicitó al presidente Juan Manuel Santos no firmar el decreto que pretende reducir el arancel máximo para el azúcar, por considerar que dadas las circunstancias actuales del precio internacional de este -con tendencia al alza- y un dólar fuerte, esta medida no tendría ningún efecto en el mercado, pero sí debilita el Safp, mecanismo que ha demostrado por más de 20 años su eficacia para contrarrestar la alta volatilidad de los precios del azúcar en el ámbito internacional. Lo anterior pone en riesgo a los productores en el momento en que los precios internacionales del azúcar y/o la tasa de cambio vuelvan a bajar, inundando el mercado con azúcar de bajo costo, afectando la estabilidad económica y el empleo de miles de hogares que dependen de esta cadena productiva.