Economía

Due to strike, coffee was exported by plane
Por paro,café se exportó en avión
Autor: Igor Eduardo Torrico Silva
16 de Julio de 2016


El gerente general de la Federación de Cafeteros, Roberto Vélez, denunció que no se ha podido embarcar café por acciones de camioneros.


Foto: Archivo El Mundo 

“Tenemos tostadores importantísimos en Europa y EE.UU. que no les hemos podido enviar café”.

El paro camionero, que ya suma 39 días, ha tenido serios impactos sobre el negocio cafetero en dos sentidos: el café trillado no está llegando al comprador nacional y la exportación que no se está haciendo, lo que incluso ha obligado a la Federación Nacional de Cafeteros (FNC) a usar la vía aérea para cumplir con algunos clientes. Procedimiento que no usaba desde hace muchos años.


Así lo explicó el gerente general de la Federación, Roberto Vélez, quien precisó: “El efecto sobre el comercio exterior está dado sobre la incapacidad de enviar el grano desde los centros de trilla a los puertos, lo que tiene diferentes expresiones. Se tiene un café que ya está trillado y empieza poco a poco a perder calidad. El segundo es que al no poder exportar significa no poderle cumplir a los clientes en el exterior y el traumatismo que tienen esos industriales cuya materia prima es el café colombiano, y que no lo van a poder recibir y van a tener que cambiar, y buscar sustitutos. Tercero, la cantidad de divisas que le llegan al país y a las empresas que cumplan con la exportación del café”.


Sobre las pérdidas en exportación, Vélez precisó que el programa de exportación de Colombia es de aproximadamente 1,3 millones de sacos al mes. En junio cuando se inició el paro camionero hubo una reducción de las exportaciones en 7%, en buena parte explicada por el cese de actividades de los transportistas, y hasta el 15 de julio se habían exportado unos 400.000 sacos, lo que representa el 61% de lo que debería haberse mandado al exterior a mitad del mes, “lo que nos hace pensar que vamos a quedar cortos en los compromisos previstos” agregó el gerente.


Otro aspecto que está afectando a la caficultura colombiana, aunque de manera crónica, es el de la escasez de mano de obra. Este año se estima un déficit de 60.000 recolectores del grano, puntualizó Vélez. “Es complejo, cada vez enfrentamos este cuello de botella. El tema de mano de obra representa un desafío para garantizar la rentabilidad del negocio” agregó.


En este sentido la Federación quiere trabajar con recolección mecanizada o asistida para reducir los costos de estas labores, tema difícil dadas las particularidades de la caficultura colombiana.


Consultado sobre el movimiento Dignidad Cafetera, grupo de productores que hizo fuertes críticas a la Federación hace algunos años, el gerente comentó que ya llevan dos años dentro de la organización. En su opinión han tenido un impacto muy interesante y positivo. 


La circunstancia del paro camionero también hizo aparecer la inquietud sobre la posibilidad del cese de actividades por parte de los cafeteros como ocurrió hace unos años. Al respecto, Vélez consideró que no estaban dadas las condiciones: “Una cosa es cuando la carga cafetera estaba a $400.000. Hoy cuando está en $800.000 deberíamos dedicarnos a la caficultura”.



Cafeteros y la paz

“Nadie podría celebrar más un país en paz que los campesinos y los cafeteros de Colombia” respondió el gerente general de la Federación Nacional de Cafeteros, Roberto Vélez. Precisó que la organización empezará un programa de pedagogía una vez conozcan lo que se firmó, para que los cafeteros sepan el alcance de los acuerdos de La Habana.


Otro aspecto es que uno de los canales que se empleará para hacer llegar los recursos del postconflicto a las comunidades rurales es la Federación y la institucionalidad cafetera. Esto debido al mayor valor agregado, que el gerente considera tiene la federación: “Porque nosotros sí tenemos la capacidad y la infraestructura para hacer las obras y para ejecutar esos recursos”, y en este caso la Federación y los comités departamentales son un canal ideal para ejecutar recursos. Y muchas de las zonas cafeteras son las afectadas por el conflicto armado.




Foro mundial en Medellín

Con motivo de los 90 años de la Federación de Cafeteros se está preparando un foro de países productores que se hará en 2017, anunció el gerente general Roberto Vélez.


La idea es hablar de los problemas que son comunes a estas naciones entre los que están las consecuencias del cambio climático en el negocio, al igual que el problema de la dificultad para hallar mano de obra, entre otros.