Política

Antioquia, six months later
Antioquia seis meses después
Autor: José Ignacio Mejía / Nacho
11 de Julio de 2016


En diálogo con EL MUNDO, el vicepresidente primero de la Asamblea de Antioquia, Norman Correa, comparte qué ha pasado y qué ha cambiado en la región con el nuevo gobernador y los nuevos diputados.



El diputado Norman Correa hizo una amplia radiografía sobre qué ha pasado en Antioquia con Luis Pérez y los nuevos diputados.

Tras un semestre de gestión del nuevo gobernante de Antioquia y del ejercicio de los nuevos diputados, el vicepresidente de la Asamblea, Norman Correa, consideró  que el inicio administrativo y político no fue fácil por encontrar una administración deficitaria que dejó Sergio Fajardo, por el incumplimiento de la Ley 617 y por las urgentes acciones de austeridad que se están aplicando.


En la parte política calificó de tensionantes las relaciones de la coalición mayoritaria en la Duma con la bancada uribista, de la cual reveló que está dividida.


Ya han transcurrido seis meses del trabajo del Gobierno y de la Asamblea de Antioquia. ¿Y si tuviera que rendir cuentas sobre lo que ha cambiado en esta región qué diría usted?


El inicio no ha sido fácil, recibimos una Administración con déficit presupuestal, incumpliendo la Ley 617 y por eso ha habido seis meses de austeridad en el gasto, también de ahorro fiscal, seis meses de disciplina por parte del secretario de Hacienda, Adolfo León Palacio.


A la par con ello la estructuración de un Plan de Desarrollo absolutamente ambicioso y visionario como el Gobernador, y en el que se plasmaron trece proyectos  detonantes del desarrollo de la región.


Y se configuró un presupuesto de $16,7 billones para el Plan de Desarrollo, cifra que nunca se había aforado en Antioquia.


En lo netamente político ¿qué puede mostrar la Asamblea en su primeros seis meses de ejercicio en el 2016?


Se conformó una coalición natural de catorce diputados, los cuales votamos todos por el doctor Luis Pérez, se adicionó luego con Juan Esteban Villegas, quien se conecta con la coalición a la luz de Colanta y después entró el diputado verde Rogelio Zapata, quien en todo momento ha votado en la línea de la coalición, para un total de 16 diputados.


¿Y cuál ha sido la relación con la bancada del Centro Democrático que está por fuera del bloque mayoritario?


“No ha sido fácil, ha sido una relación más bien de contradicciones.


Ellos votan a favor del Gobierno, pero siempre hay constancias y anotaciones a las decisiones, entonces, son unos sí condicionados.


En política hay protocolos y códigos y el hecho de que salgan, a cada rato, a vociferar cuántos votos sacaron y que son la mayor bancada de diputados es un gesto inelegante con el resto de los diputados.


En ese orden de ideas las relaciones han sido tensas. Ellos individualmente considerados tienen una división por dentro. Hay dos diputados, Ana Ligia Mora y José Luis Noreña, quienes hacen una facción y los otros cinco están por otro lado.


La actitud del presidente ha mostrado, por ejemplo, que los tiene un poco rezagados, ni siquiera los designa en las comisiones políticas para ir por el gobernador.


Todo esto demuestra que la relación no es afectuosa y es lejana.


¿Para usted diputado qué es lo tangible, lo concreto de la gestión de Luis Pérez?


El gobernador es un hombre de ideas audaces, es un hombre práctico, es un hombre estudioso, incansable, su condición de hombre soltero y de estar dedicado todo el día al departamento hace notoria su gestión frente al departamento.


La verdad es que a veces uno piensa que los secretarios no le llevan el paso al ritmo con el cual marcha el gobernador.


Yo destacaría tres cosas de su discurso y de su actuar. La primera, que es un hombre simple y pragmático y dice que Antioquia debe recuperar el ferrocarril porque es un indicativo de progreso, entonces se empeña rápidamente, con la Asamblea, a sacar adelante el proyecto de la empresa y hoy ya la tenemos constituida y gerente nombrado, además de una alianza de instituciones públicas para favorecer el tema del ferrocarril, que es un gran logro en estos seis primeros meses de gestión.


Lo segundo, el gobernador en ese ánimo de visualizar el futuro del departamento plantea que hay que volver al campo y se gesta la idea de la Empresa de Desarrollo Agropecuario de Antioquia, con la condición de que los campesinos pasen de ser jornaleros a asalariados. Esa idea avanza.


¿No ha llegado el proyecto a la Asamblea para darle vida a esa empresa?


No, y lo estamos reclamando, aunque sé que hay cierta discusión. El gobernador tenía una idea inicial y un grupo de asesores la perfilan de otra manera, y entre estas dos posturas se deben encontrar puntos comunes. En esa tarea andan y creo que en julio entregarán el proyecto de ordenanza a la Asamblea.


Y tercero, tiene que ver con el tema educativo. El gobernador no se pone a llorar sobre los parques educativos, por el contrario, dice que no los van a culminar, solo que les van a cambiar la orientación, la metodología de su uso y serán las sedes para asentar allí la Universidad Digital de Antioquia.


Precisamente hablando de reclamos, usted solicitó que debido a su importancia se debe designar titular de la Secretaría de Participación Ciudadana del departamento hoy encargada. ¿Lo han escuchado?


Hasta el momento no, de esta dependencia sigue encargada Isabel Cristina Carvajal, la gerente de Infraestructura y Adolescencia.


Es importante que el gobernador seleccione bien, pero también que haya velocidad en la decisión para que tengamos al frente de esta Secretaría una persona que responda por el indicador político de la acción del Gobierno y se encargue del diálogo popular.



Balance personal

¿Y qué balance le deja al departamento su labor como diputado?


Lo primero es que por el mal llamado derrumbe de la Huesera, en Amagá, rumbo al Suroeste, propiciamos el primer gran debate en la Asamblea y rápidamente Invias y el Departamento llegaron a un acuerdo para subsanar ese problema y muy pronto comenzarán los trabajos allí.


Fui ponente de la ordenanza que le dio luz a la Empresa del Ferrocarril de Antioquia, lo que afectivamente me llegó mucho, porque mi abuelo Marco Tulio Correa Posada fue maquinista del desaparecido ferrocarril.


¿Cuándo cree que este proyecto comience a ser una realidad?


Muy seguramente los estudios de prefactibilidad y factibilidad se desarrollarán en el segundo semestre de este año y en el primero del 2017. Y las primeras obras y la marcha del primer ferrocarril serían a finales del año entrante.


Además, en el Plan de Desarrollo tuvimos una intervención importante y en el tema de vivienda logramos que la gestión que se visualiza para la Empresa de Vivienda de Antioquia lleve a este departamento a un déficit cero en vivienda.


Eso es un reto grande para el actual gerente de Viva, porque tiene que llevar a cabo una gestión por dos billones de pesos, en lo que él pone un peso y se tiene que conseguir 19.


Y también promovimos duplicar el número de árboles sembrados por parte del departamento, llamado al que respondió con su visto bueno el gobernador Luis Pérez.