Gente

Color and flavor
Color y sabor
Autor: Carmen Vásquez
11 de Julio de 2016


Ese trabajo que un día fue promocionado con la frase “Hecho a mano” sigue encerrando en su origen la cultura, la historia, las tradiciones, la herencia de los pueblos de nuestro país.



Fotos: Bladimir Venencia – Hernán Vanegas

Ese trabajo que un día fue promocionado con la frase “Hecho a mano” sigue encerrando en su origen la cultura, la historia, las tradiciones, la herencia de los pueblos de nuestro país. 


Uno se queda asombrado cada vez que vuelve a esta feria de Expoartesano a los pabellones del Palacio de Exposiciones. El color es lo que prima, abundancia de color en los tejidos de las diferentes fibras que la naturaleza regala en bejucos, pencas, maderas, flores, hojas. Todo es utilizado con creatividad nativa.


Este año se nota un poco que muchos han faltado a la cita. No es fácil el momento que vivimos con los paros de transporte, con el factor económico que hace que todo esté más caro y que en nuestros bolsillos el $$$ ni se asome. Pero es una feria preciosa. Expoartesano se inauguró de manera sencilla y a la espera de que al acto de protocolario llegara doña Clemencia de Santos, quien se demoró un tantico y llegó a cumplir con el recorrido de la feria. Es bonita, pero se ve siempre del mismo color. Eso si, nos encantó ver a doña Alicia Mejía, que fue por muchos Expoartesano el alma y vida de este evento al que le dio brillo y alegría. En esta inauguración, la invitación de los anfitriones fue de un café.


Ricardo Restrepo, Daniel Hinestroza, Esteban Restrepo y Nicolás Gutiérrez, los anfitriones de Olivia.


El alcalde Federico Gutiérrez no asistió por estar recibiendo el premio en urbanismo Lee Kuan Yew.


En otro lado de la ciudad, en el parque comercial El Tesoro, una noche de vinos, de nueva carta de menú, hizo parte de toda una jornada gourmet con los propietarios de Olivia. Ellos presentaron a Olivia consciente.


El cuento es que ellos le están apostando a unos productos, una cocina y una comida muy saludable. Esto se consigue abonando los terrenos propios y cultivando sanamente los productos de la madre tierra, sin químicos y sin factores artificiales. Cultivos orgánicos. Aprovechan al máximo semillas, fríjoles, frutas, verduras, hortalizas en su naturaleza. Sus productos con procesos de ahumado, lo hacen con maderas sanas que le dan a las carnes notas de sabor especial, por ejemplo las ahumadas con madera de cerezo, aporta toque de dulce; el salmón ahumado con madera roble americano, da ese toque suave y ligero. Panes, quesos, pastas, hacen parte de una nueva carta que se ajusta a ese querer de la gente de “comer sano”.


Daniel, Nicolás, Ricardo y Esteban invitaron a gente amiga, gente bonita, periodistas de la línea gourmet y atendieron con lujo de detalles, todo en nombre de Olivia. Además que ellos son exigentes en el servicio, un servicio amable e impecable.