Economía

Poultry sector collapses due to truckers’ strike
Sector avícola colapsa por paro camionero
Autor: Monica Andrea Saavedra Crespo
11 de Julio de 2016


Las plantas de alimento balanceado no cuentan con materias primas suficientes para atender la avicultura y en las granjas, el inventario de granos para atender a las aves sólo dieron abasto hasta el fin de semana pasado.


200 millones de aves, que actualmente se encuentran en las granjas avícolas del país, se están viendo afectadas por la falta de movilización de materias primas para la fabricación del alimento balanceado como maíz. La causa, se la añate la Federación Nacional de Avicultores de Colombia (Fenavi) al paro camionero. 


De la cantidad de aves que están en las granjas, 130 millones son pollos de engorde; 50 millones son aves de postura; tres millones están en etapa de levante; doce millones están terminando ciclo de postura y cinco millones son reproductoras en las plantas de incubación.


Cada mes ingresan a las granjas avícolas 3,2 millones de pollitas para postura y 61 millones de aves para engorde. El transporte de estas aves de un día de nacidas es de especial cuidado por la fragilidad de esa carga. 


En ese sentido, a Medellín no ha podido ingresar el maíz y el fríjol de soya que son necesarios para alimentar a cinco millones de gallinas ponedoras de huevos y a ocho millones de pollos de engorde.


De acuerdo con Andrés Valencia Pinzón, presidente de Fenavi,


“el puerto de Buenaventura está a punto de colapsar, porque no existe oferta de camiones para sacar la carga de la terminal. Los puertos de la Costa Atlántica también presentan represamientos”.


Desde el pasado miércoles, más de 200.000 toneladas están retenidas en los puertos, la mayoría corresponde a insumos para la alimentación de animales, que no han podido ser evacuadas ante la falta de camiones.


La avicultura necesita de 10.000 toneladas diarias de maíz amarillo para abastecer sus plantas de alimento balanceado. En Colombia el consumo per cápita anual de pollo es de 30,5 kgs y el de huevo de 252 unidades.


Hasta la semana pasada, el sector avícola tenía abastecimiento de alimento para las aves, “de ahora en adelante la situación se empieza a complicar, porque está en juego la vida de los pollos y de las gallinas”, añadió Valencia Pinzón.


Por su parte, el gerente de la Sociedad Portuaria de Buenaventura, Víctor Julio González Riascos, ha manifestado a medios escritos que la mayor alarma la genera la carga de graneles, debido a que de 600 vehículos que se esperaban para evacuarla, sólo se hicieron presentes 70 el jueves pasado.


La situación ya ha generado pérdidas diarias para el sector portuario de más de $800.000 millones.


Rafael Mejía López, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC) expuso que el paro también está generando un impacto negativo sobre las importaciones y exportaciones de alimentos y otros productos. Debido a que los puertos no dan abasto con la mercancía represada. 


“Lo que más preocupa es que ya se empiezan a ver retrasos en las ventas externas y en la llegada de los insumos importados a las fincas, paralizando las actividades agropecuarias que dependen de ellos”, indicó Mejía López. 


La falta de seguridad es otra situación crítica, Valencia Pinzón  sostuvo que “los camiones que estaban trabajando antes, ya no lo quieren hacer por las acciones de violencia que están tomando en contra de ellos algunos de los manifestantes de la protesta”.


El presidente de la SAC concluyó: “Rechazamos todo tipo de actos violentos en contra de terceros, de represión y que no inviten al diálogo para llegar acuerdos coherentes para el desarrollo de la competitividad de la cadena logística que requiere el país”.



Llamado al Gobierno Nacional

Andrés Valencia Pinzón, presidente de Fenavi, dijo que aparte de Antioquia, en Santander y el Eje Cafetero también hay complicación para llevar el alimento a las granjas. “Porque hay una sensación de inseguridad y temor en todas las carreteras del país, y por eso hacemos un llamado para que la Policía y el Ejército de Colombia salgan a las carreteras, es importante militarizar las vías con el fin de garantizar la protección de las caravanas y a los camioneros que sí quieren trabajar”, añadió.