Fútbol en el Mundo

Sueño azul y objetivo luso
Autor: Redacción EL MUNDO
10 de Julio de 2016


Francia o Portugal, uno será el rey de Europa por los próximos cuatro años.
A partir de las 2:00 p.m. ambos se ponen una cita con la gloria.



Foto: EFE 

Cristiano Ronaldo, único jugador en marcar en cuatro Eurocopas diferentes. 

Desde el principio Francia decidió convertir esta Eurocopa en un sueño perfecto; el país entero cerró filas en torno a su selección y se unieron en contra de todo tipo de amenazas. Luego con el paso de los partidos erigieron a sus caudillos; primero fue Payet, el salvador de los últimos minutos, y después Antoine Griezmann, el alegre prodigio. Fueron de menos a más, pero siempre creyeron y a pesar de los pronósticos eliminaron al favorito Alemania y quedaron a un paso, una historia romántica muy a la francesa, que hoy quieren terminar con un final feliz.


Portugal es la otra cara de la moneda, pues no hubo nada de romántico en el torneo que hicieron pero sí mucha resiliencia. Comprendieron sus limitantes como equipo y fueron calculadores. Los lusos, que siempre se caracterizaron por un juego estético, decidieron renunciar a la esencia de su fútbol que nunca los premió con títulos, y en esta Euro se convirtieron en el equipo más pragmático posible, y hasta ahora les dio resultado.


Con esa mentalidad y su astro que puede hacer lo impensado en cualquier momento, Portugal buscará su primer título oficial en 93 años de historia.


No sólo es el mayor anhelo de un país sino el objetivo que le falta por conseguir a Cristiano Ronaldo. “Yo creo, mis compañeros creen y Portugal cree”, fue la frase de batalla que lanzó el astro luso.


Hoy se sabrá a cual de los dos le sonríe la gloria.