Columnistas

Llegada de Envigado al AMVA un asunto que trasciende lo administrativo
Autor: Carlos Alberto Atehortua Ríos
8 de Julio de 2016


Como expresión de la voluntad autónoma y en desarrollo de formas de democracia de participación, los habitantes de Envigado, se pronunciarán el próximo domingo 10 de julio.

Como expresión de la voluntad autónoma y en desarrollo de formas de democracia de participación, los habitantes de Envigado, se pronunciarán el próximo domingo 10 de julio sobre su voluntad de integrarse al área metropolitana y con ello facilitar la utilización de instrumentos que promoverán el desarrollo integral de la región como una unidad.


Por razones políticas, administrativas, económicas, y culturales es muy importante que los habitantes del Municipio de Envigado decidan el próximo domingo en forma autónoma su vinculación al área metropolitana del Valle de Aburrá, pero además de esas razones existen otras más poderosas, como las relacionadas con la necesidad de construir una sola sociedad, con aspiraciones comunes y un enorme sentido de equidad y solidaridad para el desarrollo regional. 


No se trata de la unidad por la unidad, sino de la unidad para la convivencia y el desarrollo integral de la sociedad, lo que solo es posible si el nuevo escenario administrativo, se soporta en profundos lazos de fraternidad, nuevos conceptos de participación y de democracia y la voluntad indeclinable de toda la región de enfrentar en forma unificada los retos propios de la sociedad contemporánea.


Mucho más importante que los asuntos administrativos e institucionales que sin duda producirán ventajas inocultables tanto para el Municipio como para el Área, la esta integración se constituye en un hecho político, social y cultural que determinará el nuevo rumbo a las políticas territoriales y que hace imperativo la adopción de un conjunto de medidas orientadas a concretar el desarrollo económico y social en forma integral.


Desde la perspectiva de la teoría tradicional de Estado, las entidades estatales se integran por tres elementos; (i) el territorio, (ii) la población y (iii) el poder o las autoridades públicas y en el caso del área metropolitana del Valle de Abrrá -AMVA- no obstante concurrir los tres elementos, el último de ellos se encontraba notoriamente afectado por la decisión que en el pasado tomaron las autoridades del Municipio de  Envigado de no vincularse como parte integral del AMVA, lo que ha impedido que administrativamente  se adopten decisiones que unifiquen la región y que se adopten políticas públicas integrales de desarrollo regional.


Con Envigado dentro del área metropolitana, se consolidará una instancia de decisión administrativa, que podrá jalonar el desarrollo regional de manera mucho más eficaz a la que pude tener en la actualidad, pues no puede desconocerse el peso que Envigado tiene dentro de la jurisdicción y su incidencia en la economía regional.


Los habitantes del Valle de Aburrá, están a punto de vivir el acontecimiento de política administrativa más importante en su jurisdicción en lo que va corrido del presente siglo, de ello no solo deben ser conscientes los habitantes de Envigado, sino los del resto de los Municipios que integran el área, pues no obstante que todos siempre hemos estado ahí, en adelante seremos participes conjuntos en la construcción unificada de nuestro destino. 


Aunque las áreas no son entidades territoriales, ni afectan la autonomía municipal, si se constituyen en entidades administrativas con competencias en materia de planeación metropolitana, ambientes, de transporte y vivienda de interés social, y además están facultadas para desarrollar diferentes competencias en materia de servicios públicos, que si así lo deciden los Municipios que la integran el AMVA podría comenzar paulatinamente a desarrollarlas.


Con la incorporación del Municipio de Envigado al Área Metropolitana del Valle de Aburrá, acierta Envigado que reconoce su pertenencia a la unidad geográfica, social, económica y cultural de la que hace parte; pero, además, gana el área metropolitana y los nueve municipios que la integran, pues ahora sí podremos construir una sola sociedad, reconocernos como gestores de nuestro territorio y ratificar que uno de nuestros valores esenciales es el sentido de pertenencia que nos ha caracterizado.