Economía

Inflación descendería en el segundo semestre
Autor: Igor Eduardo Torrico Silva
6 de Julio de 2016


El incremento de los precios en el primer semestre fue 5,10%. El grupo de gasto que registró la mayor variación fue alimentos con 8,36%, seguido por salud con 6,03% y educación con 5,76%.


La inflación durante el segundo semestre de 2016 debería mostrar una marcada desaceleración gracias a la baja de precios de los alimentos, coincidieron en señalar dos de tres economistas consultados.  


Giovanni Montoya Aldawe, director de contenidos del Grupo Ágora, indicó que el descenso debería llevar el Índice de Precios al Consumidor (IPC) a entre 5 y 6%, cuando el número actual es 8%. 


Sin embargo, hay que estar “a la espera de información internacional, de lo que tiene que ver con el petróleo y su efecto sobre las divisas”.


En relación con el precio del dólar, que al elevarse encarece las importaciones, los analistas coincidieron en que su efecto se reduce. Comentó Munir Jalil, director de investigaciones económicas de la región andina para Citibank: “Ese dólar tan caro debería comenzar a calmarse, porque ya en el segundo semestre del año pasado fue que empezamos a ver ese dólar de $3.000. Entonces no debería haber efecto en la medida que el precio es el mismo”. 


Sobre el efecto que el fenómeno meteorológico conocido como La Niña, que siempre viene después de El Niño, tendría sobre la inflación en la segunda mitad del año, ambos economistas coincidieron en que “se exagera mucho” sobre este tema.


“La Niña debería molestar entre octubre y noviembre. El problema no es sólo que haya el fenómeno sino que sea muy fuerte. La evidencia no muestra que después de un Niño fuerte viene una Niña fuerte”, sostuvo Jalil.


Agregó Montoya Aldawe: “La Niña tiene efecto sobre los dos últimos meses del año, por eso la reducción de la inflación va a ser de apenas dos puntos porcentuales en razón de que si no tuviésemos el fenómeno, sería de hasta tres puntos”.


Pero Fernando Chavarro, profesor de Finanzas de la Universidad de la Salle, no se mostró tan optimista como sus colegas, y por el contrario vio una persistencia en la cifra anualizada en alrededor de 7% o más. Consideró Chavarro que el enfoque del Emisor ha sido monetarista sin entender que es una inflación de costos, por lo que no funciona su estrategia.


Chavarro resaltó que es importante tener en cuenta el impacto que tendrá para julio y agosto el paro de camioneros, aspecto en que también coinciden sus colegas.



Tasas de interés

Consultado sobre el incremento reciente de la tasa de usura, informado por la Superintendencia de Instituciones Financieras así como el de las tasas de interés que periódicamente ha venido haciendo el Banco de la República, Montoya Aldawe señaló que la más importante es la segunda, que debería frenar el endeudamiento. Sin embargo, advirtió el analista que debido a que el poder adquisitivo de los salarios está bajando por la inflación tan acelerada, “la gente se endeuda independientemente de que el costo del crédito sea caro”. En su opinión, todavía falta para ver el desestímulo del endeudamiento vía crédito.


Por su lado, Jalil consideró que el incremento de las tasas debería presionar al sector comercio en el sentido de bajar sus precios para hacerlos más asequibles a los consumidores.