Economía

Trucker’s strike has converted into a burden for foods
Paro camionero se convirtió en carga para alimentos
Autor: Monica Andrea Saavedra Crespo
6 de Julio de 2016


Las obstrucciones en las vías y la inmovilización de los transportadores no han permitido que las materias primas del sector agropecuario lleguen a sus lugares de destino.


Foto: Archivo El Mundo 

La cebolla junca es uno de los productos que más ha elevado su precio.

Los alimentos pasaron de verse afectados por el fenómeno de El Niño para cargar con el peso del paro camionero, que ha dejado incrementos en los precios de los productos de la canasta básica familiar.


Según Alfonso Marín, analista de mercado de la Central Mayorista de Antioquia, “este panorama ha mostrado que la papa que oscilaba entre $1.800 y $2.000, ahora esté a $2.700, el plátano hartón estaba a $1.800 y hoy a $2.200, la cebolla blanca $3.000 y ahora a $3.500, la cebolla junca a $2.000 y ya está a $3.000 y $3.200, el tomate chonto estaba a $2.000 y actualmente a $3.000”. 


Marín sostuvo que los precios han aumentado unos días después de haber iniciado el paro, ya que en sus comienzos no incidió tanto.


“Entre más va corriendo el tiempo más va creciendo el precio de los alimentos”, indicó.


Además, el analista de mercado dijo que en la Central Mayorista de Antioquia hay todo tipo de productos, pero ahora en menor cantidad. De hecho, en un día habitual hasta las 8:00 a.m. ingresan de 700 a 720 camiones a la central de abastos, pero hasta el mediodía de ayer sólo ingresaron 550.


Por lo tanto, Marín explicó que “hay desabastecimiento porque han entrado menos camiones, precisamente porque están participando en la actividad del paro camionero. En los puntos críticos como en La Felisa, el Alto de Minas en Caldas y por el paso de Copacabana hacia la costa -porque mandamos productos a la costa Atlántica- están cobrando precios más altos en los fletes”.


Por su parte, Rafael Mejía López, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), manifestó que el esfuerzo mancomunado que ha hecho el Ministerio de Agricultura, el sector privado y el gremio de la SAC de llevar alimentos ha fallado porque no hay transporte; y en algunos casos cuando hay se ha encarecido, afectando al consumidor final.


El directivo del gremio sostuvo que el 75% de las importaciones son de trigo, maíz y soya. El trigo es para la realización de pan y pasta, pero sectores de la avicultura y porcicultura se han visto afectados por la escasez en los alimentos balanceados.


En ese caso, Andrés Valencia, presidente de Federación Nacional de Avicultores de Colombia (Fenavi), indicó que el paro camionero no sólo ha obstaculizado la llegada de insumos, sino que los 3.900 toneladas de carne de pollo y 33 millones de huevos diarios que llegan a las mesas de los hogares colombianos se han visto restringidos. Lo que propende al incremento de sus precios.


Así mismo, el director ejecutivo de Asoleche, Jorge Andrés Martínez, señaló que esta situación tiene estancados 70.000 litros de leche en las fincas.


Por lo que “urge una solución de fondo que permita continuar con la normal recolección de leche en las zonas afectadas”, concluyó Martínez al solicitar al Gobierno un pronto acuerdo que dé fin al paro camionero que hoy cumple un mes.