Economía

Logistic costs in Colombia are still high
El costo logístico en Colombia sigue siendo alto
Autor: Monica Andrea Saavedra Crespo
5 de Julio de 2016


El costo logístico en el país está por encima de varias naciones de América y Europa. Mientras que en EE.UU. apenas representa 8,7% de las ventas, en Europa se eleva al 11,9% y en América Latina el promedio es de 14,7%.


Foto: Cortesía 

Los costos logísticos se componen de transporte, distribución, almacenamiento, administración logística, manejo de pedidos, entre otros.

Los costos de logística para las empresas representan el 14,97% de las ventas, es decir, casi $15 de cada $100 del valor de un producto se invierte en este tipo de gastos. Además, la industria logística, aparte de los altos costos, enfrenta otros problemas en la distribución de mercancías como el desfase en los tiempos de entrega, pedidos incompletos y daños o errores en los documentos.


La Misión Logística y de Comercio Exterior para Colombia del Departamento Nacional de Planeación (DNP) en conjunto con la Presidencia de la República, buscan reducir este porcentaje al 12% para el año 2030.


Según Simón Gaviria Muñoz, director del DNP, “lo que queremos con la Misión es identificar un paquete de medidas que en articulación con las demás entidades involucradas, permita reducir los costos de logística y mejorar la competitividad de las empresas y del país”.


De acuerdo con la Encuesta Nacional Logística el 83,8% de las entregas se realiza a tiempo, es decir, dos de cada diez pedidos llegan tarde; 92,2% de los encargos llegan completos al destinario y apenas 73,3% de las solicitudes se hacen a tiempo y completas.


Además, aseguran los encuestados que la principal problemática, identificada por las empresas prestadoras de servicios logísticos, es la falta de zonas adecuadas para cargue y descargue, la ausencia de seguridad jurídica en aduanas y la escasez de talento humano.


En ese sentido, Giovanni Biffi, presidente de Logyca, dijo que la logística internacional requiere gente, procesos y tecnología alineados para lograr unas operaciones más eficientes.


El reporte del Banco Mundial (BM) ubicó a Colombia en el lugar 94 entre 160 naciones, escalando tres puestos frente a la medición de 2014, cuando obtuvo la posición 97. Mientras que en 2012 se ubicó en el 64, en 2010 en el 72 y en 2007 en el 82. En el indicador de aduana quedó en el puesto 129, infraestructura 95, competencias logísticas 94, despachos internacionales 81, rastreo y trazabilidad 85 y puntualidad 78.


Por su parte, Alejandro Costa, del grupo Impala Terminals, expuso que para mejorar la logística el país requiere integrar el puerto con el transporte, contar con un solo sistema multimodal integral que conecte la industria del interior con los puertos oceánicos.


Germán Torres, miembro del Institute of Supply Management (ISM), puntualizó que Colombia tiene una situación privilegiada, pese a las calificaciones en temas logísticos y las falencias de infraestructura. “Una ubicación geográfica envidiable, un clima que permite el desarrollo de recursos naturales para los procesos productivos, logísticos y el respaldo a la innovación que tiene el país a través de diversas políticas público privadas”, indicó.


En conclusión, el Plan Maestro Logístico será la base para construir instrumentos normativos y un documento Conpes que le dará continuidad a los esfuerzos realizados por las entidades, gremios y academia. 



Retos para Colombia

Ricardo Uribe Marín, jefe del Departamento de Organización y Gerencia de Eafit y autor del libro Costos Logísticos, de la editorial Ecoe, manifestó que el país enfrenta muchos retos respecto a los costos logísticos. 


El transporte es uno de los rubros que más pesa y que hace a Colombia poco competitivo, porque no son sólo los tiempos de transporte sino que se contemplan los de cargue, descargue y espera. El otro aspecto tiene que ver con la distribución. 


“Muchas compañías ya le han agregado mucha tecnología a sus procesos logísticos, y otras no tanto, eso también hace que los costos sean más altos para aquellas empresas que no están tan tecnificadas”, añadió Uribe Marín.