Política

The mayor of Bello continues governing
El alcalde de Bello sigue gobernando
Autor: José Ignacio Mejía / Nacho
23 de Junio de 2016


La elección de este mandatario había sido demandada por el perdedor en las urnas, Óscar Andrés Pérez.



Un nuevo round político-judicial acaba de superar el alcalde de Bello, César Suárez.

El alcalde de Bello, César Suárez Mira, volvió a derrotar a su durísimo oponente electoral del año pasado, Óscar Andrés Pérez Muñoz, ya no por la vía electoral, sino en los estrados judiciales.


Tras los escrutinios finales dados a conocer en noviembre del 2015 sobre los comicios de alcalde de Bello del 25 de octubre, Suárez Mira venció estrechamente a Pérez Muñoz por sólo 1.292 votos.


Pero como el perdedor demandó esas elecciones, la justicia acaba de fallar, en primera instancia, en favor de la permanencia del actual mandatario popular de Bello.


En efecto, el Tribunal Administrativo de Antioquia negó las pretensiones de los demandantes que solicitaban la nulidad de la elección de Suárez Mira por supuestos hechos de fraude, violencia y engaño electoral que sus contradictores no pudieron demostrar a lo largo del extenso proceso judicial que se extendió por más de seis meses.


César Suárez Mira, de origen conservador, aspiró a esa Alcaldía con el apoyo de una coalición de nueve partidos y movimientos políticos, mientras Óscar Andrés Pérez Muñoz fue el candidato del uribista Centro Democrático.


Pero en esta elección estaba en juego el honor político de cada bando, toda vez que Pérez Muñoz había pertenecido a la Casa Suárez, que lo hizo alcalde en el periodo 2008 – 2011, pero terminando ese mandato rompió relaciones con sus mecenas y pasó a convertirse en un fuerte rival electoral en las pasadas elecciones, para las cuales se avaló bajo el prestigio y el imán electoral del uribismo.


Esos comicios fueron un verdadero mano a mano muy tensionante durante el conteo de los votos, lo que sólo se decidió en el reconteo de los escrutinios con los cuales se declaró la elección.


Óscar Andrés Pérez, acompañado de varios ciudadanos de Bello y luego ayudado por los testimonios de otras personas que figuran en el expediente como coadyuvantes, entre ellos el también excandidato a la Alcaldía bellanita León Fredy Muñoz Lopera; centró la demanda de nulidad electoral al configurarse, según ellos, la causal contemplada en el numeral 2º del Artículo 275 del Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo, que tiene que ver con acciones tendientes a la destrucción de documentos, elementos o material electoral, o con haber existido algún tipo de violencia o sabotaje, contra el material electoral o el sistema de votación, información, transmisión o consolidación de los resultados de las elecciones para la Alcaldía de Bello.


Los demandantes alegaron que se incurrió en corrupción al sufragante porque el actual alcalde, cuando era candidato, prometió a 4.500 bachilleres que se graduaban a finales del 2015, 4.500 cupos universitarios.


Igualmente, la demanda se basó en denuncias en torno a que la jurado electoral Yazmín Maritza Mesa Martínez fue encontrada rayando tarjetones electorales, también porque el secretario de Gobierno de Bello al momento de esos comicios, Hugo Díaz, estaba manipulando los votos en la Comisión Escrutadora 2 y porque algunas urnas estaban sin sellar en la Institución Educativa Hernán Villa Baena.


La defensa


Los apoderados del alcalde respondieron a la demanda argumentando que los opositores no realizaron ninguna actividad y no aportaron pruebas que evidenciaran la causal de nulidad del mandatario de Bello.


Por el contrario, alegaron que ellos sí suministraron varias pruebas en favor de Suárez Mira. 


Entre ellas la certificación del Ministerio del Interior sobre la inexistencia de violencia en las elecciones del 25 de octubre en Bello.


Un documento expedido por el Comité de Seguimiento Electoral de esa ciudad, en el que se manifiesta que no existió ningún acto de violencia o de sabotaje en esa jornada.


Y una respuesta del Comando de la Policía, en la que no se evidencia ningún acto de violencia y de sabotaje.


Para los defensores del Alcalde, los anteriores documentos públicos tienen toda la presunción de validez y no fueron tachados de falsos.


Además que tampoco existieron pruebas que contradijeran esos documentos, por lo cual solicitaron que fueran acogidos sin reserva alguna, al tiempo que demostraron no probada la causal de nulidad promovida por la contraparte.


Por su parte, la Procuraduría en su concepto judicial pidió negar las pretensiones de los demandantes al no lograr determinar los requisitos que la jurisprudencia ha establecido para la prosperidad de nulidad de los actos de declaratoria de elecciones.


“De esa forma no se encontró asiento legal que indique la necesidad de declarar la nulidad de dicha elección”, conceptuó el Ministerio Público.


A este proceso fueron vinculados como testigos la Registraduría Nacional del Estado Civil y el Consejo Nacional Electoral, CNE. La primera entidad respondió que el competente en estos casos es el CNE, organismo que no presentó escrito de contestación de la demanda.


Según la sentencia del Tribunal Administrativo de Antioquia, con ponencia del magistrado John Jairo Alzate López, “dentro del expediente no reposa prueba alguna que permita acreditar que el señor César Augusto Suárez Mira haya cometido violencia sobre los electores y menos que en la campaña haya ejercido alguna conducta que pudiera tipificar corrupción al elector. Las reglas de la lógica y la experiencia indican que cuando se aspira a un cargo de elección popular, los candidatos hacen promesas u ofrecimientos que no pueden encuadrarse en conductas ilícitas o que se entiendan como corrupción al sufragante”.


Y se agregó que “las partes en el proceso deben probar los supuestos hechos que pretenden hacer valer en la demanda, pero como ello en el presente caso no sucedió” el Tribunal Administrativo de Antioquia, en su Sala Primera de Decisión, que también integran los magistrados Álvaro Cruz Riaño y Jorge Iván Duque Gutiérrez, negó las pretensiones de la demanda.



Reacción del alcalde

El alcalde Suárez Mira, tras conocer el fallo, expresó que “estamos contentos con la decisión porque reafirma que todas las acciones que hicimos durante la campaña y la jornada electoral fueron limpias, responsables y sinceras. Los bellanitas creyeron en mí y puedo continuar con esta misión de dirigir los destinos de esta ciudad. Hay personas que quieren desestabilizar a Bello a través de falsas denuncias en mi contra, sin darse cuenta que no sólo afectan mi imagen sino la de toda una población”.