Columnistas

Avianca. . . (¿?)
Autor: Alberto Maya Restrepo
20 de Junio de 2016


Se ha hablado sobre una posible venta de Avianca, aunque no se sabe bien de qué se trata, pues también se ha dicho que la empresa busca en el mercado 500 millones de dólares.

Se ha hablado sobre una posible venta de Avianca, aunque no se sabe bien de qué se trata, pues también se ha dicho que la empresa busca en el mercado 500 millones de dólares, cifra que luce normal frente al tamaño de la compañía y a sus necesidades de capital. Ahora bien, de pedir prestada esa cantidad a pasar a vender acciones a un poderoso tercero hay gran trecho. Aunque no creo mucho que se informará ampliamente sobre lo que realmente están pensando hacer, el cambio de dueño pone a pensar porque Avianca es como una esmeralda de mediano tamaño y alta calidad. Esa esmeralda, exhibida sola, brilla y atrae, pero si se pone en medio de un cascajero se desdibuja.


La información aparecida en los medios pudo incomodar a los dueños mayoritarios de la aerolínea, pues ese tipo de operaciones se mantienen bajo tal reserva que cualquier filtración (o información parcial) molesta. Recordemos el misterio que rodeó la adquisición de Avianca/Sam por parte de don Germán Efromovich. Cuando el hecho reventó todo estaba consumado y lo que se hizo fue presentarlo de la mejor manera posible porque, para mí, representó una claudicación de los vendedores, aunque bien hecho por Efromovich.


Difícil que esta aerolínea vaya a ser conducida desde Atlanta o Houston de acuerdo con los estándares de calidad, servicio y atención que se le han implantado en la era Efromovich pues, si bien, de los chinos (HNA Group) que se han mencionado como posibles candidatos a entrar en el negocio no adelanto juicios hasta no conocer algunos datos más, tengo claro que entre las aerolíneas menos deseables hoy en ese paseo están Delta Air Lines y United Airlines, a quienes mueve su rivalidad con American Airlines por su presencia en Latioamérica y su alianza con Latam, y porque primero sería deseable ver cómo ellas mismas se modernizan en equipos y en servicio. 


Si se pretende que Avianca opere como una low cost tal vez una de las enormes norteamericanas lo podría llevar a cabo, pero si la idea no es esa veo complicado, como se exhiben parcialmente las cosas hoy, que los estándares de la Avianca actual sean sostenidos y podría pasar a ser un renglón más en los esquemas de itinerarios sin importar mucho los intereses regionales. ¿Adivinan ya por qué se fue el conciliador/político Fabio Villegas Ramírez?


El señor Efromovich es hombre de negocios; él compra oportunidades, las valoriza y cuando “dan punto” mira qué negocio se presenta con ellas. No creo en la fidelidad al negocio, pues le es fiel a él mientras va en ascenso, pero frente a posible opción ganadora no hay afecto. Él adquirió a Avianca en momentos críticos y aprovechó una especie de ganga, apuntalada en la pésima administración que tenía la aerolínea y en el desdén de los dueños mayores hacia ese negocio, al que más dinero no estaban dispuestos a ponerle.


En parte, algo así podría decirse de la familia Kriete, propietaria de Taca, con quien Avianca formó Avianca Holdings S.A.: “una sociedad panameña que representa la operación integrada de varias compañías aéreas que operan nacional e internacionalmente, respecto de las cuales actúa como sociedad controlante”; ellas son: Avianca, Tampa y AeroGal, y las compañías del Grupo TACA que son: TACA, Líneas Aéreas Costarricenses S.A., Transamerican Airlines S.A., Servicios Aéreos Nacionales S.A. (Costa Rica), Aerotaxis La Costeña S.A. e Isleña de Inversiones C.A. de C.V. Además está en el paquete Ocean Air, hoy operando como Avianca Brasil. Eso sí, no dudo del beneficio de contar con un buen socio, pero éste debe garantizar la continuidad de los valores que han hecho crecer la aerolínea en los últimos 10 años.


A los accionistas minoritarios poco en cuentan se los tiene y a lo que pueden aspirar es a que la acción en Bolsa recobre siquiera el precio al cual se lanzó la emisión ($5.000 por cada una). Efromovich ha dicho que “Avianca está abierta a oportunidades de cooperación”, lo que lleva a inferir que muchas cosas pueden ocurrir… ¡y están ocurriendo!