Fútbol en el Mundo

Ronaldo fails and Portugal gets in a tangle
Ronaldo falla y Portugal se complica
19 de Junio de 2016


La selección de Hungría, que empató 1-1 con Islandia en el estadio Velodrome de Marsella, por el Grupo F, puso un pie en los octavos de final de la competición.


Foto: EFE 

Cristiano Ronaldo no pudo contener su furor tras fallar un  penalti.

EFE


Una Portugal dominante pero ineficaz, a imagen y semejanza de su estrella Cristiano Ronaldo, que dispuso de buenas ocasiones e incluso falló un penalti, no pudo pasar del empate a cero ante Austria, por lo que se complica su clasificación para los octavos de final de la Eurocopa.


Los de Fernando Santos dispusieron de un buen puñado de oportunidades, muchas de ellas en las botas de un Ronaldo que ve cómo se le escapa una nueva oportunidad de convertirse en el primer futbolista que marca en cuatro Eurocopas.


El jugador del Real Madrid tuvo cuatro claras oportunidades, pero el punto de mira algo desviado en una de ellas y la buena actuación del meta austríaco Almer en las otras tres le dejaron de nuevo en el dique seco.


Hasta que en el minuto 79 fue objeto de un innecesario penalti de Prödl que él mismo lanzó contra el palo derecho del cancerbero. Fue la mejor metáfora de la maldición que persigue en esta Eurocopa al jugador del Real Madrid.


El día en que superaba a Luis Figo, quien estaba en las gradas, como el luso con más participaciones internacionales, Ronaldo no pudo festejar el primer triunfo de Portugal en Francia.


De hecho, con su segundo empate, tras el de la primera jornada con Islandia, su clasificación para octavos queda en el aire y depende de vencer a Hungría en el último partido del grupo F. Cualquier otro resultado dejaría a los lusos a expensas de lo que Islandia y Austria hicieran en el otro duelo.


Los austríacos, por su parte, están obligados a ganar a Islandia y esperar la derrota de Portugal para ser segundos o aferrarse a una de las terceras plazas clasificatorias.


La suerte no le fue propicia a Portugal en su duelo con Austria en el que, con un poco más de acierto rematador, hubiera regalado un triunfo fácil a los más de 20.000 lusos que poblaron las gradas del Parque de los Príncipes.


Mejoró Portugal su imagen con respecto al debut ante Austria, gracias en buena medida a la entrada de Quaresma, quien dio profundidad al ataque.


Dominantes y ofensivos, los de Fernando Santos desarbolaron a una timorata Austria que sólo en algún golpe de calidad de David Alaba hizo acto de presencia.


El dominio luso se tradujo en oportunidades pero estas no modificaron el marcador.