Economía

Penalty fees on commercial flight rates would be eliminated
Eliminarían multas en tarifas de vuelos comerciales
Autor: Monica Andrea Saavedra Crespo
19 de Junio de 2016


El objetivo del proyecto de ley es garantizar los derechos de los pasajeros en cuanto a la modificación de fecha, retracto, corrección de los datos personales y publicidad e información mínima de los usuarios de servicios nacionales


Foto: Cortesía 

Según la Aeronáutica Civil, el tráfico aéreo nacional e internacional desde enero hasta abril en total ha sido 11’216.633, es decir un crecimiento de 7,5%.

El proyecto de ley “por medio del cual se establecen mecanismos de protección al consumidor del servicio de transporte aéreo nacional de pasajeros y se dictan otras disposiciones” busca eliminar las multas en tarifas aéreas de vuelos comerciales, cuando los usuarios tienen inconvenientes con sus tiquetes. Este ya fue aprobado en su último debate y espera conciciliación. 


Según el representante a la Cámara por el Partido de la U, Eduardo Crissien Borrero, “hay penalidades en los tiquetes aéreos cuando se quiere hacer un cambio de destino, de horario o corrección del nombre del pasajero”. 


Crissien Borrero explicó que la idea del proyecto de ley es eliminar las multas en los tiquetes de vuelos comerciales en el país que hoy rondan los $150.000.


Pero este nuevo proyecto haría que, en cuanto a la modificación de fecha, si se comunica previamente el cambio de la reserva con una anticipación no menor a ocho días, contados a partir de la fecha del viaje, la aerolínea aceptará la solicitud del usuario sin que proceda cobro administrativo alguno.


También queda estipulado en la iniciativa, que si se llega a modificar la fecha en un plazo menor a los ocho días deberá pagar los costos administrativos que determine la empresa de transporte aéreo de pasajeros, pero no podrán exceder los 1.3 salarios mínimos legales diarios vigentes para el servicio nacional y la diferencia tarifaria del servicio, es decir $30.000.


El derecho de retracto deberá ser ejercido dentro de los tres días siguientes a la operación de compra; y este sólo podrá ser ejercido con una anterioridad igual o mayor a ocho días entre el momento de su ejercicio oportuno y la fecha prevista para el inicio de la prestación del servicio nacional.


Esto significa, según Crissien Borrero, que el pasajero que pida retracto o quiera devolver su pasaje con menos de ocho días a la fecha del vuelo pierde su derecho a la devolución de su dinero.


El proyecto también contempla eliminar las multas por errores ortográficos en los datos personales de un usuario y el transportador o aerolínea debe suministrar información veraz y publicidad comprensible cuando adquieran tiquetes. 


Cabe acotar que, Crissien Borrero sostuvo que las denominadas tarifas promocionales quedan exentas de toda penalidad, por lo que casi el 60% de los compradores no se verá cobijados con esta medida.


Una vez este proyecto sea conciliado entre Senado y Cámara, pasará posteriormente a sanción por el presidente Juan Manuel Santos para que sea ley de la República.



Aerolíneas en contra

Ante este proyecto, Juan Emilio Posada, presidente de VivaColombia, había manifestado su preocupación porque los pasajes aéreos subirían hasta 70%, si se incluyeran las tarifas promocionales.


“Cuando el cliente tiene la posibilidad de cambiar la fecha del vuelo está quitándole la posibilidad a otro cliente  de usar la silla a tarifa baja”, expresó.


Esto se debe a que en la medida en que sea muy fácil para un pasajero utilizar la silla que tenía reservada, la probabilidad de que se vaya vacía es muy alta y eso haría que se suban las tarifas para tener en cuenta ese riesgo, agregó Posada.


Por su parte, Germán Efromovich, propietario de Avianca, aseguró a medios nacionales que el proyecto dejaría en desventaja competitiva a las aerolíneas y que además habría que transferir el costo a los demás usuarios. 


“Ese porcentaje de silla vacía se tiene que dividir por el porcentaje de silla llena y va a aumentar el precio, sin duda”, expresó.


Sin embargo, el representante Crissien Borrero negó que se fueran a incluir las tarifas promocionales y que aparentemente ha habido una campaña para desacreditar el proyecto en pie.