Mundo deportivo

The Jamis fulfilled its goal
El Jamis cumplió su propósito
Autor: Merllyn Álvarez Hincapie
18 de Junio de 2016


La Vuelta a Colombia tendrá hoy la disputa de la sexta etapa, la esperada contrarreloj individual, que parte del Edificio Inteligente al Alto de Las Palmas, sobre 17.5 kilómetros. Fracción que empezará a definir los aspirantes al título.


Foto: Cortesía 

Tres años llevaba Janier Acevedo sin correr en la Vuelta a Colombia.

Con la firme intención de ganar al menos una etapa llegó a Colombia el equipo estadounidense Jamis, que cuenta en sus filas con Janier Acevedo y Brayan Sánchez. Lo que no se imaginaron era que en la primera semana este propósito sería cumplido, pues de las cinco etapas que se han disputado de la Vuelta a Colombia los americanos ya han ganado dos.


La escuadra Jamis llegó a la edición número 66 de esta carrera con un grupo de corredores que se destacan en terreno llano, por eso la primera semana de este certamen fue la que los motivó a participar, pues podrían lograr su objetivo en uno de los finales diseñados para definir al sprint.


“Brayan y Janier me contaron que este año la Vuelta iba a ser un poco más accesible los primeros días y la verdad eso fue lo que hizo que decidiéramos venir, porque si eran etapas de pura montaña no nos atraía tanto, pero con etapas planas y después etapas de montaña aceptamos venir. Además, Janier siempre ha querido volver a correr en Colombia, pero nosotros tenemos un calendario bastante extenso en Estados Unidos; sin embargo, al no estar invitados al Tour de California se nos abrió la puerta para aceptar la invitación. Estamos muy contentos de estar acá y de ver la pasión con la que se vive el ciclismo acá en Colombia”, expresó Sebastián Alexandre, director técnico del equipo.


Alexandre reconoció que “tenía mucha expectativa y me ha sorprendido mucho la gente que ha salido a los costados de la ruta a ver la carrera, es algo muy bonito y que no se ve en muchas partes de América”.


 Anderson Bonilla - FCC

Janier Acevedo es el mejor del equipo estadounidense en la Vuelta a Colombia 2016.


Tras dos triunfos en cinco etapas que se han disputado, el entrenador confesó con alegría que “el objetivo que teníamos lo cumplimos. Veníamos con un objetivo que era llevarnos una etapa y ya llevamos dos, ahora vamos a ver cómo se van dando las cosas. La Vuelta es muy dura y para Janier es más duro porque está sólo para la montaña, entonces vamos a ver si puede disputar alguna etapa, pero para la general no tenemos ninguna expectativa”, detalló Sebastián, agregando que en la segunda semana de la carrera, donde se tendrán las etapas de montaña, esperará a ver “cómo se desarrolla la Vuelta. Acevedo se está sintiendo bien y para disputar la Vuelta a Colombia hay que estar bien y tener un equipo preparado para lograrlo, nosotros vinimos con objetivos de disputar etapas, así que no veo a Janier como un candidato para la general, pero vamos a ver día a día cómo nos va saliendo todo”.


Para el antioqueño Janier Acevedo es una gran felicidad correr en su país y confesó sentirse “muy contento de estar acá con el equipo, todos han estado muy animados, muy contentos, han andado muy bien, hemos conseguido buenos resultados y creo que ha sido un buen balance hasta el día de hoy. Esperamos seguir haciendo unas buenas presentaciones en lo que resta de la Vuelta”.


Estar corriendo en su país es para este ciclista algo “muy motivante, porque representar al país afuera y luego venir con los compañeros a correr acá es mostrar el ciclismo colombiano, el cómo se corre acá, el territorio, el recorrido, es excelente. Además el técnico quería venir, estaban todos animados y con lo que se ha logrado están contentos. Pienso que podemos seguir haciendo una buena actuación”.


Janier aseguró que sus compañeros estaban “a la expectativa de cómo era, de cómo había que correr, de todo, pero los hemos guiado y creo que lo han hecho muy bien. Los que no conocían están sorprendidos por las subidas, por el territorio, las grandes montañas y todo el paisaje bonito que han visto durante estas etapas que hemos disputado”.


Sobre su actuación hasta el momento, el nacido en el municipio antioqueño de Caramanta opinó que “ha sido una gran semana para mí, no pensé que iba a tener tan buenas sensaciones en el inicio de la Vuelta, porque la verdad no estoy preparado para hacer un Top-Ten o una buena clasificación, pues nos estamos preparando para el objetivo del equipo de este año que es el Tour de Utah, pero bienvenido todo buen resultado, lo que sea es ganancia y vamos a ver qué pasa en lo que falta”.


Además aseguró que “cuando se acaben los contratos afuera, la primera opción es correr acá en Colombia y seguir lo más que se pueda”.



Una más para Haedo

De la misma forma que lo hizo tres días atrás en la etapa que llegó a Montería, el corredor argentino Lucas Haedo (Jamis) levantó los brazos y se quedó con la victoria, esta vez en la quinta etapa de la Vuelta a Colombia, que se disputó ayer en territorio antioqueño, entre Yarumal y Bello, sobre 113.5 kilómetros, en la que Óscar Sevilla (EPM-Tigo-UNE) conservó el liderato.


Lucas volvió a dar una muestra de sus grandes condiciones de embalador y en el municipio de Bello fue el primero en cruzar la línea de meta tras 2 horas 28 minutos y 6 segundos, protagonizando el sprint final con el joven corredor que le ha dado la pelea en las etapas en línea que se han disputado, Sebastián Molano (Manzana Postobón), quien terminó en la segunda posición con el mismo tiempo del ganador. Jeffry Romero (Boyacá Raza de Campeones) finalizó tercero.


En una jornada marcada por las fugas, que fueron controladas por el buen trabajo del equipo del líder, quienes trabajaron fuertemente para proteger a su carta fuerte y consiguieron dejar atrás a un fuerte rival como Ómar Mendoza (Movistar), quien fue el más perjudicado de la jornada al perder más de un minuto y salir del Top-Ten de la general.


A 10 kilómetros de la meta el líder Sevilla atacó, respaldado por su equipo, y rompió el grupo en pedazos. Tras él salieron el Orgullo Paisa, Sebastián Molano, Lucas Haedo y José Serpa (Arroz Sonora), pero en el embalaje final fueron Haedo y Sebastián los que apretaron fuertemente para definir al ganador, siendo el gaucho el más rápido, adjudicándose así su segundo triunfo en esta carrera.