Mundo deportivo

The “Manzana” (Apple), focused on the sub-23 (under-23)
El Manzana, enfocado en la sub-23
Autor: Merllyn Álvarez Hincapie
17 de Junio de 2016


La caravana de la Vuelta a Colombia llega hoy a territorio antioqueño con la disputa de la quinta etapa, que se correrá entre los municipios de Yarumal y Bello, sobre un total de 113.5 kilómetros.



Después de su paso por el GW-Shimano, Aldemar Reyes llegó al Manzana Postobón y ha sido uno de los más destacados.

Fotos Cortesía Team Manzana Postobón

El equipo Manzana Postobón se ha destacado por el trabajo con los corredores juveniles. El entrenador Luis Fernando Saldarriaga es reconocido por la promoción de jóvenes talentos y ha trabajado con ciclistas que hoy en día brillan en el pelotón internacional, como Esteban Chaves.


En la edición número 66 de esta Vuelta a Colombia el objetivo con el que llegó el equipo Rosa era el de estar en la pelea por la camiseta de los jóvenes sub-23, propósito que ha cumplido desde el primer día, pues en la contrarreloj que abrió la carrera el antioqueño Juan Felipe Osorio fue el mejor juvenil y se impuso la camiseta azul, y en las demás etapas el que se ha vestido como mejor sub-23 ha sido Aldemar Reyes.


“Nosotros queremos enfocar nuestro trabajo a fortalecer los talentos que hay dentro del equipo, siempre ha sido una filosofía, siempre ha estado dentro de las estructuras del alto rendimiento, consolidar a estos jóvenes en el conocimiento de su deporte, darles todas las herramientas fundamentales, tecnológicas y científicas, para que puedan obtener estos resultados. Para nadie es un secreto que nuestra fortaleza está ahí, en trabajar esas categorías en todos los componentes, el teórico, el físico, el táctico; y poderle garantizar a ellos que pueden salir a correr con la esperanza de poder obtener un buen resultado”, detalló el director deportivo del equipo Rosa.


Cada corredor del Manzana Postobón tiene claro los objetivos del equipo y trabajan entre todos por lograrlos.


 Saldarriaga confirmó el firme objetivo con el que se llegó a esta carrera y expresó que “desde que elaboramos la estrategia de trabajo, desde que elegimos la nómina, desde que estructuramos los diferentes bloques que tenemos internamente esa es la premisa, ir por la camiseta de la sub-23 y creo que tenemos bastantes argumentos para defenderla hasta Tunja. Pienso que ya nuestra estrategia hay que defenderla hasta el último día con la sub-23, sea con Hernán Aguirre, Aldemar Reyes, Wilmar Paredes o Juan Felipe Osorio”.


Mantener esta camiseta de líder sub-23 no será muy fácil, pues hay otros equipos que también quieren vestir de azul a alguno de sus corredores jóvenes. Esto lo tiene claro el técnico del Manzana Postobón, quien manifestó que “hay otros corredores que hay que tenerlos presentes. Edward Díaz, del GW-Shimano, es un joven que tiene buenos antecedentes, tiene muchos antecedentes en Europa, tiene muy buena condición física, por algo es el campeón nacional, y dentro de ese contexto, pienso que el equipo tiene que valorar el hecho de que tiene un rival al frente bastante importante y que hay que tenerlo objetivamente bien marcado, porque en cualquier momento te puede dar la sorpresa”.


El equipo Rosa tuvo un paso por Europa previo a la Vuelta a Colombia, viaje que le aportó mucho a cada corredor y les da un poco más de madurez para enfrentar las grandes carreras del calendario nacional. “Encajar, acoplar un equipo a lo que uno quiere siempre toma tiempo, hay que tratar de enfocar a los corredores en cada una de sus individualidades, pero ellos tienen que entender que el ciclismo es un deporte de conjunto, hay muchos principios que tienen que marcar el trabajo dentro del equipo y en esas experiencias se dieron cuenta de que estábamos bajo un trabajo bastante serio para correr como un equipo, como un bloque sólido y mostrar esas fortalezas en Europa. Experiencias tuvieron muchas, más positivas que negativas, pero hacia eso apuntamos, a ser un equipo fuerte internacionalmente”, explicó Luis Fernando.


Aldemar Reyes, quien ha portado los últimos días la camiseta azul, espera “mantenerla muchos días más, este es un objetivo del equipo y aspiramos llegar a Tunja con esta camiseta”.


Para este joven la parte más dura para defender la camiseta será la segunda semana de la Vuelta, después de la contrarreloj en el Alto de Las Palmas, en Medellín: “Será una semana muy dura, pero pienso que hemos trabajado muy duro y creo que estaremos bien allí”.


El nacido en Ramiriquí, Boyacá, aseguró que “aún no hay nada ganado, es una diferencia muy corta en esta categoría y toca estar a la expectativa de cualquier otro corredor que esté detrás de la camiseta de mejor sub-23”.



Clasificación etapa

1. Juan Sebastián Molano 


(Manzana Postobón) 2:31:53


2. Lucas Haedo 


(Jamis) m.t.


3. Weimar Roldán 


(EPM-Tigo-une) m.t.


4. Juan Pablo Forero 


(Ebsa) a 01


5. Jeffry Romero 


(Boyacá) m.t.


6. Johan Colón 


(Multirrepuestos Bosa) m.t.


7. Marlon Pérez 


(Redetrans Supergiros) m.t.


8. Christian Tamayo (Arroz Sonora) m.t.


9. Jairo Salas (Orgullo Paisa) m.t.


10. Daniel Balsero (Pintubler) m.t. 


Clasificación general


1. Óscar Sevilla (EPM-Tigo-UNE) 8h:26:43


2. Ómar Mendoza (Movistar) a 28


3. Camilo Gómez (Coldeportes Claro) a 44


4. Alexánder Gil (Orgullo Paisa) a 51


5. Álex Cano (Orgullo Paisa) a 59


6. Jonathan Caicedo (Strongman) a 1:00


7. Janier Acevedo (Team Jamis) a 1:01


8. Danny Osorio (Redetrans Supergiros) a 1:09


9. Dalivier Ospina (Coldeportes Claro) a 1:10


10. Mauricio Ortega 


(Redetrans Supergiros) m.t.




Molano tomó revancha en Caucasia

Después de haberlo intentado hace dos días en la etapa que llegó a Montería y terminar en un tercer lugar tras un apretado embalaje que se definió con foto finish, el corredor Sebastián Molano, del Manzana Postobón, logró tomar revancha y en una situación similar venció al argentino Lucas Haedo (Jamis) en la cuarta fracción de la Vuelta a Colombia, que se disputó ayer entre Montería y Caucasia, sobre 118.7 kilómetros.


En una jornada que inició con malas noticias para cuatro corredores: Carlos Julián Quintero y Miguel Ángel Rubiano, ambos del Coldeportes Claro, y los hermanos Juan Pablo y Norberto Wilches, quienes fueron retirados de la competencia por aparecer con doble licencia ante la Unión Ciclista Internacional, UCI, es decir, inscritos oficialmente en dos equipos diferentes, los protagonistas de la etapa anterior querían volver a dar emociones.


Se dieron varios intentos de fugas, pero sólo una de tres corredores fue la que más prosperó. Cristian Torres (Autolarte), Dalivier Ospina (Coldeportes Claro) y Esteven Cuesta (Cundinamarca), quienes lograron una diferencia de más de un minuto respecto al pelotón, que era guiado por el equipo del líder Óscar Sevilla, incluso después de una caída que sufrió por un enredón entre varios ciclistas.


Al final, con el grupo compacto, el embalaje era el que definiría al ganador. Los mismos que habían definido al sprint la etapa anterior se destacaron en la de ayer. Sebastián Molano quería levantar los brazos y sacó sus fuerzas, para vencer en la línea de meta a Haedo, quien lo derrotó en la tercera etapa. Gracias a sus condiciones pudo cruzar primero la línea y darle la primera victoria al equipo Manzana Postobón en este certamen.


“El ciclismo es de rivalidades y de amigos, pude hacer un sprint como me gusta, como se me dan mis condiciones y estoy muy feliz”, expresó el ganador al final de la etapa.