Economía

“Poscommodities” agenda, new Latin American focus
Agenda poscommodities, nuevo foco latinoamericano
Autor: Duván Vásquez
17 de Junio de 2016


Hasta hoy se desarrolla en Medellín la versión regional del Foro Económico Mundial (FEM), en el que cientos de líderes políticos y empresariales discuten sobre la situación actual y futura de esta parte del continente americano.


Foto: Hernán Vanegas 

Santos y Macri expusieron sus visiones sobre Latinoamérica.

América Latina enfrenta actualmente un panorama de bajo crecimiento, consecuencia de una crisis mundial que le ha cobrado a las exportaciones de commodities que es de lo que en mayor medida ha dependido la economía regional.


Por eso es que en la Plenaria de Apertura del FEM Latinoamérica -que contó con las intervenciones de los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos; y de Argentina, Mauricio Macri-, la directora del Foro para la región, la salvadoreña Marisol Argueta de Barillas,  propuso que es necesario trazar una agenda poscommodities, en el que los sectores privado y público apuesten por una nueva forma de crecimiento e inversiones basados en la confianza y la inserción en la cuarta revolución.


En ese sentido, el mandatario de los colombianos sostuvo que con todo el panorama de la región, “Colombia está viviendo uno de los momentos más interesantes de su historia”, porque pasaría de la guerra a la paz, lo que traerá nuevas oportunidades que se materializarán con mayor inversión y un crecimiento del turismo, que reemplazaría algunas rentas de los hidrocarburos.


Sin embargo, el presidente Santos dijo que toda la región debe reencontrar su rumbo de crecimiento y un desarrollo inclusivo, porque no se puede esconder que hay “mucha desigualdad” en Latinoamérica, por lo que Colombia se ha empeñado en reducir la pobreza que, según el jefe de Estado, en la de ingresos ha bajado en cinco años doce puntos porcentuales y en la extrema cerca de la mitad.


Esa es la misma apuesta que debe tener toda América Latina como lo manifestó en su intervención el presidente de Argentina, Mauricio Macri, quien sostuvo que para lograrlo se debe propender por nuevas políticas para la atracción de inversiones y diversificación de exportaciones, que redunden en mayor generación de empleo para que los latinoamericanos tengan mejores condiciones sociales y económicas.


El mandatario argentino cree que por eso tanto Argentina como Latinoamérica ya no deben ser “el granero del mundo sino convertirse en un supermercado”, ya que ante la crisis de los commodities en el ámbito internacional, es necesario disminuir la comercialización de materias primas y empezar a darle valor agregado, sobre todo implementando la innovación y la tecnología para mayor productividad y calidad en los productos.


Luego de eso, hay un punto fundamental y es la unión de la región, impulsando el comercio interregional, como una opción para nuevos mercados ante la falta de demanda del resto del mundo.


Por eso es que Argentina ya es observador de la Alianza del Pacífico, conformado por Chile, Colombia, México y Perú, y pide pista para hacer parte de ese bloque de integración comercial y social de esos países que mira, además, al Asia Pacífico. Esto, porque “sabemos que la integración es necesaria para el desarrollo”, indicó el mandatario de los argentinos al exponer que “la región tiene la oportunidad de ser protagonista en un mundo que en 2050 tendrá 9.000 millones de consumidores”.


La ciudad argentina de Buenos Aires sucederá a Medellín y acogerá en el mes de abril de 2017 el próximo Foro Económico Mundial (FEM) versión Latinoamérica.



Alianza entre privados y el Gobierno

En busca de esa compenetración con los empresarios, Colombia se ha montado en un modelo de Alianzas Públicas Privadas (APP) con el que se va a desarrollar la infraestructura del país y se invertirán US$25.000 millones entre el Gobierno y el sector privado en proyectos a cinco y seis años, explicó el presidente Juan Manuel Santos, quien agregó que de estos Medellín, anfitriona del Foro, se va a beneficiar con una conexión con el Pacífico y el Caribe.


Con este tipo de obras, sostuvo Santos, Colombia será este año y el próximo uno de los líderes del crecimiento de Latinoamérica, con 3% y 3,5% respectivamente, lo que muestra que ante la desaceleración de la región el país sale muy bien librado.