Palabra y obra

Joining the city with art and design
Uniendo la ciudad con el arte y el diseño
17 de Junio de 2016


Desde su experiencia en el campo del arte y la gestión cultural, Félix Ángel revisa aspectos de de Medellín Design Week, Timebag Art Show y la Feria de Diseño, tres actividades que le proponen a la ciudad un junio para apreciar las artes.


Foto: Cortesía 

Actividades académicas, expositivas y de formación de público proponen estos tres eventos para la agenda de la ciudad. 

Félix Ángel


Artista y curador


Washington ( EE.UU.)


La unión hace la fuerza”  es una expresión de cajón que contiene una gran verdad. 


Cuando diversos intereses se unen con un propósito común, las posibilidades de tener éxito son más altas que cuando se intenta lograr lo mismo individualmente.  Las razones son obvias: mayor aporte de ideas y esfuerzos, disponibilidad de recursos, capacidad de cobertura, posibilidad de involucrar diversos sectores del público a la vez, etc.


La Semana del Diseño en Medellín MDW, Medellin DesigWeek, Timebag Art Show y la Feria de Diseño, que serán desarrolladas del 18 al 23 de junio en la ciudad, son exactamente eso. Muy bien concebido, su lema expresa una clara intención: “La unión de una ciudad por medio  del diseño”, iniciativa mancomunada que reúne tres componentes diversos: 1-TuTallerdsn (conferencias, talleres, bodega central, rueda de negocios, etc.); 2-  La Feria de Diseño (que se realiza por cuarta vez);  y 3-Timebag Art Show (como certamen por segunda vez y por primera vez tendrá Subasta de galerías).


El propósito común es la oportunidad de exponer al público (no hay excusa para no aprovecharla)  a otras dimensiones que educan y explican que el diseño resuelve exigencias funcionales, creativas, y de innovación,con el fin de satisfacer necesidades, incrementar la calidad de vida, ampliar oportunidades de trabajo, y contribuir a la economía  a la vez que permite algo que ningún programa social hasta ahora ha logrado en Medellín: articular orgánicamente la ciudad alrededor de un concepto, al menos por unos días.  Cada una de las partes aporta su cuota, se beneficia mutuamente de la sinergia que la unión genera, y en última instancia, beneficia al público ayudándole a discernir el tremendo papel que el diseño desempeña en la  vida y el comportamiento urbano, individual y colectivo, en una ciudad que no conoce ninguno, o al menos no respeta. El diseño, sin embargo, no se da ni se sostiene en el vacío. Por eso estos certámenes vinculan temas como la arquitectura con el diseño y el arte.


David H. del Valle y sus socios desde tu Tallerdsn lideran MDW,  que en la versión actual se realiza por segunda vez, vinculando  la ciudad con la red mundial de “Semanas de Diseño” (designweek.net), creando  una plataforma para que, quienes se dedican a la materia, participen con sus aportes en eventos similares en otros países demostrando que a pesar de nuestra, mucha, demasiada bestialidad, hay gente capaz de afrontar con racionalidad e imaginación las exigencias que los procesos económico-sociales en su constante evolución plantean al ser humano para que precisamente no pierda la poca humanidad que le queda.


Lo que hace especiales estas actividades, que proponen un junio para el arte y diseño en la ciudad, es la relación que establecen (aunque siempre ha existido) entre varias disciplinas. Lucrecia Piedrahíta, museóloga, especialista en Periodismo Urbano y Estudios Políticos, entre otros títulos, tiene a cargo conferencia en Medellín Design Week. En su opinión, “MDW es una plataforma que vincula diversas disciplinas creativas para formar públicos en la ciudad, para hacer visible el trabajo de diseñadores, arquitectos y artistas y para abrir espacios de negocios que transformen la ciudad en un lugar cosmopolita”. Ella se referirá a lo que llama la “trilogía divina”: (arte + arquitectura + diseño). 


¿Por qué son importantes, y necesarios, para la ciudad eventos como estos? Por la poca educación y mucha ignorancia de la mayoría del público respecto al tema. Por eso tenemos la ciudad que tenemos, y vivimosen la forma que vivimos.  No es sino ver el tráfico, el uso (o mal uso) del espacio público, el vandalismo sobre el mobiliario urbano, las violaciones de la construcción, el caos zonal, y la pobreza  -no tanto material como formal y lúdica- de la casa al almacén, al restaurante, etc. Tenemos una ciudad fea, disfuncional, en la que casi todo está mal concebido, realizado “a la brava”, burdamente, y ello se refleja en quienes viven en ella: la conducta, los hábitos, la forma de vestir, relacionarse y convivir.


El colombiano, y el medellinense en particular prestan poca atención a la calidad de las múltiples respuestas que  una necesidad requiere, incluyendo las personales. Cuando se atreve a hacerlo responden al nivel más barato, precario, (fácil,  diría del Valle), para cumplir con lo elemental. Con ello queda satisfecho aunque no se enriquezca humanamente ni mejore como individuo. Esa mentalidad tercermundista, subdesarrollada es la que nos quita el derecho a ofendernos  cuando nos caracterizan en esa forma. Por ello, estos eventos brindan a la ciudad y sus ciudadanos la ocasión de demostrar lo contrario.


En 2001, tuve la oportunidad de organizar la exposición Estrictamente sueco (StrictlySwedish).  En Estocolmo tuve contacto directo con los principales diseñadores de ese país, visité sus talleres, conversé con ellos, escuché e intercambiamos opiniones. El día anterior a la inauguración en la capital de los Estados Unidos se perpetraron  en Nueva York, Washington y Virginia los atentados terroristas del 11 de septiembre. La reacción general fue cancelar la exposición, a lo cual  me negué. La inauguración se llevó a cabo, sin coctel y precedida con un minuto de silencio, con la participación del embajador de Suecia, Jan Eliasson, quien declaró: “Esta exposición es un homenaje a la normalidad, a la sanidad, a la vida”. El presidente del BID, Enrique Iglesias, consideró que era “una muestra de lo mejor que podemos esperar de los seres humanos”. 


Linda Hales, en el magnífico comentario que concedió a la exposición el 29 de ese mes en The Washington Post citó de nuevo al embajador Eliason con una referencia que alude directamente al papel del diseño, al afirmar que la exposición representaba “un sentido ejemplo de humanidad que magnifica la vida de los demás, tranquila, eficiente, y admirablemente”.


Ojalá Medellín y sus ciudadanos valoren, aprovechen el esfuerzo y la oportunidad que estos tres eventos representan.


Tres eventos unidos


1. La Feria de Diseño


La Feria de Diseño nació en el año 2013, bajo el nombre de Home Design, respondiendo a la necesidad que había en el país de un espacio en el que empresas, marcas y personas relacionadas con la industria del diseño presentaran sus productos y servicios. Para  esta, su cuarta edición, Home Design evolucionó a La Feria de Diseño con categorías como mobiliario, interiorismo, iluminación, tecnología y servicios de diseño y arquitectura.


Fecha: 24 al 26 de junio.


Lugar: Plaza Mayor Centro de Convenciones y Exposiciones (Pabellón Blanco – Pabellón Amarillo)


Cifras del evento: 15.000 personas asistieron a la edición 2014 del certamen, en la que realizaron negocios por más de $2.500.000 millones de pesos durante los 3 días.


2. Medellín Design Week


Medellín Design Week fue creada en 2015, siguiendo el formato de eventos realizados en las principales ciudades del mundo, con el objetivo de sintonizar la ciudad con el circuito del diseño mundial e integrar esta industria y sus actores. Esta Design Week  (semana del diseño) comprende una agenda de eventos que educan sobre diseño, buscando la generación de cultura en esta materia, de la mano de conferencistas nacionales, internacionales, workshops y exhibiciones. Para 2016, la reflexión académica estará centrada en la relevancia de los materiales en el diseño: el conocimiento, aplicación o transformación de la materia permite en los diseñadores una diferenciación y un valor añadido en sus creaciones.


Fecha: 18 al 23 de junio.


Lugares: Mamm, Ed. Antioquia (La Naviera), Hotel San Fernando Plaza, UVA (Unidad de Vida Articulada), Torre de la Memoria de la Biblioteca Pública Piloto, UPB, Biblioteca Débora Arango.


Cifra del evento: 8.000 personas convocó esta actividad en su primera edición, realizada en 2015.


3. Timebag Art Show


Es una feria y encuentro de arte que invita a compartir en un mismo espacio diferentes experiencias del arte contemporáneo nacional e internacional. Timebag Art Show 2016 busca reunir propuestas y proyectos que trabajan por el crecimiento de procesos de innovación y desarrollo en las artes contemporáneas y ofrecerá al público, en una carpa de 800 metros cuadrados, cuatro experiencias que invitarán a la ciudad a conocer de una manera diferente el show del arte contemporáneo: exhibición y venta de obras, subastas Timebag, conferencias y zona multimedia.


Fecha: 24 al 26 de junio.


Lugar: Plaza Mayor, Pabellón Art Show - Zona Dura. 


Cifras del evento: 70 artistas, nacionales e internacionales, entre maestros consagrados, de mediana trayectoria y emergentes, serán exhibidos las diez  exhibiciones que conformarán el Timebag Art Show 2016.