Política

Summoned for fiscal and disciplinary matters
Encartados fiscal y disciplinariamente
Autor: José Ignacio Mejía / Nacho
1 de Junio de 2016


La Procuraduría formuló cargos y la Contraloría de Antioquia dictó fallo de responsabilidad fiscal contra exfuncionarios del Municipio de Campamento.


Foto: Cortesía 

Gran revuelo originará en Campamento los procesos en la Procuraduría y en la Contraloría de Antioquia en contra de varios exfuncionarios de la Alcaldía, entre ellos un exalcalde.

Alcalde, alcaldes encargados, tesoreros y director de Planeación del Municipio de Campamento del periodo 2008 – 2011 quedaron seriamente encartados y deberán responder en procesos fiscales y disciplinarios que adelantaron contra ellos la Procuraduría General de la Nación y la Contraloría General de Antioquia.


La información fue suministrada a los medios de comunicación directamente por ambos organismos de control.


Los problemas para esos exfuncionarios se originan por investigaciones que adelantaron la Procuraduría y la citada Contraloría por supuestos casos de defraudación que condujeron a un detrimento patrimonial y por irregularidades en la suscripción de un contrato interadministrativo, que afectaron los bienes públicos de esa municipalidad del Norte antioqueño.


Como resultado de la auditoría realizada por la Contraloría General de Antioquia a la Administración Municipal de Campamento, y luego de haberse adelantado el proceso de responsabilidad fiscal, el contralor departamental Sergio Zuluaga Peña estableció que efectivamente el exalcalde del municipio de Campamento del 2008 al 2011, Adelmo de Jesús Sánchez Serna;  el extesorero Ferney Alonso Elías Tamayo; el alcalde (e) en el 2011, William Arsenio Cárdenas Luján, y el tesorero (e) en el año 2011, Yuber Alecson Varela Restrepo, participaron en el giro de más de 60 cheques, los cuales fueron cobrados sin existir soporte alguno para ello. 


Afirmó el contralor general de Antioquia, Sergio Zuluaga Peña, que en el fallo de responsabilidad fiscal se determinó la configuración de un detrimento patrimonial para las arcas municipales de Campamento, en el Norte de Antioquia, por valor de 418‘674.623 pesos, del cual son responsables los citados funcionarios.


La decisión final de la Contraloría General de Antioquia se dio luego de haberse cumplido con el procedimiento legalmente establecido y garantizando a los implicados su derecho a la defensa y debido proceso. 


La Procuraduría


Y por presunta violación al régimen disciplinario, la Procuraduría formuló cargos contra varios exfuncionarios también de la Alcaldía de Campamento y del mismo periodo 2008 – 2011. 


Los implicados habrían incurrido en falta disciplinaria por presuntas irregularidades en la suscripción de un convenio interadministrativo por valor de 25 millones de pesos para la construcción del puente peatonal Quebrada Negra.


La Procuraduría formuló pliego de cargos contra los señores William Arsenio Cárdenas Luján y Catalina María Lopera Posada, en sus condiciones de alcaldes (e) de Campamento, y Jhon Fredy González Restrepo, en calidad de director de Planeación del mismo municipio para la época de los hechos.


A los investigados se les cuestiona por, supuestamente, no haber desplegado las acciones tendientes a la ejecución de un contrato interadministrativo por el citado valor, suscrito por la Administración Municipal de Campamento con la Secretaría de Participación Ciudadana y Desarrollo Social del departamento de Antioquia, para la construcción del puente peatonal Quebrada Negra, a sabiendas que ya se tenían los materiales, el presupuesto y la prórroga necesaria para llevarlo a cabo.


Consideró el ente de control que los sujetos disciplinables pudieron desconocer, entre otras, la Ley 80 de 1993 que en el numeral 1 del Artículo 26 establece: “Los servidores públicos están obligados a buscar el cumplimiento de los fines de la contratación, a vigilar la correcta ejecución del objeto contratado y a proteger los derechos de la entidad, el contratista y de los terceros que puedan verse afectados por la ejecución del contrato”.


Así mismo, señaló la Procuraduría que los entonces funcionarios podrían estar incursos en falta disciplinaria por incumplir lo normado respecto a la garantía de la función pública: “El sujeto disciplinable, para salvaguardar la moralidad pública, transparencia, objetividad que debe observar en el desempeño de su empleo, cargo o función, ejercerá los derechos, cumplirá los deberes, respetará las prohibiciones y estará sometido al régimen de inhabilidades, incompatibilidades, impedimentos y conflicto de intereses, establecidos en la Constitución Política y en las leyes (Artículo 22 del Código Disciplinario Único).


Los implicados presuntamente desbordaron la finalidad esencial de la contratación administrativa que se traduce en la realización del interés público, la eficiente prestación de los servicios públicos y la efectividad de los derechos de los administrados.


En esta etapa del proceso, la Procuraduría Provincial de Yarumal calificó las faltas de los exfuncionarios como gravísimas cometidas a título de dolo, por su posible participación en la actividad contractual en detrimento del patrimonio público y con desconocimiento de los principios que regulan la contratación estatal y la función administrativa.


Finalmente, la Procuraduría Provincial de Yarumal precisó que los sujetos procesales podrán solicitar o aportar las pruebas que estimen conducentes y pertinentes para su defensa.


Cabe señalar que en ambos procesos adelantados tanto por la Contraloría de Antioquia como por la Procuraduría figura el nombre del exalcalde encargado William Arsenio Cárdenas Luján.



Los investigados

En la elección popular del alcalde de Campamento de octubre de 2007 para el cuatrienio 2008 – 2011 ganó como mandatario municipal Adelmo Sánchez Serna, quien fue avalado por el movimiento político Alas Equipo Colombia, el cual ya desapareció.


En el transcurso de su gobierno encargó varias veces de la Alcaldía a integrantes de su Gabinete, para ausentarse de Campamento y cumplir gestiones en Medellín y en otras regiones del departamento.


Es el caso de William Arsenio Cárdenas y de Catalina María Lopera.