Economía

Six month IBR (Reference Banking Indicator): new financial tool
Indicador IBR a seis meses: nueva herramienta financiera
Autor: Igor Eduardo Torrico Silva
30 de Mayo de 2016


Según Asobancaria, el nuevo indicador ubica al mercado financiero local en una posición similar a la de los mercados desarrollados en materia de tasas de referencia.



El sistema financiero colombiano ha mostrado un gran dinamismo en los últimos años.

Cortesía CrediCorp Capital

Desde el pasado 23 de mayo el mercado financiero colombiano cuenta con un nuevo instrumento, el Indicador Bancario de Referencia (IBR) a seis meses, que le permite planificar e interpretar mejor sus operaciones con bonos, papeles o deuda, y que también es una muestra del desarrollo que está alcanzando el sector en Colombia. 


Así lo explicó el economista Munir Jalil, jefe de investigaciones económicas del Citibank para la región andina, quien señala que este IBR a seis meses se suma a los existentes que cubren lapsos de un mes, tres meses, un año, dos años. Con lo cual llena un vacío (el período entre los tres meses y un año) y permite a un banco o un inversionista tener una visión más completa en el caso de un lanzamiento de bonos o deuda. 


En concreto indicó el economista: “Te ayuda a tener una mejor visión y una mejor percepción de lo que puede pasar a un plazo más largo, como un año, por ejemplo”.


La Asociación Bancaria y de Entidades Financieras de Colombia (Asobancaria) considera que este nuevo indicador permite avanzar en la consolidación de una curva de tasas de interés de referencia de corto plazo para el país. Además permitirá a los usuarios financieros contar con una nueva opción para sus productos de crédito e inversión.


Indica la organización en un boletín que la rápida aceptación del IBR en el mercado se debe a la confianza, transparencia, oportunidad y credibilidad en su formación. Según Asobancaria, el indicador ha respondido muy bien a las expectativas del mercado y esto se está evidenciando en la evolución de los productos financieros que lo utilizan. En la actualidad, la mayoría de los establecimientos bancarios ofrecen productos financieros como cartera, CDT y bonos atados al IBR.


Según cifras de la asociación, a diciembre de 2015, la cartera de los establecimientos de crédito atada al IBR ascendió a $21 billones, hecho que implica un crecimiento del 140% frente al corte de 2014. Por su parte, la colocación en CDT ascendió a $17 billones, con un crecimiento del 36% frente al año anterior.


El IBR fue creado en 2008, por iniciativa del sector bancario con el respaldo del Banco de la República, el Ministerio de Hacienda, y la Superintendencia Financiera de Colombia, con el fin de que existiera en el mercado una tasa de referencia que reflejara adecuada y oportunamente el costo del dinero. En la actualidad, el indicador es calculado de forma diaria, y publicado por el Banco de la República, que lo calculaba hasta ahora para tres referencias: IBR Overnight o de un día, IBR un mes y el IBR de tres meses, a los cuales se suma ahora la referencia de seis meses.



Aún el DTF es el preferido

Explicó el economista Munir Jalil que el IBR nace con el fin de desplazar a la medidora reina del mercado financierio, la tasa DTF, creada a finales de los años ochenta, debido a que se considera que esta última no es completa.


Su falla está en que sólo mira cuánto van a pagar los bancos por el dinero de los depositantes en certificados de depósito a término (CDT) a 90 días. “Es decir, como tasa de referencia de mercado es incompleta porque solamente está mirando un lado de la ecuación. No está mirando la captación. No está mirando a cómo se ponen los créditos” comentó Jalil. 


Aspecto que la IBR subsana al incorporar ambos componentes, precisó.  Sin embargo, el desplazamiento aún no termina, los operadores del mercado están muy culturizados con la DTF, aunque en los últimos años ha habido un desarrollo significativo de transacciones atadas al IBR, explicó el analista.