Economía

Industry shrunk in the Aburrá Valley
Industria se contrajo en el Valle de Aburrá
Autor: Monica Andrea Saavedra Crespo
29 de Mayo de 2016


Los principales obstáculos que enfrentaron los empresarios en el primer trimestre de 2016 fueron la tasa de cambio, costo de materias primas e insumos, la falta de demanda y contrabando, según la Andi.


Durante el primer trimestre de 2016, la producción del sector fabril de Medellín y el área metropolitana registró una ligera reducción de 0,2%, mientras que en el mismo período de 2015 se ubicó en 2,8%, según la muestra trimestral manufacturera regional del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane).


Este resultado de esa subregión antioqueña es reflejo de la situación en Colombia, ya que el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo indicó que en todo el país hubo disminución en la producción industrial de la hilatura, tejedura y productos textiles y de menos demanda de químicos básicos.


A pesar de la contracción de la producción fabril en el Valle de Aburrá, sus ventas incrementaron 4,8% en los primeros tres meses de este año, cuando en el mismo periodo del año pasado se ubicó en 2,3%.


Así mismo, el personal ocupado en 2016 creció 2,3% en el primer trimestre, mientras que en el de 2015 se ubicó en 0,4%.


En ese sentido, Juan Camilo Quintero Medina, gerente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi) regional Antioquia, sostuvo que “lo importante es que estén creciendo las ventas. A pesar de que haya una leve contracción en la producción, es precisamente porque hay un halo de prudencia frente a los pronósticos de no crecimiento que es similar al del año pasado, porque ya estamos hablando de que la economía va a crecer aproximadamente un 2,9%”.


Esto significa, de acuerdo con Quintero Medina, que la industria antioqueña ha sido un poco más conservadora frente a la producción y está esperando cómo se va a comportar la economía.


“Los antioqueños por lo general son un poco más prudentes y cautelosos y a pesar de que están creciendo las ventas; si no se limita un poco la producción, van a aumentar los inventarios y estos son costos importantes para la compañía porque queda el capital en cierta medida congelado”, agregó Quintero Medina.


Crecimiento de otras regiones


En contraste, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo comunicó que la Costa Atlántica obtuvo un incremento en su producción del 6,1% y de 2,4% en sus ventas, y el Eje Cafetero con 5,8% y 9,4%, respectivamente.


Estas cifras las catalogaron como las regiones que lideran el crecimiento industrial del trimestre frente al mismo periodo del año anterior.


También crecen los Santanderes, Bogotá y Cali, por sus productos de carne, frutas, hortalizas, bebidas, aceites y grasas, minerales no metálicos, papel y cartón, medicamentos, entre otros.


Es así que María Claudia Lacouture, ministra de Comercio, Industria y Turismo (MinCIT), manifestó: “Las cifras son contundentes y es por esto que podemos afirmar que estamos en un muy buen momento. La industria lleva diez meses creciendo y esto no ha sido azar, sino el esfuerzo que venimos realizando tanto los empresarios como el Ministerio, buscando ser más productivos, competitivos y trabajando unidos para generar valor agregado y abrir nuevos mercados”.



Positivo registro nacional

Según la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta (Eoic) de la Andi de marzo de 2016, en su informe durante el primer trimestre del 2016 comparado con el mismo período del año pasado, la producción industrial aumentó 6,1% incluyendo el sector de la refinación.


Esto, debido a que los indicadores registraron un panorama positivo en la actividad manufacturera, con crecimientos en producción y ventas.


Es importante resaltar que el buen desempeño se explica en parte por la entrada en funcionamiento de Reficar. Sin embargo, las cifras reflejan un buen comportamiento aún sin tener en cuenta el sector de refinación.


A pesar de ello, algunos indicadores continúan por debajo de los promedios históricos, en una perspectiva amplia la industria se ha rezagado frente a otros sectores y las exportaciones no repuntan.