Nacional

Gobierno español pidió a Eln acabar con secuestro en el país
28 de Mayo de 2016


El Gobierno español celebró la liberación de la periodista española Salud Hernández-Mora y dos reporteros de RCN televisión, secuestrados en el Norte de Santander por el Eln, a la que reclama que renuncie definitivamente al secuestro.


EFE


"El secuestro es un atentado contra la libertad, el derecho más inalienable de todo ser humano y no puede utilizarse como arma para lograr ningún fin", afirma el Ministerio de Asuntos Exteriores español en un comunicado.


Asimismo, mostró su satisfacción por la liberación tanto de Hernández, corresponsal del diario español El Mundo y columnista del periódico El Tiempo, como de Carlos Melo y Diego D’Pablos, del canal de televisión RCN.


Desde Sitges (noreste), donde participó en un seminario económico, el ministro en funciones, José Manuel García-Margallo, expresó también su alegría y dijo que nunca creyó que corriera peligro durante su secuestro por parte del Eln.


Eso era debido a tener constancia de que era el Eln el que la había secuestrado y a que esta organización está en conversaciones muy avanzadas con el gobierno nacional.


Respecto a las informaciones en las que se apuntaba que la periodista podría no haber sido secuestrada, ha señalado que en un primer momento se barajó esa posibilidad porque había transmitido a la revista colombiana Tiempo, en la que también escribe, que iba a desplazarse a una zona en la que posiblemente podía estar incomunicada varios días.


Sin embargo, posteriormente se supo que fue retenida en contra de su voluntad, sobre todo cuando fueron secuestrados otros dos periodistas más.


Los colombianos fueron hechos cautivos cuando acudieron a la convulsa región del Catatumbo, fronteriza con Venezuela, para cubrir la desaparición de Hernández.


El Gobierno de España agradeció al Ejecutivo de Bogotá las acciones adelantadas para la liberación de Salud Hernández, quien tiene doble nacionalidad colombo-española, al afirmar que "en todo momento ha mantenido contacto con las autoridades españolas".


Y también aplaudió la mediación de la Iglesia Católica, que, en su opinión, fue "determinante" en la liberación de Salud Hernández-Mora.