Economía

Freight carriers seek solutions to “loads” of the sector
Transportadores buscan soluciones a “cargas” del sector
Autor: Igor Eduardo Torrico Silva
26 de Mayo de 2016


Hasta mañana se desarrollará en Medellín un evento que reúne al sector y espera superar el número de visitantes y negocios de las oportunidades anteriores.


Foto: Archivo El Mundo 

La mayor parte de la carga en 

Colombia se moviliza por carretera.

El sector del transporte de carga en el país, que inauguró anoche su XIV feria ExpoTransporte 2016, considera que tiene muchos problemas y muchos enemigos que atentan contra su viabilidad como negocio, por lo que esperan con este evento conseguir algunos caminos que permitan solucionar los múltiples problemas que les aquejan.


Así lo señaló Alejandra Baquero, presidente de la Junta Directiva de la Asociación de Transportadores de Carga (ATC), quien agregó: “Estamos pasando muchas dificultades porque tenemos muchos enemigos, tenemos problemas de seguridad, los fletes no reaccionan, hay muy poca carga, en los puertos casi no está entrando mercancías y el Gobierno Nacional está sacando una cantidad de normas y decretos que nos están afectando mucho”. 


Agregó Baquero que entre las dificultades se encuentra el anuncio de peajes nuevos y el alza en las tarifas, el costo del dólar que impacta en el precio de los insumos. “Creo que es la época más crítica de la que me ha tocado a mí vivir”, admitió la gremialista.


Uno de los aspectos centrales entre las dificultades del sector transportador está referido a las condiciones que exige la Ocde en este tema, como lo es el referido a la vida útil del parque automotor, que en Colombia puede superar los 25 años y que la organización internacional establece en un máximo de ocho, precisó Orlando Ramírez, secretario general de ATC. 


Ramírez agregó como dato que las tractomulas pagan actualmente $22.900 al pasar por un peaje, cifra que el Gobierno quiere llevar a $50.000 y $60.000, incremento superior al 100%. “Una cosa es la que quiere el Gobierno y otra la que podamos pagar”, sentenció.


Transversal al tema del transporte está el hecho del desconocimiento de las particularidades del sector. Hecho comentado tanto por Baquero como por Ramírez. Para la presidente de la Junta Directiva, quienes diseñan las políticas desde los ministerios no conocen la diferencia entre “un camión de paletas y una tractomula”. Mientras que el secretario general indicó que hay estadísticas incorrectas: “Según el Dane, el sector tiene 98.000 vehículos. Eso es falso. El total es de 313.000 unidades, dentro de las cuales hay 50.000 mal matriculadas. Al final se genera una sobreoferta de 60%”.


Consultada sobre qué requeriría el sector de transporte para que las cosas puedan mejorar, Baquero puntualizó: “Básicamente, le hemos insistido al Gobierno Nacional que cumpla los decretos que ha firmado, porque existe la legislación. Los decretos que hemos conseguido nos permitirían a nosotros avanzar y crecer, pero tenemos decretos firmados que el Gobierno Nacional no hace cumplir”.


Y ante esta coyuntura tan difícil, ¿para qué una Expo? “La propuesta de Expotransporte es precisamente esa. La ATC es un sector propositivo, un gremio que construye, que quiere convocar, que quiere encontrar soluciones y queremos mostrar el panorama completo del transporte”, respondió Alejandra Baquero y agregó que de allí la importancia de los asistentes gubernamentales y estudiosos del tema que estarán presentes en el evento.



Régimen sancionatorio

El pasado 19 de mayo la Plenaria del Senado de la República aprobó el Régimen Sancionatorio del Transporte, su Infraestructura y sus Servicios Conexos y Complementarios, luego de más de un año de intensos debates en esta corporación y de socializar el articulado del proyecto con cada uno de los diferentes actores de este sector en todo el país.


Este nuevo régimen fortalece las herramientas jurídicas, técnicas y financieras de la Supertransporte para el ejercicio de sus funciones de inspección, vigilancia y control del transporte público en Colombia, informa esta Superintendencia.


Además, este articulado define -de manera específica- los sujetos de vigilancia, las infracciones y las sanciones, buscando reglas objetivas y no discrecionales; la implementación de medidas cautelares y preventivas; la descongestión administrativa a través de un proceso verbal abreviado; y la imposición de multas acorde a la realidad, entre otros aspectos importantes.


El texto entrará a conciliación en la Cámara de Representantes y el Senado, para luego pasar a sanción presidencial y convertirse en ley de la República.