Economía

The ten municipalities will fight against structural unemployment
Las diez alcaldías lucharán contra el desempleo estructural
Autor: Igor Eduardo Torrico Silva
19 de Mayo de 2016


El subdirector del Servicio Público de Empleo, Eduard Arias, mencionó la necesidad que tienen las industrias de mayor personal técnico e hizo un llamado: “Capacitarse en carreras técnicas, tecnológicas es importante. Capacitarse paga”.


Foto: Giuseppe Restrepo 

La formación técnica es uno de los mayores requerimientos de las empresas.

El Área Metropolitana junto a las diez alcaldías de la zona firmaron ayer el Plan Estratégico de Empleo para el Valle de Aburrá 2016-2028, que busca juntar fuerzas con el Servicio Público de Empleo y los distintos actores económicos que hacen vida en la región para reducir el desempleo, sobre todo, estructural.


Eugenio Prieto, director del Área Metropolitana, explicó en qué consiste el plan: “Junto al Servicio Público de Empleo, vamos a acompañar los esfuerzos que vienen haciendo Medellín, Envigado y otros municipios que ya tienen consolidado su centro de empleo pero obviamente respondiendo a un plan, que es un producto semielaborado en los diálogos con los diferentes territorios, focalizar Aburrá Sur, Aburrá Norte, Centro y buscar acompañarnos también del emprendimiento”.


Prieto hizo énfasis en la necesidad de que sea empleo pertinente y con las competencias respectivas, es decir, que las empresas tengan la disponibilidad de la mano de obra que están requiriendo. Otro aspecto que destacó en su presentación es la necesidad de que el trabajador labore en el municipio donde vive o cerca, y no como ocurre en la actualidad que muchas personas deben cruzar la ciudad para trabajar, dado que allí no se consigue el personal calificado.


Consultado sobre la cifra a la que se espera llegar con este plan, el funcionario dijo que la idea es alcanzar el promedio nacional de desempleo, dado que el Valle de Aburrá históricamente está por encima de esta cifra (13%). 


Eduard Arias, subdirector del Servicio Público de Empleo, adscrito al Ministerio de Trabajo, agregó: “El problema va más allá del desempleo, es un problema de formalización. Tenemos que buscar cómo disminuimos la tasa de informalidad”.


Este plan fue preparado durante seis meses de manera conjunta entre el Observatorio del Servicio Público de Empleo e investigadores del Observatorio Regional del Mercado de Trabajo de Antioquia. Uno de los integrantes de este último, el economista Wilman Gómez, sostuvo: “Esta iniciativa ayuda a atacar algo que se conoce como desempleo friccional o estructural, que tiene que ver con problemas de información (el empleador no sabe dónde está el recurso humano que requiere y viceversa), pero también tiene que ver con un problema de descuadre en los perfiles productivos y educativos”.


Abundó Gómez en que uno de los factores críticos en los que se ha enfocado este plan de empleo es en el de formación y capacitación para el trabajo adecuándose o respondiendo a las necesidades del sistema productivo, y ejemplificó: “Usted puede estar generando secretarias, pero hoy en día las empresas necesitan secretarias bilingües, que manejen computadores, internet”.   



Alcaldías comprometidas

Representantes de los municipios y el sector privado aplaudieron el plan. Jhon Jairo Santamaría, asesor en productividad y competitividad del municipio de Itagüí, señaló: “Tenemos una cantidad de potencialidades que tenemos que unir para el beneficio de la gente. Hace ocho días tuvimos una reunión con 150 empresarios, y ellos nos van a ayudar con la generación de empleo”.


Ingrid de Velásquez, encargada de gestión empresarial de la Alcaldía de Envigado, solicitó: “Dentro de la minimización de brechas me parece muy importante mirar las personas que están entre los 50 y 80 años, que son aún muy productivas y tenemos que pensar en ellas”.


Por su parte, Gladys Madrid, directora ejecutiva de la Corporación Empresarial Pro Aburrá Norte, valoró el acuerdo: “Es un hecho histórico del Área Metropolitana, la idea de sumar voluntades y entender el empleo como un concepto más regional y no meramente local, es fundamental. Hacía falta”.