Economía

Labor outsourcing, a pending topic of the LAP (Labor Action Plan)
Tercerización laboral, un pendiente del PAL
Autor: Monica Andrea Saavedra Crespo
15 de Mayo de 2016


El Plan de Acción Laboral (PAL) fue firmado el 7 de abril de 2011 entre los presidentes Barack Obama y Juan Manuel Santos como un punto clave para asegurar la bendición del Congreso estadounidense al Tratado de Libre Comercio (TLC) entre ambos países

Los cinco años de vigencia del PAL ha dejado un cumplimiento casi completo de los compromisos, por lo que quedan pendientes temas sobre la seguridad sindical y la tercerización laboral, que es uno de los pilares de las medidas.


Este se pactó bajo cuatro lineamientos que son el fortalecimiento de la institucionalidad pública laboral para ampliar la protección de los derechos laborales y sindicales; la reducción de la informalidad y de la tercerización laboral ilegal; la mejora en la protección de la vida e integridad de sindicalistas y los avances en la superación de la impunidad de los crímenes cometidos contra personas sindicalizadas.


Al respecto, el Ministerio de Trabajo resaltó en su informe que entre los principales avances del PAL está la imposición de US$4 millones en multas, la duplicación de la planta de inspectores, la liquidación de cerca de 2.000 Cooperativas de Trabajo Asociado, la firma de 160 acuerdos de formalización, la expedición de tres decretos que regulan el contrato sindical, la tercerización laboral y el trámite de los tribunales de arbitramento, entre otros. 


El viceministro de Relaciones Laborales del Ministerio de Trabajo, Enrique Borda Villegas, manifestó que “en el tema institucional, Colombia duró ocho años sin Ministerio de Trabajo, y el Plan de Acción Laboral impulsó la creación de este en el año 2011 nuevamente, con una visión avanzada del Ministerio que incluye el tema de empleo y seguridad social, no sólo la inspección laboral”.


Según Carlos Díaz Lotero, director de la Escuela Nacional Sindical (ENS), “a cinco años de la firma del PAL, vivimos en una profunda paradoja: hay nuevas normas legales sobre relaciones laborales del país. Se prohibió la tercerización laboral en actividades misionales y permanentes (Artículo 63 de Ley 1429), mejoró la capacidad sancionatoria del Ministerio de Trabajo (Ley 1610), se establecieron penas de prisión  por violación de la libertad sindical (Artículo 200 del Código Penal) y se mejoró parcialmente el Trámite de los Tribunales de Arbitramento (Decreto 17 de 2016)”.


Además, “se regularon algunos aspectos del contrato sindical (Decreto 36 de 2016) y se fortaleció la institucionalidad pública laboral: creación del Ministerio de Trabajo, ampliación de la planta y la formación de los inspectores, modernización del sistema de inspección laboral, mejora de la capacidad de investigación, más fiscales e investigadores para casos de violencia antisindical”, agregó Díaz Lotero.


Sin embargo, de acuerdo con Díaz Lotero, los decretos, resoluciones, y decisiones en su reglamentación e implementación se han desvanecido en los propósitos, y los problemas que se pretendían resolver con el PAL permanecen sin solución.


No acaban la tercerización


En ese sentido, lo anterior se explica con que el hecho más significativo de esta situación paradójica y uno de los retrocesos más importantes, según sindicalistas, fue la expedición del Decreto 583 de 2016, que pretende reglamentar el Artículo 63 de la Ley 1429 (Ley de Formalización Laboral) y el Artículo 74 de la Ley 1753 de 2015 (ley que adoptó el Plan Nacional de Desarrollo).


Argumentó Díaz Lotero que aunque desde el mismo momento de la adopción del PAL se acordó la necesidad de expedir una regulación completa y sistemática del fenómeno de la tercerización ilegal, “lo cierto es que este decreto es un gran retroceso, fundamentalmente porque toda tercerización laboral será legal y permitida siempre y cuando cumplan con las normas laborales vigentes”, aunque se trate de actividades misionales y permanentes de los beneficiarios del trabajo, esto es, “sin dar más rodeos, una autorización para que se tercericen todas las relaciones laborales con proveedores, sin importar su forma jurídica y en desmedro de las garantías de los trabajadores”, indicó Díaz Lotero.


Asimismo, Luis Pedraza Becerra, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), manifestó que los índices de tercerización por contratos de servicios en el sector público incrementaron, cuando firmaron el PAL estaba el 53% de trabajadores del Estado con contratos de servicios y en este momento están en el 59%, mientras que en el sector privado pasó del 52% a 67%.



Balance del PAL en cinco años

1. Fortalecimiento.


Servicio Público de Empleo: 318 centros de empleo de la red pública (Sena, Cajas de Compensación, etc) han atendido a 3 millones de personas al año.


El Sena en 117 centros de formación adelanta sus programas.


13.200 cupos para 10 especializaciones y 7 carreras tecnológicas gratuitas en el primer semestre de 2016.


1’556.470 usuarios fueron atendidos en el programa COlabora para 2015.


La planta de inspectores laborales aumentó de 424 en 2011 a 904, llegando a vincular 837 gradualmente en 2015.


En 2015 se realizaron jornadas de sensibilización con empleadores y trabajadores, participaron 458 personas, 283 del sector portuario, 98 minero y 44 floricultor.


Se firmó un convenio entre el Sena y la Central de Inversiones S.A. (Cisa) para el cobro de multas.


2. Diálogo Social. 


Entre 2011 y 2015 hubo dos concertaciones de salario mínimo.


1’200.000 servidores públicos se beneficiaron con negociaciones colectivas del sector público.


La Comisión Especial de Tratamiento de Conflictos ante la OIT alcanzó 89 acuerdos de 143, 11% es Convenciones Colectivas.


Se reglamentó la convocatoria de Tribunales de Arbitramento.


3. Formalización laboral.


Prohibición de las CTA, pasaron de 2.117 en 2010 a 277 en 2015.


Regulación del Contrato Sindical.


Inspección focalizada para acciones de formalización, 568 procesos laborales sancionatorios se realizaron en 2015.


209 empresas manifestaron su voluntad para acuerdos de formalización laboral, 158 ya suscritos.


Más de 25.000 trabajadores tienen contratos de trabajo con vinculación directa.


En 2015, los Acuerdos de Formalización alcanzaron 71 suscritos, beneficiando a 4.500 trabajadores. 


4. Protección y Reforma a la Justicia Penal.


694 sentencias condenatorias se generaron en 2015 por delitos contra sindicalistas, con 59 personas condenadas.


En 2015 la Policía Nacional realizó 5 capturas en relación con homicidios, 48 capturas por esos casos en otros años y 73 vinculaciones para judicializar.


La Fiscalía General de la Nación en 2015 vincularon a 62 personas con imputación de cargos, 3 escritos de acusación, 19 capturas y 15 están privados de la libertad.


2.706 estudios de riesgos a dirigentes o activistas sindicales ha realizado la Unidad Nacional de Protección (UNP) entre 2012 y 2015.


Fuente:Ministerio de Trabajo.




Falta seguridad sindical

De acuerdo con Pedraza Becerra, el Gobierno debe avanzar más  en lo referente para erradicar plenamente la violación a los derechos humanos de los sindicalistas. “En este último año se registra 67 sindicalistas, también se raja en ese sentido, por el contrario se eliminó el 70% de esquemas de seguridad a sindicalistas”, indicó.


Borda Villegas sostuvo que así como han logrado resultados en algunos puntos, aún les falta lograr otros. “Tenemos que decir también que aún tenemos un trecho por recorrer. Por ejemplo con el tema de la impunidad en los casos que se están adelantando las investigaciones por muerte o amenazas a sindicalistas. Hoy con el apoyo de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) estamos avanzando”.