Economía

Odebrecht will have substitute in the Magdalena River PPP (Public-Private Partnership)
Odebrecht tendrá sustituta en APP del río Magdalena
Autor: Igor Eduardo Torrico Silva
13 de Mayo de 2016


En este momento existen acuerdos de confidencialidad entre Navelena y los inversionistas interesados, que no permiten que se conozca el nombre de las empresas que sustituirían a la brasileña.


Foto: Cortesía 

Por el río Magdalena se movilizan 1,4 millones de toneladas al año.

Finalmente Odebrecht Colombia se rindió y prefirió hacerse a un lado. Es por ello que cederá su participación accionaria mayoritaria dentro de la sociedad Navelena SAS a una de las tres empresas interesadas en ocupar su lugar en la APP para la recuperación de la navegabilidad del río Magdalena y así garantizar la credibilidad del proyecto, que se vio salpicado por el escándalo que en Brasil ensombrece a la casa matriz.


La salida de la sucursal brasileña fue informada mediante boletín de prensa por la Corporación Autónoma Regional del Río Grande de la Magdalena (Cormagdalena), en la que se precisa que con la medida se busca: “Acreditar la solvencia financiera y garantizar así la credibilidad frente al proyecto de APP, que se ha visto afectada por los problemas reputacionales que enfrenta la firma brasileña”. 


Como se recordará, a principios de marzo Marcelo Odebrecht, el millonario y expresidente de la constructora del mismo nombre, que además es la empresa de ingeniería y construcción más grande de América Latina, fue condenado a 19 años y cuatro meses de prisión por un escándalo de corrupción que involucra a la petrolera estatal brasileña Petrobras. Esa detención y todo el escándalo que se ha desatado en el gigante del sur por estos hechos, llevó a una preocupación generalizada en aquellos países donde la trasnacional tenía inversiones, como es el caso de Colombia. 


Por ello no fue casual que un mes después de la detención del expresidente de la empresa, el consorcio Navelena aún no hubiese acreditado los $662.793,4 millones de financiación de fondos de capital privado que requiere el cierre financiero del contrato de concesión.


Además del capital anterior, según la sección 8.01 del contrato de APP #001 de 2014, $87.371 millones deben ser recursos de patrimonio. Estos soportes, entre otros que permiten certificar la financiación del proyecto, tampoco se habían completado. Por lo que Cormagdalena devolvió la documentación “insuficiente” de esos requisitos, que estaban estipulados para el 11 de marzo.


A pesar de la situación difícil que incluyó incluso un pronunciamiento negativo del Consejo de Estado, en aquel momento el vicepresidente Germán Vargas Lleras indicó: “No hemos sacado a Odebrecht” del proyecto, pero se requería que presentara a más tardar el 11 de mayo la nueva documentación. Pero como llegó el 11 de este mes y no lo logró, la brasileña prefirió dejar la APP.



Dificultades en aumento

“Los avales que nos dieron no cumplían con lo que exige el contrato, que es muy, muy exigente, y nosotros les dijimos que tienen que ceñirse estrictamente a lo que dice el contrato”, sostuvo a EL MUNDO el director de Cormagdalena, capitán Luis Álvaro Mendoza en aquel momento, sobre el incumplimiento de Odebrecht al recalcar que el contrato para recuperar la navegabilidad del río Magdalena “es mucho más estricto que cualquier 4G”. 


De hecho, la Financiera de Desarrollo Nacional no quiso participar en el proyecto, “ya que al igual que en el resto de las entidades bancarias colombianas existe preocupación por los delicados hechos que está afrontando Odebrecht en Brasil”.


Y quizás, como si fuese un último empujón, el Consejo de Estado, en una consulta hecha por el Ministerio de Transporte, conceptuó que las personas jurídicas (empresas) extranjeras que hayan sido condenadas en el exterior por delitos de soborno transnacional deben ser inhabilitadas en Colombia.