Columnistas

¿Quién representa a quien en el posconflicto?
Autor: David Roll
12 de Mayo de 2016


Gran parte de los acuerdos de paz gira en torno al mejoramiento de las condiciones de vida de los campesinos, ya que las Farc fueron en principio un movimiento de resistencia campesina.

Gran parte de los acuerdos de paz gira en torno al mejoramiento de las condiciones de vida de los campesinos, ya que las Farc fueron en principio un movimiento de resistencia campesina. El ministro del posconflicto, Rafael Pardo, nos explicó en una reunión de dos horas a un grupo de tres académicos, seis grandes empresarios, un exalcalde de Bogotá y otras tres personas, cuál es el plan de desarrollo regional del posconflicto, y la impresión que tuvimos varios es la de que no podía haberse encontrado mejor gerente para administrar tan pocos recursos en semejante desafío.


Por la brevedad del evento, sin embargo, quedaron en mi mente varias preguntas que quiero compartir con los lectores de EL MUNDO. La primera hubiera sido ¿qué tan cierto es que no hay plata ni instituciones  preparadas para este reto, como afirma en todos los escenarios posibles Juan Camilo Restrepo, recién exministro de Agricultura y también exministro de Economía de la época de los anteriores acuerdos de paz? La segunda hubiera sido ¿quién va a representar a esos 10 millones de colombianos ante el Estado para la gestión de dicho proceso de desarrollo rural? Mejor dicho, ¿quién representa a los campesinos en Colombia? ¿Tienen una organización que sirva de interlocutor? ¿Va a ser el partido que surga de los acuerdos? Si es así, ¿sí los representa? ¿Se sentirán representados por dicho partido? ¿O será una gestión meramente tecnocrática sin retroalimentación participativa,  por la dispersión de los representados y la falta de una organización  sindical, política o gremial que esté legitimada para hablar en nombre de ellos.


La última gran pregunta, que hizo  ya de salida un profesor de la universidad del Rosario a los que aun estábamos allá unos minutos después es: ¿y lo urbano? ¿Cuál es la propuesta  para lo urbano? Lo que yo interpreté como: los restantes cuarenta millones de colombianos,  que no son campesinos, que pueden esperar de los acuerdos, en términos de propuestas para la gestión de las urbes y sus grandes problemas? ¿A qué ministro le corresponde eso? Y sobre todo, ¿quién nos va a representar en semejante cuestión? ¿Serán los partidos políticos que en los tres últimos años perdieron su identidad  por su participación no institucional en el gobierno  de la Unidad Nacional? (todos menos el Centro Democrático, porque el nombramiento inconsulto  de los nuevos ministros del Polo y el Verde dinamitaron los últimos partidos que tenían  discurso ajeno a cuotas).


Esto demuestra lo que se ha dicho en el grupo de expertos en reforma política al cual  pertenecemos investigadores de varias universidades, gestores de tanques de pensamiento y líderes de ong’s sobre el tema, liderado por el MOE, y que yo resumo diciendo que el posconflicto sin reforma política y electoral a tiempo es como intentar vender una casa sin pintarla primero. Especialmente a nivel regional la cuestión es preocupante.