Mundo deportivo

As long as the body can bear it
Hasta que el cuerpo aguante
Autor: Juan Felipe Zuleta Valencia
10 de Mayo de 2016


Se cumplió con éxito el primer Grand Prix de Taekwondo realizado en el país. Medellín acogió durante todo el fin de semana el evento que se convierte en un hito para las disciplinas de combate en Colombia.


Foto: Giuseppe Restrepo 

Yair Medina (azul) ganó oro en el Grand Prix de Medellín.

En el cuadrilátero principal del Grand Prix de Taekwondo comienza un enfrentamiento que pronostica, desde los primeros golpes, el resultado que se confirmaría minutos más tarde.


El taekwondista de indumentaria azul y casi dos metros de estatura, le marca el camino de la derrota a su rival. Un muchacho del Valle que entre las patadas certeras que recibe y los gritos coléricos de su entrenador queda sin reacción hasta que el juez termina el encuentro.


El ganador se llama Yair Medina, quien seguramente tiene algunos golpes pero ganó y poco le importan los dolores.


Yair es campeón panamericano y además récord Guiness de Salto y Rompimiento. Estaba en el ciclo olímpico con todas las posibilidades de llegar a Río, pero una lesión frenó su impetú.


“Esto es alto rendimiento y las lesiones y golpes son parte de esto. Quedé por fuera un tiempo pero aquí estoy nuevamente”, dice Yair, todavía con la adrenalina del combate.


Después de dedicarle al taekwondo 17 años de los 27 años que tiene, comprendió que la dinámica de su disciplina no consiste en evitar los golpes y caídas sino en superarlos lo más pronto posible.


“Cuando se pierde una pelea lo primero en que se piensa es en el trabajo que se ha hecho, toda una temporada de entrenamiento, sacrificios y  tiempo invertido y perderlo en menos de diez minutos, da una tristeza enorme”, afirma reflexivo, Yair.


No se frustra ante la imposibilidad de ir a Río, en lugar de eso se mentaliza para comenzar un nuevo ciclo olímpico a partir del próximo año, en los Juegos Bolivarianos. 


Para llegar a donde se quiere hay que soportar las caídas. “No hay dolor cuando uno gana, es más, cuando termina la premiación y tienes tu medalla de oro, no sabes de dolores ni nada. Estás feliz porque tienes tu objetivo”, expresa Yair con una sonrisa, quien más allá de que esta vez le tocó ganar, sabe que lo importante al final es levantarse y dar la pelea: “Hasta que el cuerpo aguante”.



Balance de este Grand Prix

Anoche se dio clausura al certamen más importante que se haya realizado hasta ahora en las disciplinas de combate en el país.


En lo organizativo queda un buen balance, demostrando la capacidad federativa para realizar un evento de tres días con delegaciones nacionales e internacionales que ajustaron en total unos 2.000 deportistas.


Queda el respaldo de la empresa privada y otros patrocinadores que evidenciaron la proyeción  y potencial que tiene esta disciplina en el país.


En lo deportivo, se mostró un buen nivel; se destacaron las victorias de Óscar Muñoz, medallista olímpico y clasificado a Río 2016 y las muy buenas actuaciones de las delegaciones del Cesar y de Boyacá.