Mundo deportivo

Kittel rests dressed in pink
Kittel descansa vestido de rosa
9 de Mayo de 2016


El Giro disfruta hoy de la primera de las tres jornadas de descanso que incluye el programa de la 99 edición. El pelotón llega a Italia y mañana tendrá la cuarta etapa entre Catanzaro y Praia a Mare, de 200 km, que incluyen dos premios.


Foto: EFE 

Marcel Kittel, un velocista que celebra en el Giro.

Redacción-EFE


El alemán Marcel Kittel (Etixx) repitió etapa, se vistió de líder y hoy descansa vestido de rosa tras las tres primeras etapas del Giro de Italia en territorio holandés.


En una jornada sin tregua de principio a fin, Kittel volvió a celebrar pero la lucha entre los grandes aspirantes quedó intacta, porque, igual que el sábado, todos llegaron en el grupo de 94 ciclistas que encabezó el velocista del Etixx, incluidos los seis colombianos: Esteban Chaves (Orica), Carlos Betancur (Movistar), Rigoberto Urán (Cannondale), Darwin Atapuma (BMC), Daniel Martínez (Southeast) y Sebastián Henao (Sky).


Kittel volvió a mostrarse inexpugnable al esprín. A pura potencia ganó y sin discusión la etapa disputada sobre 190 km entre Nimega y Arnhem (Holanda), con un tiempo de 4h:23:45. Un triunfo que lo cambia del color rojo al rosa, de ser líder de la clasificación por puntos a líder general por las bonificaciones.


“Me encanta ganar en el Giro de Italia y estoy muy contento de poderme vestir con el maillot rosa, que me parece muy bonito. Las sensaciones son increíbles, y aunque sé que no durará mucho espero disfrutarlo aún unos días en Italia”, señaló Kittel, de 27 años, explicando las dificultades de la etapa, en la que hubo que trabajar duro para anular una escapada de cuatro corredores que resistieron hasta el final.


“Tuvimos un reto complicado, la etapa fue muy rápida y muy nerviosa. La escapada nos dificultó mucho las cosas, pero mis compañeros hicieron al final un gran trabajo y conseguimos llegar a la recta de llegada en condiciones de ganar”, concluyó.


Se refirió Kittel a la escapada que de entrada armaron el holandés Tjallingii (Lotto Jumbo), el italiano Berlato (Nippo), el sudafricano Van Zyl (Dimension Data) y el español Julen Amezqueta (Southeast). El cuarteto opuso resistencia hasta el circuito final, cuando el Etixx decidió a cuatro kilómetros de meta que se habían acabado las alegrías en vanguardia.


Resistió con bravura el surafricano Johann Van Zyl, quien abandonó la fuga a 12 kilómetros de meta, pero no pudo hacer nada por concretar la hazaña. A falta de dos el pelotón se le echó encima y allí apareció Kittel para cumplir, una vez más, con su condición de favorito para rematar el enorme trabajo de su equipo.