Economía

Greater vigilance for unsafe products
Mayor vigilancia a productos inseguros
Autor: Monica Andrea Saavedra Crespo
7 de Mayo de 2016


El empresario o comerciante  que detecte que su producto es potencialmente dañino para el consumidor, deberá dar aviso dentro de los tres días siguientes a tener conocimiento de causa.


Foto: Cortesía 

Todas las empresas deben avisar si sus productos tienen algún componente que los pueda hacer estallar en el futuro. 

Los vendedores deberán poner en conocimiento a la autoridad competente de la existencia de productos que resultan inseguros o que causen daños a los consumidores, con el fin de que se tomen medidas correctivas o se retiren definitivamente de mercado, como lo exige ahora el Decreto 679 de 2016 expedido por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo (MinCIT).


Esta normatividad, que aplica solamente para bienes y no para servicios, indica que el término para reportar empezará a contarse una vez se tengan evidencias o indicios graves de la inseguridad del producto como incumplir con un requisito técnico o se le haya informado del riesgo en otro país, entre otros.


Según la anterior ministra de Comercio, Industria y Turismo, Cecilia Álvarez-Correa, quien firmó el decreto, “este busca ser más una medida preventiva y correctiva, que un decreto sancionatorio. Pues pretende que el empresario o comerciante por sí mismo avise sobre un posible producto inseguro”.


A través de esta reglamentación se busca proteger la vida, salud y seguridad de los consumidores. Por eso es que cuando el empresario tenga noticia de que uno de sus productos es inseguro, se le indicará cómo proceder frente a dicho producto, bien sea retirándolo del mercado o haciendo ajustes que disminuyan el riesgo para que este se pueda seguir comercializando.


“Se debe diferenciar entre los productos defectuosos porque carecen de idoneidad o calidad, como cuando un computador no enciende, y los defectuosos que son inseguros, como un televisor cuya pantalla explote y pueda causar heridas a una persona. A estos últimos sí les aplica el decreto”, aclaró Daniel Arango Ángel, viceministro de Desarrollo Empresarial del MinCIT.


Están excluidos de esta reglamentación los productos nocivos, como los cigarrillos y los productos peligrosos que carezcan de defectos, como los serruchos, sustancias químicas, entre otros. Sin embargo, si estos presentan un defecto que pueda atentar contra la salud, la vida o la seguridad, el decreto los cobija.


En este sentido, concluyó el viceministro de Desarrollo Empresarial que “con esta reglamentación en materia de seguridad de producto se da un gran paso hacia el fortalecimiento de la Red Nacional de Consumo Seguro y  hacia el cumplimiento de los compromisos que tiene el país en el Comité de Políticas de Consumidor de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (Ocde)”.



Creación de base de datos

Además, el decreto formaliza la creación de una base de datos con la información detallada del producto defectuoso, en la que todos los consumidores, empresarios y agencias gubernamentales podrán encontrar si un bien que adquirieron o pretenden adquirir ha sido catalogado por la autoridad como inseguro.


Esta base de datos tendrá la identificación del producto, su tipo, el nombre bajo el cual se comercializa, su marca, la descripción del defecto y sus riesgos.