Economía

En Medellín, inflación de los pobres se triplicó en dos años
Autor: Duván Vásquez
7 de Mayo de 2016


Los alimentos se mantienen como el renglón que más ha incrementado los precios en el país, acumulando entre enero y abril de este año un 7,32%.


Foto: Giuseppe Restrepo 

En lo que va del año, el vestuario es el rubro que menos se ha encarecido.

La inflación se triplicó para la población con ingresos bajos de Medellín en los últimos dos años, ya que el reporte del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) muestra que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) pasó de 1,41% en los primeros cuatro meses de 2014 a 4,5% en lo que va de 2016.


Este encarecimiento de los precios para los pobres de la ciudad en ese periodo es mayor en 0,9 puntos porcentuales a lo registrado en todo el año 2014 (3,66%) y sólo está a 2,27 puntos porcentuales de la inflación registrada en todo el 2015 (6,77%) en el promedio nacional.


La suerte no es diferente para los otros estratos socioeconómicos en la ciudad. Aunque son menores en comparación con la de los pobres, la inflación para la población de ingresos medios se estableció en 3,9% entre los primeros cuatro meses de este año, mientras que para igual periodo en la clase alta se ubicó 3,24%, es decir, inferiores en 0,6 puntos y 1,26 puntos, respectivamente, en relación con el IPC de los de menores recursos.


Esta diferencia entre los estratos socioeconómicos tiene que ver con el destino de sus gastos. Según Alejandro Reyes, analista de la comisionista de Bolsa Ultraserfinco, “los rubros que más han subido de precio han sido básicamente los alimentos. Y estos pesan más en la canasta de los ingresos bajos que en los ingresos altos”.


En análisis en el ámbito nacional, se ha determinado que los alimentos pesan alrededor del 29% de la canasta familiar. Pero “en los ingresos bajos ese mismo rubro pesa casi el 40%, mientras en los altos es el 15%”, sostuvo Reyes.


En ese sentido, el informe del Dane evidencia que entre enero y abril de 2016 el grupo de bienes y servicios que presentó mayor variación en el país fue alimentos con 7,32%, casi dos puntos porcentuales más en comparación con el mismo periodo de 2015 (5,62%). Lo que dejó este porcentaje anualizado en 12,63%.


En los cuatro meses corridos de este año, los productos alimenticios que más se encarecieron fueron la papa (47,53%), arveja (45,85%), moras (41,64%), otras hortalizas y legumbres secas (33,84%), tomate de árbol (24,60%), otras frutas frescas (22,79%), naranjas (21,03%) y arroz (16,81%).


La inflación en general para Medellín se ubicó, entonces, en 0,66% en abril, 3,97% en lo que va de 2016 y 7,83% en su acumulado de los últimos doce meses.




Inflación descendería después de julio

En su análisis, el Banco de Bogotá indicó que es probable que la inflación anual vuelva a subir en mayo y junio (por un efecto estadístico), superando el umbral de 8%.


En eso concuerda el analista de Ultraserfinco, Alejandro Reyes, quien manifestó que la desaceleración de 0,4 puntos de la inflación reportada en abril (0,50%) tuvo que ver con una disminución “sorpresivamente” de los bienes regulados: gas y energía, pero no por una tendencia decadente desde el cuarto mes del año.


De hecho, el analista explicó que “tuvimos el año pasado unos meses de mayo, junio y julio muy bajitos de inflación de alimentos. Entonces, lo que estamos viendo es que puede haber una subida adicional por culpa de los alimentos este año en la inflación anual”.


Sin embargo, Reyes aseveró que desde la comisionista Ultraserfinco estiman que “estamos al final de las subidas, probablemente en junio y julio veamos los máximos de la inflación”. Entonces, en el segundo semestre “vamos a ver bajando la inflación e inflaciones mucho más controladas”.